Análisis de Tell Me Why - Una narrativa madura y sensible sobre la experiencia trans

...you cried, and why you lied to me.

A fecha de hoy, la localización de la versión en castellano del juego contiene algunos momentos en los que los pronombres con los que el título se refiere a los personajes no coinciden con las intenciones originales de los creadores. Hemos contactado al estudio al respecto, nos han confirmado que se trata de un error y que ahora mismo se está creando un parche para solucionarlo, que estará disponible en las próximas semanas.

De un tiempo a esta parte, pensar en Dontnod es sinónimo de un formato muy concreto de videojuegos, algo que casi podríamos considerar un género: aventuras narrativas muy centradas en personajes que, generalmente con algún poder sobrenatural mediante, investigan y descubren sobre su pasado o sobre sí mismos. Una tendencia inaugurada con Life is Strange, y que se repite con éxito en este Tell Me Why: una aventura episódica - esta vez, en tres capítulos, cuyo lanzamiento está espaciado sólo por unos días - sobre dos hermanos gemelos que se reencuentran después de diez años en su pequeño pueblo de nacimiento y tienen que descubrir, juntos, los motivos que les llevaron a tener que separarse.

Alyson es dulce aunque un poco sarcástica, ese tipo de persona que siempre está preocupándose más de lo que exterioriza. Tyler es más suave y más nostálgico, en el fondo, pero también tiene más carácter: no duda en llevar la contraria a quien considere deshonesto. Alyson vivió diez años en esa pequeña localidad de Alaska mientras Tyler vivía en un internado. Tyler es un chico trans, y este reencuentro es la primera vez que su hermana le ve después de haber transicionado. Alyson tiene que aprender a reconectar con su hermano, que ha cambiado mucho más que ella desde la última vez que se vieron; Tyler tiene que encontrar de nuevo su lugar en una localidad que ya no siente como su casa, y que no sabe si le aceptará tal y como es.

A priori, da la sensación de que la premisa del juego tiene un punto morboso: ¿qué pasaría si, un día, conociéramos a una versión de nosotros mismos, pero del "género opuesto"? Así que es un alivio que ya en sus primeros compases, Tell Me Why sepa distanciarse de esto y hacernos entender que la identidad de género de cada uno de sus protagonistas no es necesariamente un elemento de fricción dentro del juego, sino uno más de los matices que componen la relación entre ellos. El juego va muchísimo más de lo que une a Tyler y Alyson que de lo que les separa, y el conflicto tiende a venir, precisamente, de las ocasiones en las que ambos son incapaces de empatizar con la postura del otro, o de ponerse de acuerdo.

1

La ausencia de comunicación - o la ineficacia de esta - es uno de los pilares temáticos del juego, y también el elemento mecánico que cohesiona todas sus distintas tramas. La búsqueda de respuestas sobre el pasado de los gemelos les llevará a verse involucrados en la investigación de un caso de asesinato sucedido hacía ya muchos años. En este momento, cuando el título comienza a juguetear más con el thriller, con el misterio, nuestra manera de manejar toda esta información y de encontrar pistas nuevas de un suceso ya enterrado en el pasado es - en el mejor estilo Dontnod - una habilidad especial que poseen nuestros protagonistas. Tyler y Alyson pueden comunicarse telepáticamente mediante una especie de vínculo mental que poseen, y esa habilidad también les permite revivir recuerdos concretos de su infancia a través de lugares u objetos relacionados con ellos. En ocasiones, cada uno de los gemelos tendrá una versión distinta de lo sucedido en un determinado momento, y el jugador tendrá que elegir cuál de las dos considera verdadera. Estas pequeñas decisiones se suman a los ya habituales árboles de respuestas y consecuencias a través de diálogos que harán que causemos distintas impresiones sobre los personajes secundarios.

De nuevo, si quizás una conexión telepática entre gemelos suena un tanto estereotípico, y quizás este elemento no acaba por explotarse tanto como podría dentro de la historia, la mecánica de revivir los recuerdos sí nos da una perspectiva especial de las personalidades y opiniones de cada uno de ellos. Pero quizás el detalle que más incide en todo esto son los constantes cambios de perspectiva entre personajes. En los tres capítulos en los que está estructurado el juego a veces manejaremos a Alyson, a veces a Tyler, y a veces saltaremos entre uno y otro varias veces en un pequeño lapso de tiempo. Lo que esto significa - y lo que marca la diferencia con, por ejemplo, juegos como Life Is Strange - es que se nos permite estar en ambos lados del conflicto constantemente. Si Alyson quiere marcharse de su pueblo y hacia la ciudad cuanto antes, y Tyler quiere quedarse para reencontrarse a sí mismo, en unas ocasiones tendremos que interpretar a la hermana que busca vender cuanto antes la antigua casa y cortar vínculos con el pasado, y en otra al hermano que ha pasado tanto tiempo lejos de allí que no puede evitar ver el entorno como nostálgico y entrañable. Esto nos obliga, al final, a empatizar con ambas versiones de lo que sucede, a entender los por qués de cada uno. Y aunque existiría la posibilidad de que decidiésemos alinearnos absolutamente con uno de los dos gemelos e ignorar por completo las necesidades del otro, en realidad no solemos querer hacerlo. A veces sentiremos que Alyson tiene razón, y a veces sentiremos que Tyler tiene razón; a veces estaremos más del lado de uno que de otro, pero intentaremos encontrar un punto medio para no herirles. El juego es un negocio constante entre ambos, un diálogo entre dos personas que se quieren, y que tienen que aprender a entenderse de nuevo en sus nuevas circunstancias.

