Sony empieza poco a poco a ver la luz. Después de los decepcionantes datos económicos que mostraron el año pasado, parece que la situación para ellos empieza a mejorar ya que comienzan a obtener beneficios.

Tal como leemos en Destructoid, según Nikkei, Sony reportará unos beneficios de 262 millones de euros y por fin la división de videojuegos de la empresa dejará de generar pérdidas debido en buena parte a la disminución de costes de producción.

Todavía no se conocen los datos oficiales que se esperan para el jueves y aún queda mucho año por delante para saber si esta tendencia continuará así, sobre todo después de la apuesta por PlayStation Move y el 3D por parte de la empresa nipona. ¿Cómo estimáis que evolucionará esto?

Acerca del autor

Miguel Ángel García

Miguel Ángel García

Colaborador