Metal Gear Solid 5 - Ángel con alas rotas, Malak, Lamar Khaate, Yakho Oboo

Guía Metal Gear Solid 5 - Cómo extraer a Malak y a los demás prisioneros.

Objetivos de la misión:

  • Extraer al prisionero muyahidín llamado Malak
  • Extraer el vehículo escoltado (vehículo blindado)
  • Extraer a los tres prisioneros encerrados en Lamar Khaate Palace
  • Extraer a los dos prisioneros encerrados en el puesto de suministros Yakho Oboo
  • Escuchar la última conversación entre el conductor del camión y Malak

Esta vez tu trabajo es extraer a Malak, el prisionero muyahidín que está encerrado en Lamar Kaate Palace. Selecciona la misión y la zona de aterrizaje al sureste del palacio a las 0600.

Cuando aterrices monta en tu caballo y empieza a dirigirte al noroeste hacia el palacio. Como te dice Ocelot, conseguirás recompensas adicionales por cada prisionero que rescates durante tu misión, así que tenlo en cuenta.

Localiza a Malak en el Lamar Kaate Palace

En cuanto veas el palacio en ruinas detente y activa tus binoculares. Escanea la zona en búsqueda de hostiles y luego localiza el jeep aparcado a mano derecha de la carretera que lleva al edificio, delante de la entrada. Malak, tu objetivo, está en el asiento trasero - asegúrate de escanearlo para añadir su localización a tu mapa.

Cuando lo hagas los guardias cercanos empezarán a hablar, desvelando sus planes de escoltar al prisionero al puesto del norte. No obstante parece que los prisioneros que quedan serán ejecutados pronto. Tu decisión, pues, es si quieres centrarte únicamente en tu objetivo principal o si prefieres infiltrarte en el palacio y salvar también a los demás.

Para sorpresa de nadie la forma más rápida de completar tu objetivo principal es ir a por Malak y rescatarlo del jeep antes de que marchen hacia el puesto. Si eliges salvar a los prisioneros del palacio deberás infiltrarte después en el puesto del norte para liberar a tu objetivo principal, una tarea mucho más complicada.

Encuentra y rescata a los prisioneros

Si decides rescatar a los otros prisioneros, desmonta de tu caballo y empieza a acercarte al edificio en ruinas. Hay rocas que forman una buena cobertura en la parte izquierda del palacio, así que mantente cerca de ellas y síguelas hasta que llegues al final. Eso debería alejarte de las patrullas, pero sigue atento de todos modos.

Mantente bajo y avanza lentamente, usando la hierba como cobertura. Hay varios guardias patrullando en los niveles superiores del palacio, así que mejor que no te vean. Cuando esté despejado localiza la ventana más cercana del piso inferior y entra por ahí.

Una vez dentro ve a la izquierda y empieza a dirigirte al norte, infiltrándote en la oscuridad. Cuando el pasillo termine saldrás de nuevo al exterior y tendrás que lidiar con los hostiles de la zona antes de explora las cabinas azules al norte. Hay todo tipo de recursos en la que está más al este, incluyendo algunos documentos interesantes. Cuando los tengas vuelve a salir al exterior.

Ahora localiza las dos celdas de prisioneros de color negro que están en el centro de la zona. Hay un prisionero en la de más al este, así que fuerza al candado, sácalo de ahí y usa un Fulton para extraerlo. Finalmente examina el contenedor ojo y blanco junto al muro de más al norte del palacio.

Cuando hayas terminado vuelve sobre tus pasos y ve al pasillo sombrío de antes. Ten en cuenta que todo el edificio y sus alrededores están llenos de hostiles, así que procede con cuidado.

Casi inmediatamente verás unos escalones a tu izquierda. Ve por ahí hasta el segundo piso y toma la izquierda arriba del todo. Ve hasta la siguiente habitación y recoge los planos de la mesa, lidiando con cualquier guardia que te encuentres por el camino.

Hay dos prisioneros más por ahí para rescatar, así que sigue explorando siguiendo sus lamentos hasta que los encuentres. No te retrases, sin embargo: a medida que pase el tiempo ejecutarán a más prisioneros, así que date prisa si quieres rescatarlos a todos.

Llega al puesto e infíltrate

Cuando hayas localizado a los tres prisioneros en el palacio (o cuando te hayan pillado y no puedas hacer más que salir por patas), sal de nuevo hasta la carretera principal. Monta en tu caballo y empieza a dirigirte hacia el norte, en dirección al puesto en el que está tu objetivo principal. Te encontrarás con un puesto soviético, así que rodéalo para continuar.

A medida que te acerques al puesto objetivo asegúrate de evitar patrullar enemigas, y acaba con ellas rápidamente si es el caso para evitar que alerten a sus colegas del puesto principal.

Cuando llegues a tu destino busca la torre de vigilancia del lado de la carretera. Justo delante de ella verás un camino que lleva al este de la carretera principal. Avanza por ahí una corta distancia y baja de tu caballo.

