¿Si pudieses mejorar tus sentidos insertando un chip en tu cerebro, hacerte más fuerte sustituyendo tus brazos por unos mecánicos o cubrir tu espalda con una armadura, lo harías? ¿Y si eso implicase toda una vida dependiendo de una cara droga para evitar que tu cuerpo rechazase los cambios? ¿Y si eso también significase viajar por todo el mundo escondiéndote detrás de cajas y pirateando el correo electrónico de otras personas?

Para Adam Jensen, jefe de securidad de Sarif Industries y protagonista del excelente Deus Ex: Human Revolution, eso no es ni siquiera una elección. Al principio del juego le atacan brutalmente y debe ser aumentado para salvar su vida. Durante casi todo el resto del juego intentará investigar el por qué.

Cuando leas esto ya habrás avanzado bastante en Human Revolution, o quizás incluso lo hayas terminado, y habrás comprado unos cuantos aumentos usando los Puntos de Praxis ganando XP o adquiriéndolos en las clínicas LIMB. Tras terminar el juego varias veces ya nos los conocemos todos, así que hemos pensado que estaría bien ver cuáles son nuestros favoritos y qué aportan al juego.

Sistema de camuflaje

1
Ganas Puntos de Praxis al llegar a cierto nivel de experiencia, pero también se pueden comprar en las clínicas LIMB.

Cuando empezamos a jugar a Human Revolution no queríamos ensuciarnos las manos. Rechazamos incluso que nos viesen. Quizás por eso nos familiarizamos tanto con la pantalla de carga, y pasamos un buen tiempo con la pantalla bañada en color naranja, esperando a volver a empezar detrás de una nevera para movernos sin ser detectados por un apartamento chino.

El sigilo es la forma más pura de jugar al juego, y si quieres ser bueno en ello probablemente querrás las herramientas obvias nada más empezar, como la posibilidad de ver los conos de visión de los enemigos. Pero más que maximizar todo esto - malgastando Puntos de Praxis para, por ejemplo, ver tu última posición al saltar una alarma - es mejor comprar el camuflaje.

Un escudo de invisibilidad ampliado al máximo te da diez segundos de anonimidad por cada segmento de tu barra de energía, permitiendo que te muevas libremente por las zonas más grandes. Para cuando llegues a los distritos más peligrosos de Heng Sha eso puede suponer la diferencia entre ser totalmente indetectable o sospechoso a los ojos de las cámaras, los robots y los matones.

Pirateo: Capturar y controlar robots

2
La acción directa mola. Usar robots, todavía más.

Una vez más, hay una diferencia entre que te vean de forma directa - algo poco honroso - o que tu presencia se note desde las sombras. Probablemente piratearás una buena cantidad de ordenadores para desactivar cámaras de seguridad, y más tarde también robots y torretas... aunque no podrás hacer nada con ellos.

La opción de capturar y dominar un robot cambia todo eso. Los robots de Human Revolution pueden ser pequeños droides que parecen pequeñas motos con metralletas, pero también pueden ser gigantescos adversarios que parecer el Arsenal Gear de Metal Gear Solid, capaces de acabar contigo en pocos segundos. Poder desactivarlos y que el hecho de que te vean no sea una muerte automática es de lo más goloso.

La otra opción, claro, es cambiar su modo de apuntado de "estándar" a "enemigos", alterando su prioridad. Si lo haces nada más tendrás que pasar por su lado y recoger los pedacitos que quedan por allí.

Acerca del autor

Tom Bramwell

Tom Bramwell

Colaborador

Tom worked at Eurogamer from early 2000 to late 2014, including seven years as Editor-in-Chief.