Avance de House of Ashes, el tercer capítulo de la antología de terror de Supermassive

La reliquia del mal.

Tras una película de adolescentes ambientada en un barco maldito y un juego de terror histórico con los juicios de brujas como telón de fondo, Supermassive Games está preparando otra vez algo muy distinto para House of Ashes, la próxima entrega de su Dark Pictures Anthology.

Ambientado en Irak durante los últimos coletazos de la más reciente invasión por parte de Estados Unidos, este tercer capítulo de la serie es una claustrofóbica historia de monstruos enmarcada en la guerra moderna, una especie de mezcla de The Descent con Zero Dark Thirty. Su plantel de personajes está liderado por la agente de la CIA Rachel King, interpretada por Ashley Tisdale, quien llega a Irak como parte de un equipo que busca armas químicas. Otro personaje jugable, Salim Othman, es un soldado iraquí.

Los trozos que he visto de la introducción del juego muestran como Tisdale y su equipo llegan a Irak para descubrir que están envueltos en un mar de problemas. Un radar militar ha descubierto algo bajo tierra y la inteligencia de Estados Unidos, desesperada por encontrar armas de destrucción masiva, decide que se trata de una fábrica de armas químicas. Pero en su lugar, el escuadrón encuentra granjeros iraquíes y soldados locales. Se desata un tiroteo y, en pleno caos, ambos bandos acaban enfrentándose a la auténtica fuente de esas detecciones del radar. Es aquí donde House of Ashes se desarrolla en su mayor parte, en unas impresionantes ruinas subterráneas, vestigios del antiguo imperio acadio, las cuales tienen más de dos mil doscientos años de antigüedad y pertenecen al reino del Rey Naram-Sin.

Al igual que en los anteriores juegos de la Dark Pictures Anthology, la parte sobrenatural de House of Ashes se basa en hechos reales; hubo realmente un rey mesopotámico llamado Naram-Sin y alrededor de él surgieron leyendas sobre una maldición. Pero también se basa en un conflicto muy real y muy reciente, algo que Supermassive quiso utilizar para explorar varios conflictos entre sus personajes, y la necesidad de superarlos para poder sobrevivir. Otros personajes jugables incluyen a Eric, el marido de Rachel, y los soldados norteamericanos Nick y Jason, quienes parecen compartir una reacia conexión. Todos ellos se enfrentan a lo desconocido en las ruinas, y todos ellos, por supuesto, tienen distintas ideas de qué esperar de Othman, el soldado iraquí con el que están atrapados.

"Un montón de películas deshumanizan a la gente y a las naciones. Queríamos explicar y mostrar ambas partes de este conflicto concreto", me explicaba el director de House of Ashes, Will Doyle, cuando le pregunté sobre la decisión de incluir a un soldado iraquí como protagonista activo de la historia. "[Othman] es un personaje brillante, y en todas nuestras pruebas con usuarios ha obtenido un resultado realmente bueno".

"Lo que estamos explicando es una historia de guerra en un aspecto, pero lo principal que queríamos hacer era enfrentar a esta gente a un terrible peligro que no es humano. Lo importante para nosotros es que fuesen enemigos, pero también humanos. Queríamos mostrar aspectos humanos de su personalidad y poner estos aspectos bajos presión. Por eso, cuando se enfrentan cara a cada a este rival implacable y hostil, surge de forma natural la humanidad de estos personajes".

En una escena que me mostraron Nick y Jason reaccionan de forma muy diferente ante el primer signo de que hay algo supernatural, y la pareja fracasa a la hora de salvar a un camarada caído en una interacción que tengo la sensación de que tendrá consecuencias a largo plazo. Ambos tienen trasfondos distintos, diferentes rangos militares y Doyle deja entrever que hay algo más que todavía no hemos visto. Otro conflicto se desarrolla cuando Rachel y Eric se ven forzados a compartir espacios estrechos tras meses separados, aunque no hemos visto a estos personajes - o a Othman - interactuar en nuestra demo.

