El lanzamiento de una nueva consola de Nintendo siempre ha sido un gran acontecimiento, pero su dominación en ventas durante los últimos años significa que el lanzamiento de un nuevo hardware de la compañía japonesa es también un evento especial para todo el negocio. Cabe esperar, entonces, que los ojos de toda la industria miren a Japón este sábado, cuando 3DS finalmente llegue a las manos de sus ansiosos consumidores.

Nintendo seguro que ya está preparando estadísticas y notas de prensa, porque con la enorme cobertura que va a generar se va a convertir en el centro de atención durante unos cuantos días. Casi todas las consolas lanzadas en los últimos años ha sido definidas en cierta medida como "el lanzamiento más importante jamás hecho, pero esas estadísticas sirven de poco cuando la demanda supera con mucho a la oferta en el día de lanzamiento - lo cual implica que no es tanto un logro en ventas como una fabricación insuficiente.

Por eso, la información útil que se puede extraer del lanzamiento de una plataforma de hardware es limitada. Habrán colas, habrá escasez de consolas mientras se intenta suplir la demanda de las primeras semanas - pero como los pasados éxitos de Nintendo demostraron, el negocio del hardware de consolas es una maratón y no un sprint, y será la habilidad de 3DS para mantener el ritmo a largo plazo más que no la emoción de su lanzamiento lo que determinará el éxito o fracaso del sistema.

En Japón no hay duda que el lanzamiento de 3DS va generando más y más emoción a medida que se acerca el día. Las reservas para el sistema se cerraron hace semanas y algunos consumidores con pocos escrúpulos están vendiendo sus tickets de reserva en internet por precios desorbitados. Algunas tiendas de electrónica tienen unidades para demostración, con largas colas formándose para disfrutar de la consola durante unos minutos.

Pese a que no se pueden hacer más reservas, la maquinaria publicitaria de Nintendo no ha bajado su ritmo, inundando los centros urbanos con anuncios junto al popular grupo de pop Arashi, que ha puesto cara a la publicidad de DS y Wii en Japón durante los últimos años. Los anuncios en televisión muestran a los miembros del grupo probando sus características, como la cámara 3D, aunque resulta obvio que el equipo de marketing todavía tiene problemas para enseñar las bondades de las 3D en un medio publicitario que es inherentemente 2D.

Todo apunta a que el lanzamiento será un gran éxito. Aunque la cosa se enfrió cuando se reveló que el software de lanzamiento no incluiría pesos pesados como Mario o Zelda, esto solo significa que la consola tendrá un pico de ventas cuando finalmente estos juegos lleguen a las tiendas. Mientras, la falta de títulos fuertes de Nintendo proporcionará una buena acogida para juegos como el Super Street Fighter IV 3D de Capcom o el Professor Layton and the Mask of Miracle de Level 5.

El éxito a corto plazo de 3DS está garantizado por una combinación de factores positivos - un fuerte apoyo de las desarrolladoras, un gran interés de los consumidores gracias a la tecnología 3D sin gafas y, por supuesto, a la masiva inercia de DS como plataforma. A medio plazo, la compañía necesita centrarse en superar la mencionada dificultad de anunciar el juego 3D en medios 2D - un reto que seguramente puede superar llevando el dispositivo a las manos del consumidor en eventos de muestra masivos y animando a que los usuarios hagan de evangelistas con el boca a boca.

Acerca del autor

Rob Fahey

Rob Fahey

Contributing Editor

Rob Fahey is a former editor of GamesIndustry.biz who spent several years living in Japan and probably still has a mint condition Dreamcast Samba de Amigo set.