Blizzard ha lanzado un nuevo servicio de personalización de avatares ya existentes en World of Warcraft en los servidores norteamericanos, el cual permite a los jugadores cambiar el sexo de sus personajes, además de su apariencia.

El servicio cuesta 15 dólares por personaje y permite cambiar las siguientes características: el sexo, color de la piel, rasgos faciales y si así se desea, el nombre del personaje. Además se puede cambiar el estilo y el color del pelo así como otros detalles cosméticos que también son modificables desde el propio juego en las peluquerías, a cambio de una pequeña suma de dinero del juego.

Aún no tenemos de una fecha concreta para la puesta en funcionamiento de este servicio en los servidores europeos pero gracias al FAQ del eficiente equipo de Asistencia de Blizzard sabemos entre otras cosas que el precio en Europa para este servicio será de 15 euros. La desarrolladora ha comentado en sus foros oficiales que esperan tenerlo disponible en breve.

Tal como Blizzard nos comentó el mes pasado, los cargos que reciben los servicios de personaje como este tienen como objetivo disuadir a los jugadores de abusar del servicio así como obtener unos beneficios económicos alternativos.