La trama de misterio e investigación tiene un par de giros sorprendentes, y en general sirve de guía a través de lo que el juego quiere transmitir. Quizás sí hay que destacar que los momentos en los que el juego se deja ir un poco más por el lado sobrenatural, por el fantástico, la narrativa se vuelve un tanto menos interesante. Pero al final todo esto, los recuerdos, las visiones y el misterio son sólo una excusa para lo que verdaderamente importa: el proceso de reconexión entre los dos hermanos y los sentimientos y las dificultades que afloran de todo ello, que en sí mismo es ya más que suficiente para soportar todo el peso del título.

Como mujer cis, no puedo hablar personalmente sobre cómo el juego representa la experiencia de ser un hombre trans; el juego sí nos advierte, en una pantalla inicial, que Tell Me Why ha contado con el apoyo de diversos consultores y lectores de sensibilidad que intentan garantizar que la representación de estas experiencias dentro del juego es respetuosa con el colectivo. Sí puedo decir que, teniendo en cuenta que es un juego que va a llegar a mucha gente - está incluído, entre otras cosas, en el catálogo de Game Pass - Tell Me Why hace un esfuerzo muy consciente de explicar los sentimientos y las circunstancias de Tyler de una manera muy comprensible y sencilla, mediante diálogos y recuerdos que hacen extraordinariamente difícil no comprender y empatizar con su situación y su personalidad. Creo que habrá quien pueda pensar que el juego es incluso demasiado cauto al respecto, que intenta reflejar cada una de las situaciones con mucho cuidado, y tratando de no herir a nadie. El título, por ejemplo, no nos revela en ningún momento cuál es el nombre de nacimiento de Tyler, entendiendo que la información no es importante para el presente, y que es un tema sensible que puede herir a algunas personas que tengan implicación emocional con el tema. No me parece, sin embargo, que pecar de cauto a la hora de hablar de un tema tan absolutamente infrarrepresentado en la ficción sea un pecado especialmente grande; al final, la intención del juego es crear un personaje verosímil y creíble, que comprende que la experiencia trans no es universal y difiere en cada persona, pero que incurre en determinados lugares comunes que son sencillos de entender tanto para quien haya vivido algo similar, como para quienes no.

2

Como decía, nunca he sido el Tyler de ninguna historia, una persona intentando volver a encajar en los lugares de su pasado y de entender su propia historia después de encontrarse a sí mismo y emprender una transición que cambia sustancialmente su manera de ver el mundo; por circunstancias de mi propia vida, sin embargo, sí he sido la Alyson de mi propia vida: una hermana que, con ilusión y buenas intenciones, abraza la identidad de una persona a la que quiere, pero que entiende que tiene que hacerlo con cuidado. Con Tell Me Why he recordado momentos complejos de mi propia experiencia, he reído y he llorado y he murmurado "Dios mío, soy literalmente yo". Como personaje que servirá de anclaje a las personas cis que se aproximen al juego, especialmente si no tienen mucho conocimiento previo de la materia, Alyson representa de una manera muy tangible los distintos dilemas que pueden presentarse a la hora de intentar ayudar en todo lo posible a que un familiar se sienta querido y apoyado en sus nuevas circunstancias, pero también la conciencia de que el mundo no siempre va a ser bueno con aquellos que percibe como diferentes. Y a ese respecto, creo que el mayor acierto del juego es que en muchas ocasiones nos equivocaremos, incluso aunque actuemos con las mejores intenciones del mundo. Cuando hablamos de temas tan complejos como la identidad, el pasado o la niñez en muchas ocasiones no hay respuestas correctas, ni posibilidad de actuar sin herir o alienar en cierta medida a la otra persona; los momentos en los que esto sucede dentro de Tell Me Why nos parten el corazón, pero también nos hacen aprender y comprender nuestros errores pasados.

Así que, sin grandes alardes técnicos ni de formato, Dontnod vuelve con este Tell Me Why al que ha conseguido, por derecho, que sea su lugar dentro del medio: una aventura narrativa no exenta de errores, pero con pequeños momentos emocionales y personajes lo suficientemente fuertes como para hacernos pasar por encima de ello. Es capaz de hacernos sentir cercanos a dos hermanos gemelos muy particulares en un lugar perdido de Alaska, aunque nuestra situación no pueda ser muy diferente a la suya; y aunque a veces se le pueda achacar demasiada cautela a la hora de exponer sus argumentos, tener entre las manos una historia que trata con tanto mimo la experiencia trans no deja de parecer un tremendo paso hacia delante. Y con sus momentos altos y bajos, sus escenas más emotivas y sus puzles peor desarrollados, el verdadero valor de Tell Me Why es que permite que cualquiera con un puñado de tardes libres y un mando pueda entrar de lleno en su universo y, un poco después, comprender mejor una parte de las vivencias de las personas trans dentro de nuestra sociedad. Por mi parte, y teniendo en cuenta mi involucración emocional particular con los acontecimientos que suceden en el juego, he sido capaz de sentirme comprendida y encontrarme en casa en muchas ocasiones; sólo puedo esperar que muchas más personas puedan, también, sentirse así cuando lo jueguen.

Leer nuestra política para análisis

Ir a los comentarios (5)

Acerca del autor

Paula García

Paula García

Redactora

Tirana de lo cuqui. Mi referente periodístico es la Rana Gustavo. Me gustan los cómics y las superheroínas. Fui a buscar el Nuclear Throne un día y todavía no he vuelto. Si me veis por ahí, enviad ayuda. No, en serio. Twitter: @cecilos

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos