Desciende por las escaleras pero no te preocupes de la advertencia que se te da de tomar otro camino. Simplemente evita el fuego y la bestia caminante que cruza el puente mientras te diriges a la esquina izquierda. Busca por los cadáveres por aquí para conseguir unos cuantos Viales de sangre.

La mayor parte de enemigos que te cruces en esta zona son igual de complicados que los que ya te has encontrado recientemente. Debes tener en cuenta la agilidad de esas criaturas, y su tendencia a dar saltitos hacia ti y para evitar tus ataques. Deberías tener un montón de stamina y correr hacia ellos para matarlos; si no es el caso espera a que se rellene antes de ir a por más.

Cómo completar la sección Viejo Yharnam de Bloodborne

Dirígete al puente y mata a las bestias que te encuentres. A la izquierda del todo hay una bestia encapuchada que es ligeramente menos ágil que las otras criaturas, pero más o menos igual de feroz en combate. Justo detrás de esa bestia hay un cadáver con un Rocío de sangre fría.

Ve hasta el otro lado de la zona pero todavía no bajes por la escalera. A tu izquierda hay otra bestia caminante; mátala, y luego ve a la izquierda de las escaleras para conseguir algunos Fragmentos de piedra de sangre del cadáver. Ten los ojos abiertos por si aparece alguna otra criatura mientras te estás llenando los bolsillos.

Cómo sobrevivir al tiroteo de Viejo Yharnam

Baja por las escaleras y desciende a la zona de más abajo para que salte otra advertencia sonora. Intenta enfrentarte a las criaturas de aquí de una en una, si es que puedes, y después continúa hacia la estatua. Oirás la voz una vez más - prepárate para esquivar a la parte trasera de la estatua para evitar cualquier tiro.

Cuando veas la oportunidad, dirígete a las escaleras de tu derecha y ve al balcón del final. A tu izquierda hay un hueco por el que puedes acceder al edificio, pero hay un demonio encapuchado dentro. Esta criatura es básicamente una versión más cabreada de la bestia encapuchada a la que te enfrentaste antes, aunque son bastante similares en la lucha. Mientras tanto no olvides tener en cuenta el tiroteo.

Cuando no haya moros en la costa - o haya menos, vaya - entra y recoge los antídotos del cadáver. Atraviesa la puerta de ti izquierda y luego ve al balcón para encontrar otro cadáver con un Fragmento de piedra de sangre. Ahora vuelve dentro y ve poco a poco hacia la puerta de la esquina izquierda. Mantente a cubierto del tiroteo y de las vasijas durante la siguiente refriega, ya que las vasijas contienen aceite que puede incendiarse si contacta con el fuego.

Atrae a la bestia más cercana a tu posición con un guijarro y luego lanza un cóctel Molotov a las vasijas para que la otra bestia se una a la fiesta. Cuando ambas estén muertas, ve a la esquina del balcón en el que se encuentra el cadáver. Recoge los antídotos y ve por la puerta de tu izquierda, atraviesa el puente y accede al estante que contiene los cuervos enloquecidos. Mátalos y registra sus cuerpos para conseguir Fragmentos de piedra de sangre.

Ahora gírate y entra al otro edificio que tienes delante. Llegados a este punto no deberías preocuparte demasiado sobre el tiroteo, pero hay otro demonio encapuchado y un par de bestias con las que debes lidiar. Cuando estén todos muertos, recoge el Antídoto del cadáver de la esquina y entra a la habitación más pequeña de tu derecha. Puedes recoger la Gema de sangre atemperada aquí, que sirve para mejorar armas.

Regresa a la última habitación y luego atraviesa la puerta que está cerca del otro cuerpo. Serás vulnerable una vez más al tiroteo cuando salgas, así que rápidamente ve hacia adelante y espera un momento cuando alcances los árboles. Eso te dará un poco de protección mientras acabas con las bestias que te atacan. Si las cosas se ponen peliagudas, vuelve sobre tus pasos hasta la siguiente habitación para tener un poco más de espacio.

Sigue hacia adelante cuando termines y mates a las bestias. Ahora mira a la derecha, donde se encuentra la estatua. Corre hacia ella y posiciónate tras ella para acabar con los enemigos de ahí. Cuando todos estén muertos - esperemos que tú no - recoge el Rocío de sangre fría del cuerpo y mira en dirección al tiroteo, corre todo lo que puedas y dirígete bajo las escaleras para encontrar a un Cazador esperándote.

No es un enemigo tan potente como un jefe medio, pero maneja bastante bien su arma, así que ten cuidado a la hora de golpearle. Tiene tus armas, tus cócteles Molotov y también se puede curar a sí mismo. Vale la pena esperar hasta que hayas matado a la Bestia sedienta de sangre antes de volver a enfrentarte a este enemigo. Podrás aumentar de nivel más rápidamente de esa forma, y conseguir un ataque cargado bastante majo si usas la ruta alternativa.

Matar a las bestias encapuchadas, caminantes, demonios encapuchados

Sube por las escaleras de madera que hay delante de ti y lanza un guijarro a la bestia encapuchada de arriba. No te preocupes por la puerta de la derecha, por el momento, y simplemente mata a la bestia y a su amigo encapuchado del lado más lejano de la habitación.

Recoge los antídotos de los cuerpos de la esquina y baja por las escaleras de tu izquierda. Entra por la primera puerta de la derecha y rápidamente mata a la bestia encapuchada que está en el balcón. Quédate fuera del balcón y encara la puerta - es muy probable que te embosquen unos cuantos caminantes y demonios encapuchados. Si no aparecen tras un rato, es que te estarán esperando en las siguientes escaleras.

