¿Un lanzamiento decepcionante?

Tras los fuegos artificiales de PS3 Slim, la PSPgo parece pólvora mojada.

Tras un decepcionante y anticlimático anuncio en el E3, la PSPgo de Sony finalmente ha llegado a las tiendas esta semana - o al menos a las estanterías de la mayoría de vendedores que apoyan al sistema, mientras una pequeña cantidad de rebeldes se niega a vender una consola para la cual jamás podrán vender juegos.

Este choque con un pequeño grupo de tiendas no es ni de lejos el mayor problema en el lanzamiento de PSPgo. La consola, su funcionalidad y su precio han sido confusos, molestando y decepcionando a una gran cantidad de consumidores, analistas de mercado y profesionales de la industria desde que el sistema se pudo ver por primera vez en Los Angeles.

La más obvia y repetida de las críticas es también la más simple - no ofrece un camino de actualización para los actuales poseedores de PSP. Si compraste una PSP y tienes algunos UMDs para la consola, olvídate de la PSPgo. Sin lector UMD no podrás jugar a tus juegos - y tras dejar entrever que habría un servicio para cambiar tus copias en UMD por copias digitales, Sony ha anunciado que no hará nada por el estilo. Una oferta de tres juegos gratis de una lista bastante corta para los anteriores poseedores de PSP es una compensación bastante floja (y por el momento sólo aplicable a Europa).

Por supuesto, tener que volver a comprar el mismo contenido en un nuevo formato no es una experiencia nueva para los consumidores - aunque lo hemos tenido fácil en los últimos años, ya que los CDs se pueden ripear para crear MP3s, y nuestros DVDs pueden ser vistos sin problemas en un reproductor Blu-ray. Se podría comparar el cambio de UMD a formato digital con el cambio de un Walkman de cinta a un Walkman CD - mismo contenido, una experiencia mejorada para el usuario, pero tienes que volver a comprar todos tus álbums otra vez.

Ese no es un argumento que vaya a calmar a ninguno de los usuarios enfadados con Sony tras negar la conversión de los actuales UMD. El problema se agrava porque conlleva parte de "ya te lo dije" por parte de muchos consumidores y profesionales. El UMD ha sido denostado desde su salida, catalogado como un sistema condenado desde sus inicios, mal diseñado y sin aprecio por parte de los usuarios.

La verdad siempre ha sido que el UMD consume un montón de batería, contribuye a cargas mucho más lentas y hace la consola ridículamente ruidosa para tratarse de una portátil. Sony lo ha discutido durante años, e incluso ahora protesta diciendo que seguirá apoyando a los usuarios que quieren UMDs con la PSP-3000. Por ahora eso es justo - pero sigue siendo obvio que la PSPgo es un paso más hacia la desaparación del formato, y no cambia el hecho de que si quieres la nueva consola de Sony será mejor que te prepares para volver a pagar por tus juegos y tus películas.

Este no es necesariamente un problema insuperable para la PSPgo. Después de todo, si el hardware es lo suficientemente atractivo los usuarios, al final, se tragarán su orgullo, abrirán sus carteras y pasarán por caja a comprar el nuevo sistema. Un buen diseño de hardware y características atractivas pueden superar cualquier nivel de antipatía por parte del consumidor, a largo plazo.

Lo que está por ver es si el mercado juzga a la PSPgo bajo estos términos. La maquína es ciertamente atractiva, delgada, ligera y bonita. Personalmente sigo decepcionado por la falta de vista de Sony a la hora de incluir funciones adicionales en el sistema - cosas como una cámara, un micrófono o un módulo GPS como parte de un sistema que entonces si se diferenciaría de su predecesora. Como muchas otras cosas en este dispositivo, parece una oportunidad perdida.

Ir a los comentarios (24)

Acerca del autor

Rob Fahey

Rob Fahey

Colaborador

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (24)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos