Si haces clic en un enlace y realizas una compra es posible que recibamos una pequeña comisión. Lee nuestra política editorial.

Probamos los auriculares Recon3D Omega Wireless de Creative Labs

Sonido envolvente de gama alta.

Aunque para gran parte del público ha pasado desapercibido, la gran evolución gráfica de los últimos tiempos ha ido acompañada de una revolución sonora similar. Hemos pasado de simples sonidos stereo sintetizados mediante modulación de frecuencia a auténticos sistemas de sonido envolvente con una calidad equiparable a la que podemos disfrutar en una película de Hollywood.

Hasta hace no mucho para disfrutar de ese sonido surround era necesario desplegar un sistema tipo home cinema, con varios altavoces y el consiguiente requisito de espacio y cableado. Recientemente, sin embargo, han empezado a aparecer soluciones más personales, que ofrecen una calidad similar dentro de unos simples y pequeños auriculares. Algunas de las ventajas son obvias - puedes usarlos incluso por la noche sin molestar a los vecinos y no necesitas un salón grande para poder colocar los diferentes altavoces -, pero sin duda la comodidad es la mayor de ellas.

Creative Labs, una empresa pionera dentro del mundo del audio para PC (¿verdad que os suena la mítica Sound Blaster 16?), presenta ahora el bundle Recon3D Omega Wireless, un paquete premium compuesto por una tarjeta de sonido externa y unos auriculares surround inalámbricos con los que pretende competir en un sector cada vez más poblado. Veamos si lo han conseguido.

Aunque no lo parece por lo reducido de su tamaño, el interior de la unidad Recon3D esconde un hardware sorprendentemente potente. Los auriculares inalámbricos Omega, por su parte, presentan una construcción robusta y ofrecen una gran calidad de sonido.

El hardware

La unidad Recon3D es la base en la que se sustenta todo el sistema de Creative. Se trata de un pequeño receptor que se encarga de decodificar la señal de audio surround para enviarla a los auriculares y que conectamos a nuestro PC o Mac a través de un conector USB que también se encargará de proporcionar la alimentación eléctrica. En el caso de usarlo con una consola (es compatible tanto con Xbox 360 como con PlayStation 3) debemos conectar el receptor por USB para darle la corriente necesaria y enchufar un cable TOSlink óptico para mandar la señal de sonido.

El panel de control en Windows.

Aunque no lo parece por lo reducido de su tamaño, en su interior esconde un hardware sorprendentemente potente. Su chip SoundCore 3D de cuatro núcleos decodifica con aceleración por hardware audio Dolby Digital 5.1, posee la tecnología y certificación THX TruStudio Pro para optimizar el efecto envolvente e incorpora también el sistema CrystalVoice para mejorar la comunicación por voz, con algoritmos de reducción de ruido, normalización de volumen y ecualización dinámica. Todos los parámetros se pueden controlar a través de un panel de control por software muy sencillo, adaptando la calidad del sonido a nuestra preferencia personal ampliando bajos, dando mayor profundidad al efecto surround o variando el rango dinámico, por ejemplo.

El otro elemento son los auriculares Omega Wireless, que como bien indica su nombre son inalámbricos y tienen una autonomía que puede alcanzar tranquilamente las ocho horas. Se enlazan con la unidad Recon3D a través de una pequeña tarjeta llamada Tactic Link que funciona en la banda de los 2.4GHz sin comprimir la señal y se configuran de forma muy simple, apretando un botón en el receptor y otro en los cascos para realizar la primera sincronización. Durante nuestras pruebas el rendimiento ha sido excelente: el sonido era claro, sin cortes e incluso superando una distancia de diez metros no notamos ningún tipo de merma en la calidad de la reproducción.

Su construcción es muy robusta, con una pieza central de metal recubierta de plástico de buena calidad y un aspecto francamente sólido y resistente. La única pega es que quizás aprietan un poco en las orejas, seguramente con el objetivo de evitar que se puedan caer al hacer un movimiento brusco con la cabeza; realmente no llega a ser molesto, pero sí que se nota la presión un poquito más de lo necesario. En cualquier caso te acabas acostumbrando y no resulta ni de lejos tan molesto como en otros auriculares que hemos probado, como algunos modelos concretos de la conocida marca AKG.

