Splinter Cell: Conviction no será un juego tan difícil como sus predecesores, tal y como podemos leer en Joystiq.

Max Beland, director creativo del juego, ha hecho unas declaraciones sobre la dificultad de la saga: "Llegabas a la primera fase y te quedabas estancado, era realmente difícil" y aquello era algo que te sacaba de la experiencia de juego según su opinión. Este es el motivo por el que han decidido que el juego sea más accesible.

También ha estado comentando sobre la dirección de la industria que está tomando sobre este tema y los jugadores hardcore: "Se está intentando dejar de crear juegos superhardcore, pero a la vez tenemos miedo porque no queremos perder a estos jugadores... ¡Es todo un desafío!".

Pues nada, ya tenemos claro por lo tanto que este juego para Xbox 360 y PC no nos dará tantos quebraderos de cabeza para superarlo, pero esperemos que por lo menos haya alguno ¿no?