Ahora desciende al riachuelo que hay en la parte izquierda. Sigue por ahí hasta que veas una cuesta de cemento a la izquierda, justo antes de la gran cascada. Escala por ahí y sube por las rocas. Sigue hacia el este un poco más hasta que llegues a un camino principal que lleva al norte.

Desde ahí sigue por la carretera al norte hasta que alcances el muro de cemento a tu derecha. El puesto está justo detrás, así que saca tus binoculares de nuevo y escanea la zona en búsqueda de enemigos. Luego mantente bajo y retoma tu viaje hacia el norte manteniéndote pegado a la pared.

Cuando llegues al final de la pared ve a la derecha manteniéndote cerca de las rocas. Hay un pequeño campamento justo delante del principal que ofrece una cobertura útil frente a los guardias que patrullan la zona. Muévete entre las rocas y la lona hasta que vuelvas a estar en el camino principal.

Sigue hacia el norte más allá de la señal que hay a la izquierda. Justo antes de una curva pronunciada verás que a la izquierda hay una cuesta. Sube por ahí y sigue por el camino. Eventualmente dicho camino te lleva a un saliente desde el que puedes ver todo el puesto; mira a la izquierda y localiza la pequeña cabaña con una antena en el techo. Acércate a la cabaña y desciende en la pasarela. Ahora estarás justo encima del muro que hace de perímetro del puesto.

Desde ahí dirígete al suroeste teniendo en cuenta a los numerosos guardias que patrullan por ahí. Si te ven tu mejor opción es responder y acabar con tantos de ellos como te sea posible. Puede que sea un caos, pero al menos estás en una posición ventajosa.

Localiza la celda de Malak y huye del puesto

Ve al lado sureste del muro principal y busca el agujero en el suelo a tu izquierda. Desciende por ahí y localiza la puerta que está justo al otro lado.

Entra e inmediatamente acaba con el guardia que está dentro. Antes de seguir recoge su arma si no tienes ninguna con potencia de fuego, te vendrá bien dentro de poco. Luego recoge el pano de la mesa en el centro de la sala. Cuando termines sal al pasillo de nuevo y entra en la habitación que está en el lado opuesto. Encontrarás a tu objetivo en el suelo, y posiblemente a algún guardia interrogándolo, así que acaba con él si es necesario. Con el guardia, no con el rehén, vaya.

Cuando esté despejado recoge a Malak y prepárate para escapar. Por desgracia parece que las heridas de Malak son graves y no puedes usar el Fulton para extraerlo, así que deberás cargar con él fuera del puesto y subirlo al helicóptero. Hay muchos guardias por la zona, así que no será fácil.

Empieza volviendo por el pasillo de antes. En teoría es posible avanzar por la puerta a la izquierda de la escalera, avanzar por el pasillo y atravesar la gran puerta de la parte izquierda sin que nadie te vea. Si lo consigues solo tendrás que subir por el camino que hay delante, llamar al helicóptero y dejar al pobre Malak. También es posible que tengas que enfrentarte a unos cuantos hostiles antes. Si tomas esta ruta más agresiva, la mejor estrategia es quedarte en la habitación con la escalera (asegúrate de que dejas a Malak en una esquina antes de empezar la carnicería) y acabar con los enemigos a medida que entren.

Para empezar llama la atención en la puerta que da al patio para alertar a los guardias cercanos. El pasillo es fácil de defender debido a que ofrece un buen punto de vista de todos los puntos de acceso. Si te quedas sin balas busca en las habitaciones cercanas.

Llama al helicóptero y extrae al prisionero

Cuando hayas acabado con todos recoge al prisionero y sal del puesto. Busca la puerta en el muro a la izquierda y luego avanza por el camino que sube por la colina. Llama al helicóptero inmediatamente y sube a Malak. La misión terminará y volverás automáticamente a la Base Madre.

En la siguiente página explicamos cómo completar la misión Oculto en el silencio.

Volver al índice de la guía Metal Gear Solid 5.

Ir a los comentarios (10)

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Pokémon GO - Lista de todos los Pokémon oscuros, cómo vencer a Snorlax oscuro y cómo purificar Pokémon

Todo lo que sabemos de los Pokémon oscuros y purificados en Pokémon GO.

Pokémon GO: Evoluciones de Eevee - Cómo hacer evolucionar a Eevee a Umbreon, Espeon, Vaporeon, Jolteon y Flareon con nuevos nombres

Una referencia a la serie de televisión te permite elegir la forma en que Eevee evoluciona, ¡incluyendo la segunda generación!

Pokémon GO - Azelf, Uxie y Mesprit, el trío del lago: todo lo que sabemos sobre los nuevos Pokémon

Por primera vez, aparecen Legendarios en estado salvaje. ¿Por qué el trío del lago es tan distinto?

Pokémon GO - Lista de los Pokémon de cuarta generación que han llegado a Pokémon GO

Todos los Pokémon de la región de Sinnoh en una sola lista.

Comentarios (10)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos