Aunque llevamos jugando a Halo: The Master Chief Collection un par de semanas, no fue hasta ayer que Microsoft publicó el parche de 15GB que añade todo el contenido multijugador, no incluido de serie en el disco. Siendo así hemos preferido publicar de momento únicamente nuestra crítica sobre la campaña y la remasterización, la cual hemos probado de forma extensiva, y aplazar unos días las conclusiones sobre el multijugador para poder ofreceros un análisis en condiciones, habiendo jugado el tiempo necesario y con una mayor cantidad de jugadores en los servidores. A principios de la semana que viene actualizaremos este análisis con las impresiones del online, el veredicto definitivo y la consiguiente nota final.

- - -

Pese a ser un personaje rodeado de misticismo y parco en palabras, el Jefe Maestro es indudablemente el eje sobre el que gira Halo, una de las franquicias más importantes y exitosas de la última década y media y emblema exclusivo característico de las consolas de Microsoft. El gigante de Redmond es plenamente consciente de ello, así que uno de sus grandes apuestas de este año para Xbox One es The Master Chief Collection, un ejemplar recopilatorio que incluye los cuatro Halo principales (se quedan fuera el spin-off ODST y la precuela Reach) remasterizados en alta definición, con los tan deseados sesenta frames por segundo y una ingente cantidad de material extra. ¿Es un juego destinado a introducir a nuevos jugadores de cara al futuro Halo 5: Guardians o a satisfacer a los fans? Ambas cosas, la verdad.

El primer Halo llega a la consola de nueva generación con un port de Halo: Combat Evolved Anniversary, la remasterización publicada hace tres años para celebrar la década cumplida en 2011 desde la publicación del original de Xbox. No hay mucho que añadir a lo que explicamos en el análisis de la versión para Xbox 360: Saber Interactive ha cogido aquel trabajo, lo ha puesto a funcionar a 1080p y 60FPS y el resultado es todo lo bueno que cabría esperar, con un shooter en primera persona que se las apaña de forma muy competente para mantener su vigencia. Se le notan las costuras propias de tener más de trece años a sus espaldas, pero con un look remozado y un tratamiento casi reverencial de la obra de Bungie es, sin duda, la edición definitiva de un juego clásico que ya forma parte de la historia más brillante del medio interactivo.

2

Halo 2 Anniversary, la gran novedad incluida en la Master Chief Collection, recibe el mismo tratamiento que su antecesor; tomando como base la secuela original de Xbox, a la que una vez más podemos acceder de forma instantánea y sin tiempos de carga pulsando un botón, Saber aplica un completo lavado de cara con nuevas texturas y modelados para intentar que su aspecto sea lo más actual posible (por desgracia sin llegar a 1080p nativo) al tiempo que la jugabilidad se mantiene intacta. No llega a ser un Crysis, ni mucho menos, pero da el pego sobradamente y las mejoras técnicas son más que evidentes, siempre ligadas a las limitaciones obvias del material del que parte. También se incluyen nuevos terminales en los niveles (en esta ocasión explicando la historia del Inquisidor) y unas espectaculares cinemáticas CGI nuevas, obra de Blur Studios (algunas de las cuales enlazan con el futuro Halo 5). Nada que objetar: si Halo Anniversary era una carta de amor al primer Halo, Halo 2 Anniversary hace exactamente lo mismo con su secuela. Ni más, ni menos.

Halo 3 y Halo 4, cuyos ports han sido desarrollados por Ruffian Games (Crackdown 2), no tienen un auténtico trabajo de remasterización detrás, y fuera de algún retoque menor simplemente se limitan a aumentar la resolución a 1080p y el frame-rate a 60FPS (hay alguna caída en Halo 4, aunque en momentos contados). Pero en contra de lo que podría parecer, eso quizás no sea negativo: los recursos y materiales originales se escalan estupendamente bien a la nueva resolución, lo cual certifica la magnífica labor inicial de Bungie y 343, y ahora su control es más suave y responde mejor. Halo 3 es el que cambia más al ser el original sub-HD y tener ahora anti-aliasing, pero Halo 4 es, al ser más moderno, el que luce mejor y en ocasiones parece hasta propio de la actual generación.

La sorpresa agradable, más allá de un trabajo de remasterización/adaptación en líneas generales muy satisfactorio, es ver que los cuatro juegos mantienen muy bien el tipo a pesar de los no pocos años que tienen a sus espaldas. Se ha dicho muchas veces que Halo fue pionero a la hora de incorporar elementos que ahora son estándar de facto en el género, como los escudos regenerativos o el poder llevar únicamente dos armas a la vez, y quizás sea por eso que a nivel jugable no chirrían demasiado y siguen siendo divertidos y muy gratificantes. Sus vastos niveles, muy alejados del "pasillerismo" del que hacen gala los Call of Duty y similares y con un diseño en ocasiones muy inspirado, como el del Cartógrafo Silencioso, son otro factor que juega muy a su favor para hacer que parezcan menos anticuados de lo que dictaría la lógica.

Me gusta mucho también la forma en que 343 Industries unifica todo este material. El sistema de menús es limpio y muy ordenado, con un acceso rápido y sencillo al contenido y las opciones de personalización y un montón de información y estadísticas de tus partidas con cada juego. Lo más curioso, sin embargo, son las playlists. Básicamente son listas con varios niveles y diferentes condiciones. Para cada juego hay varias listas con diferentes calaveras, retos y niveles de dificultad, y luego hay las propias de la colección: una en la que rememoras las secuencias finales de las cuatro entregas una detrás de otra, otra en la que se recopilan todos los niveles con vehículos de la saga u otra en la que juegas las fases en las que aparecían los Flood, por ejemplo.

1

Está claro que los cuatro Halo son el plato principal de la Master Chief Collection, pero la cosa no termina ahí, ni mucho menos. Para empezar, sus usuarios tendrán acceso a partir del próximo 29 de diciembre y durante tres semanas a la beta de Halo 5: Guardians, la nueva entrega exclusiva para Xbox One, y ese mismo mes se añadirán todos los episodios de las Spartan Ops de Halo 4. Luego está el Halo Channel, sustituto del Halo Waypoint de Xbox 360, en el que podemos encontrar una enciclopedia sobre el universo Halo, material audiovisual (como Halo: Forward Unto Dawn), retransmisiones de eSports y numerosos documentales, y que además desbloquea contenido extra ingame. Y para acabarlo de rematar, como supuesto broche de oro (aunque las primeras críticas, la verdad, no son demasiado positivas, y encima llega a España con doblaje en castellano neutro), se incluye la serie Halo: Nightfall, producida Ridley Scott (el director de Alien, Blade Runner y Gladiator, entre otras películas), en la que se amplía el lore de Halo al tiempo que se presentan personajes que cobrarán mucha relevancia en Guardians.

No se puede evitar, sin embargo, tener la sensación de que Microsoft merece un ligero tirón de orejas por la localización de la Master Chief Collection al castellano. Es de sobras conocida la situación con Halo 2: el juego original llegó a España con un terrible doblaje a español neutro. Ante la imposibilidad de realizar un doblaje nuevo (seamos realistas, el coste de algo así no es tan nimio como puede parecer, y nos consta que en Microsoft España se luchó sin éxito para conseguirlo) a nuestro país llega en versión original con menús traducidos y subtítulos para las cinemáticas, pero sin texto para los diálogos de las misiones. Los otros tres Halo sí vienen en perfecto castellano, aunque pecan de los mismos defectos que tenían en Xbox 360, los cuales no han sido solucionados: inconsistencias en la traducción de Halo: Combat Evolved Anniversary o terribles defectos en la sincronización labial de la cinemática inicial de Halo 4, por ejemplo. Incomprensiblemente, además, no hay un selector de idioma que nos permita jugar a la versión original, teniendo en cuenta que el juego tiene los ficheros originales y si configuras la consola en inglés se puede jugar en V.O.S. perfectamente.

Pero aún así Halo: The Master Chief Collection es, probablemente, la remasterización más completa que se ha publicado hasta la fecha, con una cantidad de contenido apabullante y un trabajo detrás por parte de 343 Industries que denota auténtica devoción por la franquicia. Con cuatro juegos completos que han aguantado sorprendentemente bien el paso del tiempo, un completísimo multijugador con más de cien mapas y una generosa ración de extras, es la puerta de entrada perfecta para los neófitos y prácticamente una biblia para los fans de la saga. Ese es, quizás, su gran aliciente: tener un poquito (mucho, en realidad) para todo el mundo, en un paquete que es imposible que no complazca a cualquier tipo de jugador. Lo cual no es poco, vamos...

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.