Pero el peligro aquí es, claramente, lo que acecha en estas ruinas, el resultado de una mitológica maldición causada por Naram-Sim cuando se enfrentó a sus propios dioses. "Nos encontramos con la historia del rey Naram-Sin y en cuanto la descubrimos fue como 'oh, wow, esto parece sacado directamente de una película o un libro", explica Doyle. "Este rey se enfrentó a los dioses porque pensaba que él mismo era un dios. Atacó su templo y, según la mitología, esto provocó plagas y peste en su reino, y los demonios están en el centro de esa maldición".

"Es genial encontrar una historia sobre una maldición 'real', sabes, que supuestamente afligió su reino", prosigue Doyle, "y está ligada con la historia que queríamos contar sobre un conflicto, una especie de historia sobre la guerra. Teníamos esta idea sobre personajes de facciones rivales, los cuales se juntan para enfrentarse a un peligro terrible, y lo que eso hace a la gente".

A nivel de mecánicas, los fans de los anteriores juegos de terror de Supermassive se encontrarán como en casa. Están los modos habituales, incluyendo la popular opción Movie Night para cooperativo local, en la que juegas en grupo con varios personajes. La novedad en House of Ashes es la posibilidad de cambiar el nivel de dificultad, lo cual afectará a los eventos QTE, y definir esa dificultad de forma individual para cada persona en el multijugador. Otros cambios son una cámara libre - se acabaron los ángulos fijos - y poder utilizar la linterna para examinar los escenarios en busca de coleccionables.

House of Ashes todavía no tiene una fecha firme de lanzamiento, más allá de saber que saldrá en 2021. Será, por lo tanto, la tercera entrega publicada en un periodo de tres años; Supermassive había planeado inicialmente un ciclo de publicación más rápido, pero ha tenido que adaptarse a distintos problemas a lo largo del último año. Esta historia requería un número mayor de acrobacias y escenas de acción que los anteriores juegos de la Dark Pictures Anthology, exigiendo dobles de acción y un proceso de audiciones en el que los actores debieron mostrar su habilidad luchando con espadas.

"Evidentemente la industria del cine en todo el mundo se ha visto muy afectada", explica Doyle. "Durante un corto periodo no hubo ningún tipo de rodaje, algo con lo que tuvimos que lidiar. Ha sido un reto, sabes, todo el tema de la distancia social. Para un juego en realidad es un poco más sencillo, porque mapeamos cosas en los personajes donde no importa si están juntos cuando les grabas, porque podemos juntarlo con el software".

Más allá de House of Ashes, Supermassive sigue teniendo como objetivo hacer que la antología cubra un arco con ocho juegos. "Tenemos planes sólidos para ocho", reconoce Doyle. "Nos encantaría seguir, hacer más. Pero sí, ocho es el objetivo que tenemos ahora". Los fans más avispados se habrán dado cuenta que un recorte de periódico en el primer juego de la saga, Man of Medan, mencionaba la desaparición de unos arqueólogos en Irak, un guiño a House of Ashes. Hay muchas otras pistas escondidas en el juego que, como Naram-Sin, están esperando a ser descubiertas.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Tom Phillips

Tom Phillips

News Editor  |  tomphillipsEG

Tom is Eurogamer's news editor. He writes lots of news, some of the puns and makes sure we put the accent on Pokémon.

Contenido relacionado

Artículo destacado | Nuestros juegos favoritos del E3 2021

Triples A, indies, multitud de géneros... el futuro tiene un poquito para todo el mundo.

Anunciado Fatal Frame: Maiden of Black Water para Nintendo Switch

ACTUALIZACIÓN: Saldrá para más plataformas.

The Medium saldrá en PS5 en septiembre

Nueva versión del juego de Bloober.

Resident Evil Re:Verse saldrá en julio

Capcom ha confirmado que habrá DLC para Village.

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos