Avance de King's Bounty 2

Un clásico transformado para una nueva era.

Madre mía, menudo cambio. Sé que han pasado unos cuantos años desde que jugué al brillante King's Bounty: The Legend (más de una década, para ser exactos), reuniendo extrañas bestias fantásticas para formar mi imparable ejército, pero no esperaba que la secuela fuese tan diferente. King's Bounty 2 es una auténtica evolución para la saga, una que en su momento inspiró a Heroes of Might and Magic. Y madre mía si se ve distinto.

Di adiós, por ejemplo, a la antigua perspectiva. Ahora ya no ves a tu héroe desde arriba, sino que lo sigues por encima del hombro, como si estuvieses jugando a un juego de rol en tercera persona. Puede parecer una nimiedad, pero esto te permite ver un mundo familiar de una forma totalmente nueva. Ese mundo, de repente, gana altura y sensación de escala, y también puedes adentrarte en los edificios, algo que antes no era posible. ¡Y hay un horizonte! Esto suena ridículo, pero de verdad que es un detalle simple que refuerza mucho la sensación de estar inmerso en un gran mundo de fantasía. Todo esto, además, se representa con muchísimo detalle: los pueblos medievales están bañados por la luz del sol, con exuberantes verdes, coloristas flores y las montañas nevadas en la distancia.

Más importante es que ahora puedes caminar hacia los personajes y hablar con ellos. Hay escenas cinemáticas para los diálogos, doblaje con actores de voz, elecciones y consecuencias. Y con esta nueva presentación de RPG también se refuerzan los elementos de rol del juego, claro. Hay toda una nueva historia sobre un peligro que debes aplacar, pero la parte más interesante es el cómo. Y ese cómo se determina en función del Ideal con el que estés alineado. Hay cuatro Ideales - Orden, Anarquía, Poder y Delicadeza - y todo en el mundo del juego está alineado con ellos.

Haz cosas anárquicas, o cosas para una entidad anárquica, y ganarás experiencia - con la que eventualmente puedes desbloquear puntos de talento y poderes - dentro del Ideal de Anarquía. Pero en ese caso estarás oponiéndote al Ideal de Orden, lo cual provocará tensiones con él. El juego, por supuesto, busca formas naturales de que escojas entre estos ideales. Por ejemplo, si descubres un secreto: ¿a quién le proporcionarás esa valiosa información?

Con quien te alinees puede tener consecuencias a largo plazo. Las unidades de tu ejército están alineadas de una forma u otra; si te alineas igual que ellas lucharán mejor, pero si optas por lo contrario no se compenetrarán tan bien. Tu personaje puede incluso negarse a hacer cosas que sean opuestas a su Ideal con el juego bien avanzado. La gracia de esto es que hace que cada partida (las cuales duran, aparentemente, unas cincuenta horas) será radicalmente distinta a la anterior.

Pero bajo todo esto, King's Bounty 2 sigue siendo un juego por turnos. Eso no ha cambiado; puede que ahora te adentres en una zona de combate en gloriosas tres dimensiones, pero cuando la batalla comienza, la cámara se aleja y te ofrece un familiar campo hexagonal con tu ejército sobre él (un ejército que has guardado mágicamente en tu bolsillo, pero eso es otro tema).

Aquí también hay algunas diferencias significativas. Las batallas lucen distintas, porque tienen lugar en la ubicación en la que estabas antes de que empezasen, y puedes mover libremente la cámara en ellas. Se acabaron los campos de batalla estáticos y por defecto. Esto no solo es bonito, sino que introduce factores como el terreno. Ahora hay posiciones elevadas o más bajas, con todas las ventajas y desventajas que ello conlleva. También hay obstáculos, y con ellos una línea de visión.

La cantidad de unidades se ha reducido de forma drástica. Ya no puedes condensar cientos de luchadores en una sola súper unidad. Lo más que puedes tener en una unidad son seis (y todos se muestran en el campo de batalla). Eso es así porque las unidades son ahora más importantes a nivel individual. Pueden subir de nivel, por ejemplo, y si ganas suficiente experiencia progresan a lo largo de tres niveles, cambiando su apariencia y ganando nuevas habilidades y, con ello, aumentando su poder.

También hay equipo que puedes encontrar y que al usarse afecta al rendimiento de tu ejército, así como nuevas razas y criaturas. Oh, y aunque el personaje principal que vimos en nuestra demo era un guerrero, aparentemente hay otros dos... y puede que no sean humanos.

Otro detalle importante de King's Bounty 2 es que también se publicará en consolas, algo que creo es nuevo para la franquicia. La versión para PC es la principal de cara al desarrollo, pero también se está creando de forma nativa para PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. La presentación, de hecho, se realizó utilizando un pad de Xbox, con un control que parecía totalmente natural.

También están en desarrollo versiones para las consolas de nueva generación, pero aparentemente han sido retrasadas por culpa del coronavirus. "No hemos anunciado todavía una fecha concreta", me explica el CEO de 1C Entertainment, Nikolay Baryshnikov. "Todo lo que puedo decir es que sí, que estamos trabajando en estas consolas. Ha habido un pequeño retraso, por el COVID-19 y por la dificultad para conseguir una cantidad razonable de kits de desarrollo. Pero sí, sabemos que hay nuevas consolas y sí, estamos trabajando en ello y habrá versiones para ellas".

Es una presentación bastante impresionante, un auténtico salto generacional en lo que King's Bounty es capaz. Es el potencial comienzo de una nueva era. "Exacto", dice Baryshnikov. "Ese es mi gran sueño". Para saber si al final se hará realidad o no habrá que esperar al próximo 24 de agosto.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Robert Purchese

Robert Purchese

Senior Staff Writer  |  Clert

Bertie is senior staff writer and Eurogamer's Poland-and-dragons correspondent. He's part of the furniture here, a friendly chair, and reports on all kinds of things, the stranger the better.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos