Picture of Germán Cuellar

Germán Cuellar

Redactor

Lleva escribiendo en Eurogamer.es desde el primer día. Se atreve con todo tipo de juegos, aunque su gran debilidad son los títulos de lucha. ¡Más te vale no encontrártelo online si no quieres morder el polvo!

Featured articles

Análisis de Retro City Rampage

No dejes que la verdad arruine una buena historia.

Análisis de Quantum Conundrum

Puzzles en cinco dimensiones.

Análisis de Quarrel

Batalla dialéctica.

En corto: Quarrel es una graciosa reformulación de las reglas del Risk y el Scrabble que de graciosa no tiene nada, pero mola un montón. Dentro del envoltorio descargable se encuentra un juego de tablero (virtual) para varios jugadores que exigirá mucha retentiva léxica para ganar batallas y conquistar territorios.

Análisis de All Zombies Must Die!

Otro que muerde el polvo.

Mientras escribo esta reseña, en mi lista de iTunes suena un premonitorio 'Another One Bites the Dust' de Queen. ¿Casualidad? ¿Coincidencia? ¿Entelequias de la mente? ¡Bienvenidos a la nave del misterio, amigos!

Análisis de Pullblox

Primer aviso de la 3DS Store.

Mucho nos ha sorprendido que uno de los lanzamientos más indiscutibles que ha tenido el lánguido catálogo de 3DS en nuestro país no haya recibido mayores honores por parte de Nintendo, pero ellos sabrán. Por unos insultantes 6 euros como precio de salida Pullblox es, incluso para quienes tengan otros entretenimientos, una novedad para la portátil tremendamente interesante.

Análisis de The Legend of Heroes: Trails in the Sky

¿El mejor RPG portátil del año?

A lo largo de la ya dilatada vida de PSP no han parado de gotear en su pantalla multitud de pequeños RPGs provenientes en su mayoría de Japón, algunos de ellos perfectamente evitables pero no exentos de potencia clásica. De hecho con el paso del tiempo la consola de Sony se ha convertido en el lugar al que van a parar las sagas que por falta de recursos, capacidad creativa, ganas, o quién sabe el motivo... no han visto una entrega digna en las consolas de sobremesa actuales. Parecía que Nihon Falcom se había apuntado a esta corriente con The Legend of Heroes: Trails in the Sky pero nada mas lejos de la realidad: Sora no Kiseki se ha convertido en uno de los mejores rolazos portátiles de cualquier sistema en activo, en este 2011 que se muere.

Mercury Hg

Una tabla periódica muy divertida.

Si hay algo que me atrae especialmente de los videojuegos es la capacidad de creación de nuevas realidades más o menos abstractas, mundos imaginarios; y es precisamente por este motivo que la actitud demostrada por muchos creadores en cuanto a los gráficos, esa búsqueda constante de mayor realismo, de la mejor simulación, me parece cada vez más aburrida. Porque la gracia no está en adaptar los juegos a nuestra realidad, sino crear una nueva forma de verla a través de ellos. La condensación en imágenes de aquello que está en tu cabeza, y no al revés. Porque de eso se trata, de imaginación, entretenimiento y, por qué no, de risa.

Might & Magic: Clash of Heroes

Puzzle y RPG van de la mano.

En cualquier plataforma existen juegos que permanecen lejos de las grandes masas y, cuyas pretensiones muchas veces van mas allá de la rentabilidad, para buscar otro tipo de objetivos. Obras que por calidad, deberían tener un mayor calado entre el público y que se tienen que conformar con bastante menos de lo que merecen. Might & Magic: Clash of Heroes no es una de ellas. Os explico por qué.

Tactics Ogre: Let Us Cling Together

Nigromancia de la buena.

Si os preguntaran quienes son Hiroshi Minagawa, Yasumi Matsuno y Akihiko Yoshida, ¿qué contestaríais? Participantes de Humor Amarillo desde luego que no. Eliminados. Si me lo preguntaran a mí afirmaría que son los encargados de perpetrar, entre otros, Final Fantasy XII, y mucho más importante, el Tactics Ogre: Let Us Cling Together de Super Nintendo, juego que supuso un avance en el terreno de la ambientación, narrativa y el argumento en los juegos de estrategia táctica. Ah, y que el primero en hacerlo fue Fire Emblem, pero eso ahora mismo no os interesa.

Lord of Arcana

La alargada sombra de Monster Hunter.

