Avance de Super Monkey Ball: Banana Blitz HD

Banana split.

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que pudimos jugar a un nuevo Monkey Ball en consolas, y jugar a Super Monkey Ball: Banana Blitz HD en la Gamescom me ha recordado por qué me enamoré de la saga en la época de GameCube, con las dos entregas que iniciaron una franquicia que es recordada por sus estrechos laberintos, su cada vez más incisiva dificultad y por unos minijuegos clásicos (Monkey Target, cuánto te echo de menos).

Pero también recuerdo sentir esta nostalgia al jugar por primera vez a Banana Blitz cuando se publicó para Wii en 2006, para rápidamente llegar a la conclusión de que no era tan bueno como los originales. Banana Blitz añadía controles por movimiento, lo cual hacía que una fórmula que se basaba en la ejecución de movimientos precisos se volviese un poco caótica, así como un botón de salto y combates contra jefes finales. Y, pese a que esta nueva versión HD te permite usar un mando estándar, esos otros añadidos siguen estando ahí.

Banana Blitz HD es una remasterización bastante fiel, y los dos primeros niveles se juegan de forma casi idéntica a como se jugaban en el original. Se ve más bonito, desde luego, funcionando a 1080p con 60FPS estables. Pero la gran revelación es la eliminación de los controles gestuales en todas las plataformas. Sin ellos hay destellos de lo que hizo grande a los primeros Monkey Ball, aunque se siguen echando de menos las marcas en la parte exterior del stick analógico del mando de GameCube.

Sin los controles gestuales el botón de salto ya no parece tanto un salto de fe hacia lo desconocido. Es más fácil controlar al mono a mitad de salto cuando no estás moviendo el Wiimote en el aire al mismo tiempo. Del mismo modo, algunos de los peligros de los niveles, como los pájaros que tratan de sacarte del circuito, ahora parecen más sencillos de evitar, al tener una idea más sólida de dónde vas a caer. Pero luego están los combates contra los jefes finales, un añadido pesado que nunca fue necesario, y que incluso sin los controles gestuales sigue sobrando.

En los menús rediseñados de Banana Blitz HD podemos encontrar la colección de minijuegos, que se reduce de cincuenta a diez. Desparecen muchos de los minijuegos que dependían del control por movimiento, junto con otros que, la verdad, apestaban. Los diez que quedan son algunos de los mejores, y también tienes un modo Decathlon que te permite jugarlos todos uno detrás de otro. Sin embargo, siguen palideciendo en comparación con los que había en GameCube; Monkey Target, sin ir más lejos, pierde muchas de las características que tenía en sus primeras encarnaciones (¡armas! ¡viento!). Como contrapartida, Decathlon y el modo principal tienen ahora tablas de clasificación online para mostrar tus mejores tiempos, lo cual es una buena idea.

Todo esto genera una pregunta muy simple: ¿por qué ha escogido Sega Banana Blitz para el lavado de cara HD en vez de uno de los originales de GameCube? ¿Eran quizás demasiado viejos como para retocarlos sin que supusiese demasiado trabajo? ¿Era su estilo gráfico demasiado complicado de renderizar en alta resolución? Banana Blitz es una remasterización y no un remake completo, y seguramente hubiesen recibido el mismo tratamiento. La verdad es que, aquí y ahora, esta remasterización no refleja del todo lo mejor que ha tenido esta saga, incluso si ahora luce mejor que nunca.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Tom Phillips

Tom Phillips

News Editor

Tom is Eurogamer's news editor. He writes lots of news, some of the puns and all the stealth Destiny articles.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Artículo destacadoRetrospectiva: Tetris

El videojuego que definió todo un género.

Comentarios (0)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos