Picture of Oli Welsh

Oli Welsh

Editor

Oli is the editor of Eurogamer.net and likes to take things one word at a time. His friends call him The European, but that's just a coincidence. He's still playing Diablo 3.

Featured articles

Artículo destacadoAvance de GRID 2

El esperado regreso de una de las mejores franquicias de Codemasters.

Artículo destacadoJohn Carmack y el sueño de la realidad virtual

La VR ha vuelto... ¡y funciona! Hablamos con el genio de id y probamos su headset casero.

Artículo destacadoAvance de Beyond: Two Souls: Tras los bastidores con Quantic Dream

Hablamos con David Cage sobre su nuevo thriller paranormal y sobre qué tal es trabajar con Ellen Page.

Artículo destacadoDefiance

¿La revolución de los MMO se verá en la tele?

El punto diferencial de Defiance, ese que decide o no su compra, se anunció mucho antes que su título o que los primeros detalles de este juego de acción multijugador.

Artículo destacadoThe Last Guardian

El secreto de Fumito.

A los dos clásicos de PlayStation 2 creados por el pequeño equipo de Fumito Ueda, Ico y Shadow of the Colossus, les rodea un cierto aire de misterio. Su neblinoso y blanqueado aspecto visual, melancólico aire e imprecisa historia parece hacer de ellos un cuento para niños semi-olvidado, ese tipo de libro que tiene un solemne secreto con significado adulto que siempre ha estado más allá de tu comprensión, pero que aún así te ha afectado poderosamente.

Artículo destacadoBioShock Infinite

El shock de lo antiguo.

Pensar que BioShock Infinite es una secuela verdadera de BioShock depende, probablemente, de tu definición de la palabra secuela. Ya tuvimos un sucesor en número y en tiempo allá en Rapture, por descontado.

Star Wars: The Old Republic

Visitamos LucasArts para probarlo.

Estamos en un lujoso y tranquilo campus en la ciudad de San Francisco, donde LucasArts tiene su cuartel general y al que hemos sido invitados para ver que tal pinta el nuevo MMO basado en el universo de Star Wars, nada menos que el esperadísimo The Old Republic. Nos acomodan a través de un vestíbulo tan espacioso como las puertas delanteras de muchas compañías, y luego nos hacen pasar junto a un enorme mural de Indiana Jones pintado a mano que contempla el cercano Puente del Golden Gate mientras AT-ATs deambulan entre los edificios de San Francisco. Discretas en los exteriores, a excepción de una pequeña estatua de Yoda, las oficinas de Lucas no temen mostrar su herencia una vez pasas por esas santificadas puertas de alta seguridad.

Diablo III

Un cuento de cuatro clases.

En Blizzard dicen que prefieren centrarse en revelar las clases de personajes de Diablo III –como la reciente presentación de la clase Monje en la BlizzCon– porque “ver a un tío corriendo de aquí para allá y cargándose a gente” da más por menos y resulta perfecto para evitar posibles filtraciones acerca de la historia y el argumento. Esto es bastante lógico, pero cuesta pensar que no obedezca también a intereses de otra índole.

MAG

¿El futuro de los juegos multijugador?

Cuando Sony anunció que MAG (Massive Action Game) iba a permitir partidas de hasta 256 online varios nos lo miramos con cierto escepticismo. No sólo porque es difícil lograrlo a nivel técnico, sino también porque juntar tal número de jugadores y que todos se lo tomen en serio no es tarea fácil.

"¿Qué es The Secret World (El Mundo Secreto)? No es una dimensión paralela, no es una realidad alternativa, es el mundo que hay fuera de estas persianas. Está abajo de ese callejón a la izquierda y tras la verja, es una casa abandonada, es un pequeño y extraño poblado en el medio oeste, es ese bosque embrujado, es todos esos lugares que evitamos, todos los sitios que nos hacen sentir inseguros, son las historias en las noticias acerca de personas desaparecidas que creen que han sido asesinadas pero que se ocultan datos, son las cosas que las autoridades no quieren que sepamos, lo que los gobiernos ocultan, lo que esconden las sociedades secretas. Eso es "el mundo secreto". Es un mundo tras detrás de nuestro mundo, oculto tras un velo".

Ready 2 Rumble Revolution

Luchadores acaba2.

"¡Gran diversión y fácil de jugar para toda la familia!" pone en el reverso de la caja. Bueno, pues no. Como demasiados otros juegos third-party de Wii la única forma que lo verán todos —sin importar su edad, experiencia como jugador, IQ o perfil de marketing— es igual de poco manejable, complejo, impredecible y con un control desesperante.

Artículo destacadoKeita Takahashi

Entrevistamos al creador de Katamary y Noby Noby Boy.

El jueves sale en la PlayStatin Network -por la ridícula cifra de 3.99 EUR- Noby Noby Boy, el nuevo juego del creador de Katamari Damacy, Keita Takahashi.

Artículo destacadoLos Cazafantasmas: El Videojuego

Fuimos, vimos y les dimos una patada en el culo.

Se dice que Activision Blizzard desechó la licencia de la película de Los Cazafantasmas porque no veía en esta pequeña joya vintage el potencial para desarrollar series anuales como en, por ejemplo, James Bond. Y seguramente al final eso haya sido bueno: el superespía y los agentes de lo paranormal son iconos completamente distintos.

Tras haber repasado juegos indie, deportivos, musicales, MMOs, RPGs, lucha, estrategia, acción y aventura, acabamos ahora el repaso de 2009 con dos géneros que suelen ser poner los avances tecnológicos por delante de la innovación. ¿Pueden los shooters y los juegos de conducción estar a la altura en 2009?

Artículo destacadoLo que vendrá en 2009: RPGs y MMOs

Doce meses para ganar experiencia y subir de nivel.

Continuamos nuestro repaso a los mejores videojuegos que nos llegarán este año en cada género. Después del arranque que os hemos ofrecido con los sugerentes títulos Independientes y Esotéricos en la parrilla de salida para este 2009, pasamos a hablaros de dos géneros radicalmente opuestos a estos últimos: los juegos de rol (RPG) y los juegos multijugador masivos online (MMOs). Dos estilos de juego que siempre han estado emparentados y que este año van a tomar direcciones muy diferentes. ¡Vamos allá!

Afro Samurai

Blaxploitation jugable.

En los 80 y 90 los videojuegos eran el frente de batalla en el choque de las culturas pop entre Oriente y Occidente. Los juegos japoneses venían en gruesos cartuchos de plástico, eran jugados en consolas que probablemente fueran naranjas, y eran simples, estilizados, surrealistas y además estaban llenos de cosas mucho más grandes de lo que se suponía que debían ser, que volaban, hablaban y hasta tenían ojos que no deberían. Por el contrario, los juegos occidentales venían en enormes cajas de cartón llenas de disquetes, tenían dibujos de monstruos, eran jugados en ordenadores color beige, eran oscuros, complejos, llenos de menús, sangre, sabiduría popular y cosas que intentaban por todos los medios ser exactamente como eran en la vida real.

Normalmente no hay cuentos de hadas en el mundo del desarrollo de videojuegos, pero la historia de la producción del primer Chronicles of Riddick, Escape from Butcher Bay, se parece bastante. Un desarrollador poco conocido tropieza con la licencia de Pitch Black, una película independiente; se asegura mantener los derechos de la compañía productora de la estrella; comienza haciendo un excelente y disparatado juego de sigilo para Xbox antes de que se escuche nada acerca de la secuela de alto presupuesto; hace más justicia al personaje que el propio estudio de cine; recibe un aluvión de aplausos, mucho amor de los fans y muy buenas ventas del juego.

House of the Dead: Overkill

Vivitos y coleando.

“¡Lo que nunca pensaste ver en un VIDEOJUEGO!”, grita la genial portada de película de serie B de House of The Dead: Overkill, la actualización de la clásica saga arcade de disparos de SEGA en su salto a Wii. La ironía yace más profunda, porque la primera cosa que pensarás cuando la veas es “¡Lo que nunca pensaste ver en una PELÍCULA!” Una película en concreto (o dos, si eres tiquismiquis y europeo): Grindhouse, el cóctel trash de Quentin Tarantino y Robert Rodriguez.

Artículo destacadoSuda 51

La última estrella del rock del software lúdico japonés.

Nos hemos enterado de que a Suda 51 –cuyo nombre real es Goichi Suda, excéntrico director del también excéntrico estudio Grasshoper Manufacture- le encantan las entrevistas. Nos hemos enterado de que pasar el día en una pequeña habitación del Business Meeting Area del Tokyo Game Show respondiendo una y otra vez las mismas preguntas será lo más destacado de su semana. Desconsideradamente, pensamos que esto lo había convertido en alguien muy egocéntrico. Al parecer, lo hace simplemente porque es muy simpático.