Akihabara, sábado por la mañana. Una interminable cola espera paciente para pagar sus compras. Un redactor de Eurogamer con una PSP medio destrozada en el bolsillo y suficientes juegos como para pasar dos vidas, pasea distraído. De repente, aprecia como su mano coge un Lord of Arcana de la estantería y busca veloz el bolsillo de la cartera. En ese momento algo hace ¡CRAC! en su cabeza.

Dragon Ball Z: Tenkaichi Tag Team

En pareja todo sabe mejor.

Últimamente da la sensación de que los juegos basados en la saga Dragon Ball salen por lotes. Si las consolas de sobremesa reciben una nueva entrega las portátiles no pueden ser menos, aunque las carencias y la falta de nuevas ideas lleven bastante tiempo horadando la base de la fórmula y la moral de los jugadores.

El Puño de la Estrella del Norte

Sangre, vísceras y catchphrases molonas.

No hay duda, los japoneses tienen que ponerse burrotes con los juegos del "subgénero" Musou, escuela que fundó Dynasty Warriors (Shin Sangokumusou) y que terminó por ramificarse con mil y una coletillas. Pero burros de verdad. Historia, ambientación oriental, música, distintas mitologías... Esta vez le toca el turno de ceñirse al patrón a toda una obra de culto de principios de los noventa: Hokuto no Ken, El Puño de la Estrella del Norte para los no iniciados. Y si el juego fuera una mierda, que casi es el caso, daría igual, por allí no sería menos estimado ni vendido. Son tan raros... Pero nosotros, tristes occidentales aferrados al dogma del Tío Sam, de vuelta de todo y capaces de hacer que el enésimo juego de tiros reviente las cifras de ventas, nos pasamos el tufillo a la obra original por ahí mismo y nos centramos en lo que importa: exigir un buen juego. Es lo que tiene. Somos así.

Dragon Ball: Raging Blast 2

Arrastrando malos hábitos.

Tal y como quedó demostrado en Burst Limit y en la tan cogida con pinzas primera entrega de Raging Blast, la tendencia general de la serie Dragon Ball en su vertiente videolúdica es un viaje sin escalas a los extremos pajeros del género, de la imaginería 'toriyamesca' al estilo pirotécnico de los últimos juegos de Dimps; y a la desvirtuación de la mecánica jugable de los grandísimos Super Butoden de SNES o incluso los más recientes Budokai.

Guía Castlevania: Lords of Shadow

Coleccionables, consejos a base de látigo

El sushi con sobrasada, la paella de los japoneses, la Macarena del J-Pop, llamadlo como queráis, la cuestión es que en España se ha hecho un Castlevania y, sorpresa, ¡es bueno!

Valkyria Chronicles II

Tácticas de combate adolescente.

Para empezar el análisis situémonos en la travesía en el desierto que supuso para la mayoría la decadencia de la era 128 bits. Es allí donde mirando a lo lejos se podía divisar el cruce de caminos con pasaporte a la siguiente generación de juegos de estrategia táctica. La cosa estaba clara, evolucionar o dejarte los dientes contra un muro de hormigón a 100km/h.

Lara Croft and the Guardian of Light

Desenterrando una grata sorpresa.

¿No os ha ocurrido alguna vez que cuando algo se convierte en cotidiano pierde el interés y termina por banalizarse lo que en un principio era motivo de expectación y jolgorio? En realidad esto sucede frecuentemente con casi todo: las llamadas perdidas de tu ex-novia, el tercer botellín de cerveza o la sexta de Perdidos. ¿A quién le importan a estas alturas?

Rooms: The Main Building

¡Ordena la habitación!

Hace ya tiempo que jubilé mi vetusto Cubo de Rubik con una lágrima en los ojos más grande que el final de El Club de la Lucha, porque amigos, no es que los rompecabezas estén en la cresta de la ola del entretenimiento a día de hoy, y muchos menos los “analógicos”, pero no cabe duda de que el buen hacer de títulos como Professor Layton o Echochrome y las ventajas que ofrecen las consolas portátiles los han vuelto a hacer atractivos para todos, aficionados y desarrolladores.

Infinite Space

El juego de la infancia del Capitán Kirk.

De los tres últimos JRPG para portátil que he tenido la suerte de jugar ninguno ha conseguido sorprenderme lo más mínimo con sus primeros pasos. De hecho son todos iguales: un personaje amnésico, un náufrago interestelar, un tipo hiperactivo ávido de respuestas, o tal vez vengador de familiares muertos, emprende un viaje de superación y autoconocimiento en pos del malo y/o la verdad. Todo clichés del género con más o menos malabarismos argumentales en su desarrollo, pero, fijaos qué curioso: siguen siendo un icono de la cultura japonesa reconocible a primera vista.