El micro que se conecta a los cascos no guarda demasiados secretos: posee cancelación de ruido y con chat de voz da una calidad más que correcta, aunque tampoco hay demasiada diferencia con otras soluciones. Más que a la calidad de la implementación de Creative esto es achacable a los codecs y el bitrate con el que transmiten el sonido servicios como Skype o Xbox Live.

Pruebas de sonido

Para poner a prueba los Recon3D Omega Wireless los hemos estado utilizando con unos cuantos videojuegos (Killzone 3, Dead Space 2, Battlefield 3, Counter-Strike: Global Offensive) y varias películas (Black Hawk Down, Transformers: Dark of the Moon) y series (The Pacific, Battlestar Galactica) en Blu-ray.

Lo primero que notas - independientemente de la fuente - es que Creative ha optado por enfatizar especialmente los bajos, haciendo que los disparos y las explosiones suenen con gran contundencia y que por momentos incluso tengas la sensación de que los auriculares incorporan un subwoofer. A pesar de ello el resto de frecuencias también está bastante equilibrado, y no se aprecia que los bajos se "coman" al resto de sonidos. La reproducción es muy clara, y al cubrir totalmente la oreja también aíslan perfectamente del exterior, mejorando la inmersión.

Los Creative Recon3D Omega Wireless no son precisamente baratos, pero es una cantidad más que razonable por unos de los mejores auriculares para gaming que podemos comprar dentro de su rango de precio.

Aunque (y esto es importante tenerlo en cuenta) el sonido envolvente es simulado y no real, el efecto que produce el Recon3D tiene poco que envidiar a un equipo 5.1 tradicional. La direccionalidad está muy lograda y las diferentes opciones del sistema THX permiten ajustarla con precisión según el tipo de contenido que estamos reproduciendo. Con Dead Space, por ejemplo, se distingue perfectamente desde dónde viene cada sonido, haciendo que la experiencia sea todavía más aterradora.

La conexión del Recon3D a una consola es un poco más compleja que en PC (donde todo el proceso es plug and play), pero no te dará ningún problema. En la caja, además, vienen todos los cables necesarios.

Un detalle curioso es el modo Scout, dirigido especialmente a los usuarios de shooters online. La idea es ampliar las frecuencias medias y altas analizando el sonido de ambiente, para ampliar efectos como los pasos y así detectar mejor cuando se aproxima un enemigo. La prueba con CS:GO demuestra que el sistema funciona para localizar mejor a los rivales y evitar que te pillen por la espalda por sorpresa, aunque no está exento de problemas: se exageran muchísimo determinados efectos (pasos, salpicaduras de agua, viento) y en una partida normal puede resultar hasta molesto. Le vemos utilidad para progamers y gente muy competitiva, pero el resto seguramente preferirá el sonido normal y sin adulterar.

Finalmente conviene destacar que el hecho de ser inalámbricos no ha producido ningún tipo de problema: no se aprecian ni retraso ni interferencias, y la calidad de audio no se resiente al ser una transmisión sin compresión. Con un rango de alcance de diez metros dan la misma calidad que unos cascos similares con cable, pero son muchísimo más cómodos de usar.

Conclusión

En los últimos tiempos unos cuantos fabricantes han presentado interesantes auriculares de gama alta destinados a jugadores, destacando especialmente los de las firmas Astro Gaming y Tritton Audio. Tras probar los Omega ya podemos sumar a Creative Labs también en esa lista.

Costando 249,99€ no es que sean precisamente baratos, pero es una cantidad más que razonable por unos de los mejores auriculares para gaming que podemos comprar dentro de ese rango de precio. Proporcionan un sonido claro y equilibrado, un muy buen efecto envolvente, una notable calidad de construcción y unos resultados que pese a ser inalámbricos no tienen nada que envidiar a otras alternativas de gama alta con cable.

Si a eso le sumas la posibilidad de conectarlos también a Xbox 360 y PlayStation 3, un excelente rendimiento con películas y música y un software lo suficientemente flexible como para adaptar su uso a cualquier tipo de oído, la conclusión es obvia: si tienes ese dinero y quieres mejorar exponencialmente la experiencia sonora de tu PC lánzate a por ellos.

Etiquetas

Acerca del autor

Avatar de Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Director

Jose es fundador de Eurogamer España y el director de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en su Twitter o verlo en su canal de Twitch.

Comentarios