Allá por 2009 Men of War resultó una grata sorpresa dentro del género de la estrategia en tiempo real. Sí, estaba ambientado en la Segunda Guerra Mundial, pero pese a esto conseguía mostrarse como un pequeño soplo de aire fresco. Pues bien, este año vuelve con una nueva expansión híbrida (se puede jugar sin el original) titulada Assault Squad.

Tras poder jugar con la beta las impresiones no podrían ser más positivas. El juego mantiene su sólida base jugable e intenta mejorar aspectos como la IA de los enemigos y de los aliados, dando lugar a comportamientos en nuestras tropas que nos hacen las cosas algo más fáciles. Dependiendo de la situación nuestras tropas adoptarán posiciones óptimas para el combate, tomarán cobertura donde mejor les parezca o utilizaran granadas o botiquines por iniciativa propia –aunque esto no es un hecho generalizado. Pese a que esto se agradece, no nos exime de prestar el 100% de atención a la batalla porque, si bien es cierto que no hay cambios radicales en el planteamiento de juego, tampoco los hay en la curva de dificultad. El juego perdona poco en los primeros pasos, aunque igual que antes, una vez domado, y tras haber caído derrotado varias veces, la diversión y satisfacción viene sola.

1
2

Lo que hemos podido jugar nos ha mostrado alguna de las direcciones que pueden tomar las misiones con desembarcos en playas japonesas bien defendidas y toma de puntos de control cada vez mejor armados. Aunque parece que el planteamiento general de Assault Squad se centrará demasiado en el control de estos puntos específicos, es en cómo se acaba capturando cada uno (en la manera de hacerlo) donde reside la gracia del asunto, un factor que será el se encargará de dar una larga vida a cada partida.

Los escenarios destacan por su variedad y por cómo se ven mermados tras las batallas con coberturas destruidas, torretas montadas deshabilitadas y trincheras que sufren bajo el acoso de los cañones alemanes. Arbustos, matorrales, árboles varios, estructuras diversas... Todo se ve afectado por las balas en combate. Además estos objetos afectan a las animaciones de los soldados que, por ejemplo, estando en coberturas, primero darán un vistazo rápido y después lanzarán la granada sacando el mínimo de cuerpo.

En este aspecto las animaciones también se han mostrado algo mejoradas sobre todo en lo que se refiere a movimiento en tricheras, coberturas varias y embarque y desembarque de vehículos. Sobre estos últimos, nos encontramos con algunas unidades nuevas, aunque pocas, y otras que vendrían a ser el orgullo de cada facción. En esta ocasión estas serán las que guiarán el nuevo modo de Escaramuzas. Es decir, que según que facción, a escoger entre las tropas alemanas, las japonesas, las rusas, americanas y las de la Commonwealth, veremos cómo avanza la historia del juego sin tener que cumplir una campaña y centrándose en un conjunto de misiones que pueden no tener una relación directa, algo que puede molestar a algunos, pero que también puede aprovecharse para contar mejor las experiencias de personalidades importantes de la historia o héroes de batallones.