Dead or Alive: Paradise

Se mira pero no se juega.

Dead or Alive: Paradise provoca dos sensaciones en el jugador; por un lado está la incredulidad que genera el encontrarse con todas las chicas de la serie DoA en una isla emergida de la nada en mitad del mar, llena de tiendas, piscinas, casinos y fur… esto… bikinis trazados al milímetro, bamboleando las berzas al son que marca y remarca el motor de física “realista” de Tecmo en cada uno de los títulos anteriores. Por otro lado está la profunda sensación de pérdida de tiempo que supone el no hacer nada frente a la pantalla de la PSP, mas allá de contemplar a las famosas “teens”, acompañarlas, complacerlas y de vez en cuando jugar algún que otro partido de voley con ellas.

Echoshift

¡Ecoooooooo! ¡Eco! !Eco!

Echoshift es un juego que aplica a la resolución de puzles conceptos como el trabajo en grupo y la gestión del tiempo, premiando la velocidad mental, la inteligencia espacial y la estrategia a corto plazo.

Yakuza 3

Melodrama mafioso.

Como hemos apreciado a lo largo de las dos anteriores entregas para PlayStation 2, la saga Yakuza se ha caracterizado por hacer suyos los elementos más representativos de la cultura japonesa y la forma de vida de sus gentes, llevándolos a un nivel pictórico cercano al cine gracias al impecable trabajo de su creador, Toshihiro Nagoshi y al equipo de Amusement Vision. Al servicio de SEGA, sus desarrolladores han conseguido plasmar con acertada fidelidad las calles de Tokio y Osaka, lugares donde macera una mezcla de intrigas políticas y luchas de poder cuyas raíces se ocultan tras mil y un carteles de neón, tiendas de comida rápida, burdeles y locales de máquinas recreativas; y todo ello mientras sus dedicados lugareños iban de aquí para allá sin ser conscientes de lo que se cocía realmente en las calles de Kamurocho y Kansai.

Resident Evil 5: Lost in Nightmares

Vuelta a los orígenes.

Aunque pueda parecer otra jugarreta de Capcom con esto de los contenidos descargables, Lost in Nightmares es uno de esos capítulos que podría perfectamente formar parte del guión principal de Resident Evil 5 por diversos motivos, entre ellos su cuidada ambientación y el giro que supone su planteamiento dentro de la fórmula "balas vs zombies" de esta última entrega de la serie. De hecho, Lost in Nightmares es un capítulo descartado a última hora por falta de tiempo, presupuesto o por una mera cuestión comercial.

Tekken 6

Lili y Christie se meten en tu bolsillo.

Puede que Tekken 6 en PSP sea una versión más ligera y recortada que la de consolas de sobremesa, pero consigue aproximar la fórmula Tekken de una forma realmente familiar.

Artículo destacadoEl renacer de los juegos de lucha

Presente y futuro del género más hardcore.

Se nos acabó el año amigos, y toca hacer balance de lo que ha dado de sí esta temporada, de ver lo que verdaderamente hemos disfrutado y analizar qué géneros han calado más hondo en vuestras saturadas mentes. El asunto por lo que a mí respecta está claro: los juegos de lucha mandan. Y es que 2009 representa el renacer del género en las consolas de los millones de polígonos, la oclusión de luz y los tonos grises. Hasta el momento ninguna propuesta había conseguido extender el puente que permitiese abandonar la tremenda PS2 inundada de Guiltys, Hokutos, Meltys, Tekkens y Third Strikes a unos aficionados un tanto aburridos de arrastrar tecnología obsoleta. Pero de la mano de Capcom, una vez más, el género de las tortas irrumpe en la "Next-Gen" con Street Fighter IV como descomunal ariete, la genial revisión del icono de la cultura pop desarrollado hace más de quince años por un tipo llamado Yoshiki Okamoto. Sabréis sin duda de lo que hablo.

Grand Theft Auto: Chinatown Wars

Tranqui colega, la sociedad es la culpable.

A pesar de que la gente de Rockstar logró un acabado excelente para Chinatown Wars en la versión original para Nintendo DS, las ventas generales, entorno al medio millón de copias vendidas en todo el mundo, no acapararon ni la mitad del volumen de ventas previsto y el público nintendero, sumido en su icónico mundo de Marios, Zeldas y Metroids, acabó dándole el punterazo a esta genial iteración del simulador criminal más famoso del sector.

primer Anterior