GT5 Spec 2.0: Razones para darle otra oportunidad

¿Qué ha cambiado en estos doce meses?

Hay juegos que nacen siendo geniales, otros que alcanzan la genialidad algo después y unos pocos que reciben la genialidad a base de parches. Cuando se publicó en noviembre del año pasado, Gran Turismo 5 presentaba, sin duda, un innegable brillo. Era un trabajo minucioso, con una increíble dedicación destinada a recrear cientos de automóviles y a elevar el simulador a una forma de arte, un grado de poesía en forma de bits que nadie ha conseguido emular.

Esta mentalidad moldeó Gran Turismo 5 en mucho más que un simple toque de genialidad. El estudio, ensimismado en su obsesión, dejó de prestar atención al mundo de los simuladores de carreras que le rodeaba, y cuando por fin llegó a las tiendas Gran Turismo 5 resultó tan artístico como arcaico en ciertos aspectos.

Un modo online lastrado por una interfaz obtusa y una complicada interfaz plagada de contenido escondido en oscuros y densos menús demostraban que Polyphony había centrado su atención a otras cosas.

Pero durante este año el equipo dirigido por Kazunori Yamauchi ha enfocado sus esfuerzos en la comunidad, recopilando feedback y corrigiendo lentamente su creación, ajustándola a base de mejoras iterativas. Casi doce meses tras la publicación original de Gran Turismo 5 el juego es una experiencia diferente y, sin duda, mucho mejor.

Desde el primer día ha habido un flujo constante de actualizaciones, culminando la semana pasada con el lanzamiento del Spec 2.0, el mayor parche publicado hasta la fecha. Lanzar este gran parche justo cuando se publicaba Forza Motorsport 4 ha sido beligerando y algo crudo, porque invita a la comparación entre ambos.

Polyphony ha introducido recientemente uno de los mejores circuitos del mundo en el primer paquete de contenido descargable. Spa Francorchamps proporciona una excelente oportunidad para comprobar el excelente control de Gran Turismo, y el famoso tramo de asfalto entre las Ardenas no se ha adaptado nunca tan bien en un videojuego.

1
Los coches de Gran Turismo tienen actitud, pero no tanta como el garaje de Forza. Es un defecto que seguramente no se arreglará en Gran Turismo 5, y en ese sentido la fuerza de los coches de Forza Motorsport 4 hace palidecer un poco la propuesta de Polyphony.

La rápida subida de Eau Rouge muestra el excepcional logro de Polyphony a la hora de conseguir plasmar la sensación de peso a través de código fuente y el plástico del mando, y el equilibrio de los coches es perceptible a medida que te fundes con el asfalto. Pouhon, por otro lado, te enseña lo bien que Gran Turismo comunica al usuario la diferencia entre los coches.

Mientras, Les Combes y La Source demuestran la verdadera genialidad de Gran Turismo 5. En las zonas de frenada, en las que los coches derrapan con alarmante intensidad, el trabajo de Polyphony destaca por encima del de Turn 10, un punto en el que Forza parece comparativamente tímido.

Gran Turismo 5, ahora y siempre, exige una gran atención en cada curva, y en ese sentido casi podría calificarse como el Dark Souls del género de conducción. También tiene su propia Blighttown, representada en forma de una carrera por Nordschleife de noche, una experiencia tan aterradora y desafiante como cualquier cosa que veas en el juego de From Software.

Es una combinación que ya tenía el Gran Turismo 5 original sin parchear, pero que ahora es más accesible. Gran Turismo 5 era desesperante en términos de usabilidad con algunas de sus propuestas, ocultando el tiempo variable y las opciones climatológicas y limitándolas en su implementación.

Ahora son claras y evidentes (al menos en las pistas en las que está disponible), ajustándose en el menú de carrera que precede a cada evento. Se pueden modificar las condiciones en la pista, al igual que el tiempo del día y la velocidad a la que cambia, opciones simples que en su conjunto elevan el potencial de Gran Turismo 5, permitiéndote correr en Le Mans de día o bajo las nubes que acechan en Spa Francorchamps a media tarde.

También demuestra la diversidad del propio Gran Turismo, un aspecto potenciado con la introducción de la visión interna de las cabinas de los más de 800 coches estándar. Aunque evidentemente no tienen el esplendor de los coches premium y son poco más que siluetas para la mayoría de modelos, al menos sí ayudan a reducir la diferencia entre los vehículos estándar y premium, haciendo que sea más digerible para la mayoría de usuarios.

Esa diversidad también queda patente en el pack descargable de coches. Sí, vuelve a haber más Skylines y algunos coches de carreras japoneses que no te van a decir nada, pero el X2011 - una ligera modificación del supercoche diseñado por Adrian Newey, de Red Bull - y los tres nuevos karts ilustran la magnitud de esta enciclopedia automovilística.

A esos karts les acompaña Kart Space II, una nueva pista indoor cargada de color y neones, que recuerda un poco a Fun House. Es tan morbosa en su diseño como en su estética, con una apasionante sucesión de rápidos ángulos a la derecha y un loop central que se puede recorrer con un largo derrape.

Es desafortunado, sin embargo, que ninguno de los nuevos circuitos se incluyan de forma significativa en las campañas A o B Spec de Gran Turismo. Tampoco han aparecido por ahora en los Seasonal Events, aunque ciertamente eso cambiará en breve.

2
Las repeticiones ahora se pueden rebobinar rápido hacia adelante y hacia atrás, haciendo más fácil encontrar buenas oportunidades para hacer una foto.

En estos doce meses que han pasado desde el lanzamiento de Gran Turismo 5 los Seasonal Events han proporcionado un incentivo para volver al juego de forma regular, con unas recompensas que, recientemente, te permitían convertirte en multimillonario haciendo una buena carrera. Un sistema económico roto, desde luego, pero uno tan indulgente como entretenido.

Los exagerados premios de los Seasonal Events de estos últimos meses se han reemplazado por bonus consecutivos al hacer login, pero aún con un renovado énfasis en las carreras online el multijugador de Gran Turismo 5 sigue teniendo problemas de soporte. Pese a los constantes parches y mejoras, las carreras online de Gran Turismo 5 siguen palideciendo por su complicado sistema Lounge, un pobre reemplazo a un matchmaking decente.

Es un área donde la decisión de Sony para competir con Forza 4 parece poco inteligente, porque las excelentes opciones online de Turn 10 sacan los colores a Polyphony Digital. Por si fuera poco, muchos de los problemas detectados tras el lanzamiento siguen sin corregirse, y puede incluso que no se solucionen nunca.

Es un gran punto negro en lo que, por lo demás, ha sido un extraordinario viaje para Gran Turismo 5, y uno por el que sin duda hay que aplaudir a Polyphony Digital. Escoger entre este juego y Forza 4 es una tontería; ambas propuestas toman direcciones diferentes dentro del género y se complementan la una con la otra. Forza tiene un énfasis mucho mayor en la comunidad y se dirige a un determinado público, mientras que la precisión de Gran Turismo apunta hacia otro. Pero si lo que buscas es una gran diversidad en experiencias de conducción, Gran Turismo siempre ha sido de lo más destacable en el mercado... y ahora es incluso un poquito mejor.

Ir a los comentarios (5)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos