Picture of Juan Aguilar

Juan Aguilar

Colaborador

Featured articles

Gatling Gears

Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta.

Rush'n Attack: Ex-Patriot

Revisando el clásico.

Torchlight

Diablo wannabe.

Raskulls

Calaveras cachondas.

Alien Breed III: Descent

Alien Breed II.V

Alien Breed 2: Assault

Esta nave es una ruina.

Entre las quejas que más he escuchado en esta generación se encuentran el exceso de juegos protagonizados por marines calvos, el abundante uso de la escala de grises y la preponderancia de los juegos de disparos. Parece ser que los chicos del Team 17 piensan que sois un hatajo de lloricas y por ello os traen una nueva aventura protagonizada por un calvo que dispara dentro de una nave diseñada por un amante del claroscuro.

Castlevania: Harmony of Despair

Más "despair" que "harmony".

Que levanten la mano los que alguna vez han empapado una toalla de playa y se han liado a dar latigazos a sus seres queridos. ¿Ya? Bien, algunos de vosotros tenéis lo que se conoce en psicología como “un plomillazo”, mientras que el resto sois acólitos de Belmont y el Thrombocid y estáis disculpados. A los primeros os aconsejo no hacer caso a la vocecilla interior, os aseguro que con el tiempo se hace más llevadero, mientras que los segundos están en disposición de hacerse con este nuevo Castlevania. Lo que quiero decir –sé que a veces puedo ser un poco críptico– es que esta nueva entrega sólo puede gustar a los auténticos seguidores de la saga.

Monday Night Combat

¡Malditos lunes!

Y es que los lunes apestan... Si le preguntáis a cualquier persona qué es lo que más desea en el mundo, os dirá "¡Ser un ninja!" (FAIL). Si le preguntáis "¿Qué día de la semana te gustaría hacer desaparecer?" Entonces te diría "¡Ah! ¡Los lunes!". Pues a eso me refiero.

DeathSpank

Ron, Ron, ¡cómo te queremos!

Analizar un domingo por la mañana un juego diseñado por un tipo que se llama Ron no es lo ideal. Me duele la cabeza sólo con pensarlo. Pero todo cambia cuando descubro con gozo que se trata de Ron Gilbert, padre de Monkey Island entre otros juegazos.

BlazBlue: Calamity Trigger

Voi che per li occhi mi passaste 'l core.

Guido Cavalcanti, poeta del duecento italiano, fue quien escribió este hermoso verso y cuya traducción podría ser algo como "Vos, que por los ojos me llegasteis al corazón". He tenido a bien titular el análisis de esta manera, pues lo que más llama la atención en Blazblue es su delicioso apartado gráfico, y vaya por delante que nunca he sido alguien que se ha dejado llevar por los gráficos (supongo que se debe al hecho de que empecé en los videojuegos con el inmortal Spectrum y Ataris varias, donde lo importante era la jugabilidad).

El tranquilo pueblo de South Park está siendo atacado por una vasta gama de indeseables enemigos: pelirrojos, sin techo, terroristas, viejos y vacas entre otros amenazan con destruir la armonía de la localidad más surrealista de Colorado. La única esperanza de salvación reside en un grupo de niños que nadie querría como hijos.

Richard Garfield, que en su niñez debió sufrir hasta límites insospechados con ese apellido, decidió vengarse de los crueles infantes convirtiéndose en profesor de matemáticas. Tal era su resentimiento y sed de venganza que no se contentó con arruinar la vida de los retoños en el colegio, sino que decidió martirizarlos incluso fuera de él. Para ello creó en 1993 el juego de cartas Magic: The Gathering.