Guía The Witcher 2 - Acto 1 - Una dura arribada

Gracias a la ayuda de las Fuerzas Especiales de Temeria el Primer Acto se inicia en el barco de Roche, directo hacia el puerto de Flotsam. Desafortunadamente el puerto está cerrado por culpa de un monstruo marino que ha infectado el agua, por lo que tendrás que atracar un poco lejos y avanzar a pie junto a Triss y Vernon.

Por el camino te encontrarás con Iorveth, el jefe elfo de los Scoia'tael, que tras unos momentos te atacará. Por suerte Triss creará una barrera mágica contra las flechas, pero será tal su esfuerzo que tú y Vernon deberéis llevarla en brazos para poder seguir mientras la magia mantiene la barrera.

No es aconsejable que ataques a los elfos más allá de la barrera protectora, porque de momento no te conoces el bosque y tu nivel no es demasiado alto. No obstante si tienes ganas de riesgo, adelante. Permanece dentro de la bola mágica y ve matando a los adversarios. Tras matar a cuatro o cinco estarás lo bastante cerca de Flotsam como para que los guardias vengan en tu ayuda. En cuanto llegues a la ciudad verás que están a punto de ahorcar a unos delincuentes.

Volver al índice de la guía de The Witcher 2.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Más artículos de Borja Pavón