Duras palabras las que ha tenido el productor en Capcom y padre de Mega Man, Keiji Inafune, al hablar de su decepción por los juegos japoneses presentes en el Tokyo Game Show de este año.

"Personalmente, cuando echo una mirada a los diferentes juegos de este TGS pienso... Tío, Japón está acabada. Lo hemos conseguido. Nuestra industria está acabada", ha declarado Inafune ante una nutrida audiencia de periodistas que recoge Destructoid.

No obstante, como es lógico –y un poco feo, por qué no decirlo– ha tenido buenas palabras para los títulos desarrollados por Capcom y ha declarado que son uno de los pocos ejemplos de juegos "rompedores" creados actualmente en Japón.

Ahora mismo Inafune está trabajando como productor de Dead Rising 2, un juego que curiosamente está siendo desarrollado principalmente por el estudio canadiense Blue Castle Games.

Acerca del autor

Albert García

Albert García

Colaborador

Albert es periodista especializado en videojuegos desde 2002 y es uno de los fundadores de Eurogamer.es. A la hora de jugar te lo puedes encontrar tanto con un complicado juego de rol o estrategia, como moviendo el esqueleto con un juego de baile. ¡Es un tipo imprevisible!
Twitter: @AlbertGarlo

Más artículos de Albert García