Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Avance de Déraciné

Probamos el juego de From Software en VR.

Hemos podido acercarnos al stand de Sony a probar Déraciné, el próximo título de From Software, que será exclusivo de PS VR. Esta palabra francesa significa algo así como 'desarraigado' en francés, y parece que ese el sentimiento que tienen algunos de los niños que habitan en la mansión victoriana donde reside la protagonista, un hada que trata de demostrar su existencia al mundo. Una hazaña teniendo en cuenta que se encuentra atrapada en el tiempo; tan solo determinadas interacciones permiten que la vida siga su curso.

La forma ideal de probar este juego es con dos Move, para recoger objetos y guardarlos en el inventario de la forma más cómoda. El desplazamiento se produce a base de teletransportes, con la posibilidad de rotar la cámara a base de saltos con dos botones. Como el tiempo está parado, tenemos libertad para investigar la mansión donde sucede el juego sin prisa; en el primer capítulo teníamos un espacio muy limitado que explorar, pero tras el primer salto podemos abrir puertas por toda la mansión.

El hada es capaz de interactuar con elementos tanto del presente como del pasado. Por ejemplo, en la primera misión tenemos que demostrar nuestra existencia a la joven Yulya devolviendo la vida a una flor marchita. Para lograrlo tenemos que fijarnos en una versión del pasado de ella que está en una mesa con un cesto. Al darle la vuelta al cesto podemos ver uvas, que si quemamos en una especie de hoguera nos dará el poder de revivir la flor, que se manifiesta en un brillo en el anillo que llevamos en la mano derecha. Al volver con la Yulya del presente podemos usar el poder del anillo para recuperar la flor; en ese momento el tiempo se mueve durante unos instantes y podemos escuchar la voz de esta joven.

El segundo capítulo es algo más complejo, ya que tenemos que buscar una serie de viales de hierbas para dejar noqueados a los habitantes de la mansión y así demostrar nuestra existencia a todos ellos. Aquí se abría el escenario y los puzzles se volvían un poco más complejos: había que fijarse en las sombras del pasado para ver qué había pasado, quién le había dado un objeto a quién, qué relación tenían los personajes y qué necesitábamos de cada uno de ellos. Conforme encontramos estas sombras del pasado podemos escuchar audios, que en algunas ocasiones dan pistas sobre los puzzles pero en otras dejan caer detalles de la historia. Tras 20 minutos de juego sigue siendo un gran misterio de qué va todo esto, pero desde luego ha logrado captar nuestra atención.

Una duda que se nos ha quedado es si el juego terminará teniendo alguna conexión con alguna otra franquicia de From Software. Quizá sea un guiño tonto, pero lo cierto es que la joven Yulya, la que insiste en pedirnos que demostremos nuestra existencia, está vestida de manera relativamente similar a la muñeca de Bloodborne. Quizá sea simplemente que estoy viendo lo que mi mente quiere ver, pero cuando terminé la demo descubrí que había estado observándome Masaaki Yamagiwa, productor de Bloodborne, que vino a darme la mano tras quitarme las gafas.

Déraciné me ha dejado con ganas de más, tanto por la curiosidad por ver qué puede hacer From Software con la VR como por saber qué secretos guarda este título. La jugabilidad no es demasiado compleja, pero con muy poco de tiempo de juego uno ya se queda con ganas de explorar más a fondo la mansión para descubrir los secretos que escoden ella y sus habitantes. Este mismo año podremos despejar las dudas.

Etiquetado con

Acerca del autor

Avatar de Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.

Comentarios