Algunos ejecutivos de Take-Two confirmaron ayer que la franquicia de GTA es responsable, por lo menos, de la mitad de los beneficios de la compañía este año.

Les trajo, exactamente, 710 millones de dólares, comparado con el beneficio de 1,537.5 millones de dólares del año fiscal 2008. Por tanto, podríamos decir que el porcentaje es de un 60%.

No es de extrañar, entonces, que se haya alargado hasta 2012 el contrato de Sam Houser, Dan Houser y Leslie Benzies y de algunos otros trabajadores clave de la compañía. Además, aunque Rockstar sea totalmente propiedad de Take-Two, parte de los beneficios de los creativos irán en relación a las ventas.

Strauss Zelnick, presidente de Take-Two, ha dicho que "estamos encantados de la extensión y expansión de la relación de Take-Two y Rockstar. El talento y la creatividad de Rockstar no tiene parangón en nuestra industria. Su dedicación en hacer juegos extraordinarios ha capturado el entusiasmo de millones de fans alrededor del mundo y ha contribuido enormemente a establecer Take-Two como una fuerza potente en el mercado de los videojuegos. Nos ha ayudado en nuestra meta de ser la compañía más creativa e innovadora de la industria. Además, en este nuevo episodio, nuestra relación pone en común los intereses de nuestro equipo creativo con la de los accionistas.

Acerca del autor

Xavi Robles

Xavi Robles

Eurogamer.es Managing Director

Xavi es el director de Eurogamer España y lleva analizando juegos desde hace más de 10 años. Se le dan especialmente bien los shooters y los juegos deportivos pero le da caña a todo lo que se le ponga por delante. Puedes seguirlo en Twitter: @xavirobles