Warhammer 40.000: Dawn of War II • Página 2

¿Un nuevo amanecer para los RTS?

No tardarás mucho en tener más escuadrones que los cuatro a los que estás limitado al principio. Entonces dependerá de tu propia opción táctica cuáles escoger. Nuestro favorito de lejos es Thaddeus y su Escuadrón de Marines de Asalto. Estos chicos malos equipados con jet-packs, una vez señalado el objetivo, salen disparados hacia el cielo y descienden al unísono, causando estragos cuando caen en picado hacia el enemigo. Satisfacción garantizada.

Mientras que el modo un jugador está muy enfocado a la acción, aquellos que anhelan un juego de estrategia más tradicional están servidos con el multijugador. “Algunas publicaciones han dicho erróneamente que no hay construcción de edificios y que no se recogen recursos,” dice Ebbert. “Eso no es verdad, está en el multijugador”. Éste es el resultado de una de las decisiones sobre el diseño más importantes que Relic ha tomado: tratar en gran medida los componentes de los modos para un jugador y multijugador como juegos separados. Una vez más, todo tiene que ver con el empujón para hacer avanzar el género y ampliar su atractivo.

Ebbert remarca que el mérito de Infinity Ward por ser la primera desarrolladora en crear un juego –Call of Duty 4– que abordó satisfactoriamente esta cuestión. “Ellos lo lanzaron después de que comenzáramos el desarrollo, pero fueron los primeros en sacar al mercado y decir, ya sabes, son dos juegos separados. Y nadie protestó. Este es el tipo de acercamiento que tomamos: el multijugador es para los más tradicionales. Necesitas recoger recursos, necesitas construir edificios como parte de la mecánica.” Incluso aquí la accesibilidad es el lema. El multijugador de Dawn of War II debe lograr el complicado doble objetivo de satisfacer a los veteranos de la serie a la par que animar a los nuevos a introducirse en el online. Para facilitar esto último el equipo ha invertido mucho tiempo en el modo por equipos Tres contra Tres, que es a lo que jugamos. Con la idea en mente de que el cercano Uno contra Uno intimida a los jugadores menos experimentados, los elementos cooperativos y el trabajo en equipo han sido desarrollados para asegurarse de que todo el mundo pueda echarse unas partidas.

3

Al contrario que la campaña, centrada en los Marines, el multijugador ofrece cuatro razas a elegir: Marines Espaciales, Eldars, Orcos y –realizando su esperado debut en DoW- Tiránidos. Es crucial que, tras escoger una raza, elijamos un héroe para liderar los asaltos. Cada raza tiene tres héroes, representando diferentes clases. Aún así, sólo los Marines Espaciales estaban disponibles durante la partida de prueba. Eran: Comandante, con las formidables habilidades cuerpo a cuerpo de su contrapartida del modo un jugador; Apotecario, exclusivo del multijugador, que es la unidad sanadora, rápido reviviendo a nuestros camaradas caídos; y Tecnomarine, una vez más sólo para multijugador, quien realiza su camino junto a una caja de herramientas, lo que le permite construir defensas, reforzar puntos y torretas.

Nos comentan que esto difiere de Company of Heroes, ya que el jugador toma su decisión antes de entrar en la refriega. Y su elección define su papel en el campo de batalla. Más allá, el territorio es familiar. Hay tres tipos de puntos estratégicos dispersados por el mapa –Poder, Requisa Planetaria y, en un guiño a Company of Heroes, Victoria– que tienes que capturar mientras tratas de abrumar al enemigo. Puedes ir directamente a conseguir los puntos de Victoria gradualmente o erosionar las fuerzas de tu enemigo. O puedes ir a destrozar y aniquilar su base para ganar instantáneamente.

La progresión también aparece en el multijugador, aunque no tanto como en el modo Campaña, pues sólo dura una única sesión. Los héroes pueden subir de nivel hasta el límite del 10; potenciar las tácticas incluyendo matar un héroe enemigo y revivir a un compañero de equipo. Un Comandante de nivel 10, asegura Relic, le pateará el culo a uno de nivel 1. Mientras tanto, la personalización de los héroes se realiza durante la batalla, con artes de guerra disponibles conforme recolectes más Requisa Planetaria y Poder.

4

El puñado de partidas que pudimos jugar fueron desenfrenadas. Y es tranquilizante remarcar que incluso cuando un bando está a punto de experimentar la derrota una elegante maniobra puede rápidamente poner la lucha de su lado. Durante los intensos y abarrotados encuentros a veces es difícil distinguir qué está pasando en medio de la luminosa carnicería, pero es complicado no admirar la gran proeza de toda esa pirotecnia que tendremos en pantalla. Company of Heroes puede haber tenido que aproximarse al realismo, pero con Dawn of War II Relic parece estar tratando de usar el motor para mostrar los fuegos de artificio más grandes y absurdos que jamás hayáis visto. Y queda fantástico. Con gente con toda clase de habilidades implicada, la propuesta de Relic está hecha.

Nos anuncian que pronto tendremos jugosas noticias sobre el multijugador, comenta Ebert. Presumiblemente tendrán que ver con la anunciada pero aún desconocida campaña cooperativa. De momento, Dawn of War II nos ha impresionado en nuestro primer contacto. Es puro RTS de acción pero como hemos visto también añade muchas novedades que son bienvenidas. En cualquier caso, es algo intoxicante. Parece que en Relic saben lo que se hacen.

Traducción de Jaime San Simón.

Ir a los comentarios (11)

Acerca del autor

Johnny Minkley

Johnny Minkley

Colaborador

Johnny Minkley is a veteran games writer and broadcaster, former editor of Eurogamer TV, VP of gaming charity SpecialEffect, and hopeless social media addict.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (11)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos