Esta página cubre las Ruinas de Nuevo Londo, Cuatro Reyes de Dark Souls, y es la continuación de la La Tumba de los Gigantes, Nito.

Si lo prefieres, puedes volver a la página principal de la guía.

Dark Souls - Ruinas de Nuevo Londo

Podrás llegar a las Ruinas de Nuevo Londo a través de las escaleras que hay cerca de la hoguera del Santuario de Fuego. Luego toma el ascensor para dirigirte al puente que se encuentra en la parte inferior y vigila con los fantasmas.

Para avanzar por las Ruinas es muy práctico contar con maldiciones transitorias porque hay enemigos que sólo puedes vencer si cuentas con un arma maldita o si eres tú el portador de la misma. Lo peor es que te dañe un basilisco, porque tu vida baja a la mitad.

De todas formas los enemigos dejarán muchas maldiciones que podrás recoger. Acaba con todos ellos y ten cuidado con las emboscadas porque en un momento puedes encontrarte rodeado de ellos.

A lo largo del camino te encontrarás con muchos enemigos a los que hacer frente así que no te desesperes si mueres mucho, sólo tienes que comprender el patrón de movimiento de los enemigos y actuar en el momento exacto para convertir tu progreso en algo automático.

Sigue hasta que llegues a una habitación con doble entrada. Sube hasta la azotea y encontrarás a un personaje que tiene una llave necesaria para llegar hasta el jefe final. Vuelve por donde has venido y toma el otro camino que te llevará a un gran engranaje que debes activar.

24-1

No encontrarás fantasmas, pero ahora toca lidiar con caballeros bastante fuertes y con masas de muertos vivientes venenosos. Intenta atacar por la espalda y con cuidado, como siempre, a ambos enemigos.

Si quieres puedes explorar la ciudad en busca de algunos tesoros pero no encontrarás nada del otro mundo. Continúa el camino y llega hasta la torre donde se encuentra el enemigo. Cruza y ponte el Anillo de Artorias (que lograste tras derrotar al lobo Sif) antes de bajar.

24-4

Ruinas de Nuevo Londo - Jefe Final - Cuatro Reyes

24-5

La clave para vencer en esta batalla es acabar lo antes posible. Pueden atacarte cuatro enemigos a la vez, los Reyes, así que mejor ármate con una buena armadura pesada, si es que la tienes. Cuando veas al primer rey corre hacia él y atácale con los poderes o armas más poderosos que tengas. Cada uno de ellos es una parte de la barra de vida del jefe final.

¿Y por qué decía que la clave está en acabar lo antes que puedas? Muy sencillo: cada cierto tiempo aparecerá un nuevo rey lo hayas matado o no, por lo que si no eres lo suficientemente rápido puedes terminar rodeado de esas cosas. Ataca desde la distancia, uno a uno, y recuerda tomar pociones para regenerar vida.

En la siguiente página: Dark Souls - Ruinas de los Demonios, Sabio del Fuego Demoníaco, Demonio Ciempiés

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.

Más artículos de Borja Pavón

Comentarios (1)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

Dark Souls

Masoquismo interactivo.

Anunciado Dark Souls Remastered para Nintendo Switch

ACTUALIZADA: También para PS4, Xbox One y PC.

La comunidad de Dark Souls inicia el 'Retorno a Lordran'

Desde hoy hasta el 24 de octubre encontrarás a más gente online.