Guilty Gear 20th Anniversary Collection reivindica el gran legado de GG XX, pero se queda corto como celebración de la saga.

Por segundo año consecutivo, Arc System Works será la compañía con más títulos oficiales en el EVO, el evento de juegos de lucha más importante del mundo. El año pasado ocupó tres de los ocho huecos y Dragon Ball FighterZ logró destronar a Street Fighter V como título con más participantes registrados. Con los datos que tenemos a estas alturas, parece imposible que esta última hazaña se repita, pero nadie le puede quitar que de los nueve juegos de este año, dos son desarrollos internos de ASW y es editora de un tercero.

Entre esos tres juegos estará ausente Guilty Gear, la franquicia que se convirtió en seña de identidad de ASW y cuya próxima entrega está ya en desarrollo. Aunque su nombre no esté en el plantel, su esencia sigue presente en Blazblue y Dragon Ball FighterZ. Este momento de descanso entre lanzamientos parece el momento más adecuado para realizar un viaje al pasado y recordar cómo se inició todo. Con este propósito surge Guilty Gear 20th Anniversary Collection, que recupera la primera entrega de la franquicia (Guilty Gear, 1998) y la revisión definitiva de su última gran entrega bidimensional (GG XX Accent Core Plus R, 2012) antes de la irrupción de GG Xrd (2014).

Precisamente por esto hay que empezar con lo más negativo: el pack pierde su condición de celebración de la saga fuera de la edición física, que incluye un libro de arte. Los dos juegos tienen iconos separados en la consola y no hay extras que celebren aspectos clave de la saga, como algún documento de diseño o algún tipo de galería conmemorativa. Por no hablar de la pregunta que supongo que nos ronda a todos por la cabeza: ¿no hubiese tenido más sentido que una recopilación de este estilo incluyese también la última entrega hasta la fecha (Guilty Gear Xrd Rev 2, 2017)?

1

Ciñéndonos a lo que sí viene en la colección, el primer Guilty Gear tiene más sentido como documento jugable para tener presente de primera mano el inicio de la franquicia que como juego para disfrutar en la actualidad. Sus tres modos -Arcade/Vs/Entrenamiento- se quedan muy cortos y el equilibrio del plantel de diez personajes (más un par ocultos) está muy lejos de los estándares actuales de GG.

Lo compensa demostrando que Daisuke Ishiwatari tenía claro dónde destacar desde un primer momento: velocidad, estilo y, por qué no decirlo, mucha chulería; que no se nos olvide que uno de las imágenes más reconocibles de Guilty Gear es un tipo que se apellida "Badguy". Ishiwatari es, además del responsable de estos juegos, uno de los compositores más importantes de Arc System Works, continuando su trabajo en la otra gran franquicia 2D actual de la compañía, Blazblue. Sus riffs de guitarra imposibles acentúan la identidad de una saga que no para de referenciar al rock y al heavy metal en escenarios, nombres de mecánicas y en prácticamente todos los personajes, desde la A de Axl Low/Rose hasta la Z de [Frank] Zappa. [Mr.] Bad Guy es, después de todo, el primer álbum en solitario de Freddie Mercury.

GG XX Accent Core Plus R, en cambio, es una propuesta refinada al extremo, una absoluta delicia de juego que muestra a la mejor Arc System Works: un plantel de personajes variado y equilibrado, sprites y animaciones espectaculares, combates frenéticos y estratégicos, etcétera. Además, aquí no hay quejas en el plano del contenido: tiene modo historia, arcade, supervivencia, misión, M.O.M. (un modo donde debemos sumamos puntuación a base de encadenar combos) e incluso galerías de sonido y gráficos que me hubiese gustado ver expandidas en la colección.

3

Ante todo destaca por una profundidad jugable apabullante, donde las mecánicas particulares de algunos de los personajes darían para cimentar sagas enteras. La contraposición con el primer GG es chocante, pero estoy convencido de que más allá del recorrido o del factor nostálgico; a día de hoy aún hay mucho en lo que bucear dentro de este juego.

Donde más se le notan los años a Accent Core Plus R (aparte del diseño gráfico de los menús) es en el pobre acercamiento que tienen al jugador novato. Comparados con los completos tutoriales y retos para aprender desde la terminología básica hasta los combos más elaborados de cada personaje que tienen hoy en día los juegos de la compañía, una tabla de movimientos para el entrenamiento se antoja muy poco, especialmente en un juego tan complejo. Es un juego que va dirigido en todo momento a los más veteranos.

Como comentario final, no sé si ha sido mala suerte pero aún no he sido capaz de encontrar rivales en el online (ni en Ranked ni en Partida Rápida) así que me temo que no puedo ofrecer un comentario acerca de la calidad del netcode.

Guilty Gear 20th Anniversary Collection es una gran oportunidad para revisitar y reivindicar el legado de una de las sagas más importantes del género, pero le falta esmerarse más en la parte de la celebración, o quizá en la de museo. SNK celebró recientemente su cuarenta cumpleaños con una recopilación en la que el juego es un documento histórico que se complementa con artworks y documentos de diseño para contextualizarlo en su momento; creo firmemente que este debería haber sido el camino a seguir. Tal y como se presentan estos dos juegos se ven como dos entidades independientes, donde Guilty Gear puede quedar relegado a la categoría de mera curiosidad; solo GG XX Accent Core Plus R permite una revisión que, todo sea dicho, merece completamente la pena.

Acerca del autor

Jaime San Simón

Jaime San Simón

Redactor

Jaime lleva en Eurogamer.es desde los inicios y es nuestro experto en juegos indie. Tú ponle ahí cuatro píxeles hechos con amor y ya le puedes dar megatones hiperpoligonizados, que él, se quedará con lo primero.