Cuando esté despejado, ve a por los Fragmentos de piedra de sangre de los cuerpos del balcón y luego atraviesa la puerta y sube por las escaleras de la derecha. Ahí es donde posiblemente te enfrentes a los enemigos mencionados antes. Independientemente de ellos, habrá unas cuantas bestias encapuchadas más cuando llegues al final.

Acaba con todo lo que se menea y echa un vistazo al lugar en el que está esperando la bestia encapuchada. Cuando esté muerta, recoge el Conocimiento de loco del cadáver que hay por ahí. Ahora vuelve a subir las escaleras hacia la puerta que ignoramos antes. Avanza por el pasillo de madera y dirígete al lado de la izquierda. Desciende a la sección de abajo y vuelve a descender después. Si te giras, deberías poder ver un cuerpo que tiene Rocío de sangre fría.

Sigue adelante y desciende una vez más. Ve al altar de la izquierda y recoge los objetos Sangre ritual. Ahora ve a la parte trasera del altar y desciende por las escaleras de la izquierda. Ten cuidado con los cuervos del balcón. Mátalos y recoge los Fragmentos de piedra de sangre, luego sube por las escaleras y avanza en dirección opuesta. Cuando llegues al final de esta sección podrás recoger una media docena de Viales de sangre del cadáver.

Entra a la habitación que hay justo a la derecha del cadáver y sube. Ya arriba, abre la puerta para crear un atajo muy útil para regresar donde estaba el Cazador. Cuando termines, desciende por la escalera y entra al pasillo de la izquierda.

Más adelante hay tres caminantes que pueden ser un poco traicioneros. Vale la pena avanzar poco a poco por el lado de la habitación hasta que los oigas venir y luego ir directo hacia la entrada para enfrentarte a ellos con más visibilidad. También hay un Imp por ahí que no te atacará, pero te recompensará con unos cuantos Fragmentos de piedra de sangre si lo matas antes de que se dé el piro.

Cuando termines baja por las escaleras de la sección de la izquierda de la habitación, pero prepárate para matar a un par de bestias más. Ahora mira el cadáver de la esquina que tiene un par de Cócteles de sangre acre. Ve por al lado de la derecha hasta que llegues a un cuerpo con Fragmentos de piedra de sangre. No podrás pasar por la puerta desde este lado, así que vuelve al lugar en el que luchaste contra las bestias y ve por la derecha.

Ve por el puente y toma la izquierda. Cuando llegues al final del camino deberás matar a otra bestia. Si no está por ahí, deberás girar la esquina y recoger la Píldora de sangre de bestia del cadáver. Hazlo y el enemigo debería aparecer en el lugar en el que volviste atrás.

Vuelve al puente y toma el camino de la izquierda. Cuando llegues al edificio de tu derecha, te atacará una bestia. Mátala y atraviesa la entrada si quieres recoger algunos objetos útiles. Si te da igual recogerlos, sáltate la próxima sección.

Explora el edificio abandonado de Viejo Yharnam

Recoge el antídoto del cuerpo y entra al edificio. Mata a la bestia que te espera por ahí, en las escaleras de la izquierda, y sube. Cuando llegues a la puerta de tu izquierda, entra y mata a la bestia que te espera a mano derecha. Recoge los Fragmentos de piedra de sangre del cuerpo.

Luego sube por las escaleras y por el momento ve por la puerta de la izquierda. Cuando llegues a la parte superior de las escaleras, recoge los Papeles ígneos del cadáver y luego desciende y ve por la puerta que acabas de ignorar. Ve a la izquierda, gira la esquina y sube por las escaleras de madera.

Cuando llegues a la escalera, sube y recoge el Rocío de sangre fría del cadáver. Ahora desciende por la derecha para llegar al sitio en el que estaba el enemigo de antes. Acaba con él, salta hacia abajo y ve hacia el lado opuesto; ahora busca el cuerpo en la pasarela que hay debajo. Salta de nuevo hacia abajo y recoge el Fragmento de piedra de sangre del cuerpo.

Salta hacia abajo de nuevo hasta el tejado, luego ve a la izquierda y desciende dos veces más. Por ahí es posible que te encuentres con un par de bestias encapuchadas. En el lado más lejano hay otro cuerpo con una Antorcha de cazador - vale la pena recogerla ya que es una mejora de la antorcha normal. Hay un boquete en el balcón cercano; lánzate por ahí, entra y desciende las escaleras para abandonar el edificio.

En la siguiente página contamos cómo matar a la Bestia sedienta de sangre.

Volver al índice de la guía Bloodborne.

Cómo encontrar la guarida de la Bestia sedienta de sangre

Desciende por el camino que hay a tu derecha y mira a la izquierda para ver un pasillo lleno de humo. Tras ese humo hay otro demonio encapuchado, pero antes de enfrentarte a él echa un vistazo alrededor para ver lo que hay a tu izquierda. Mata a la bestia que está por ahí para que la pelea con el demonio sea más sencilla.

Cuando ambas estén muertas, recoge las balas de mercurio del cadáver que te encuentras. Luego sube por la rampa y mira hacia abajo por las escaleras de tu izquierda para ver a otro enemigo más. Mátalo y vuelve arriba para recoger la Marca de cazador intrépido del cadáver que hay ahí. Ahora baja por las escaleras.

Ve al otro lado de la sección y atraviesa la valla. Prepárate para matar a una bestia encapuchada, luego recoge el Rocío de sangre fría del cadáver. Hay otra de esas bestias esperándote en el árbol que hay a tu izquierda.

Vuelve a la escalera por la que descendiste y dirígete a la primera. Hay un cadáver tras el primer pedrusco que guarda algún Rocío de sangre fría. Vigila con la bestia encapuchada que se esconde tras el árbol que tienes delante a la izquierda. Cuando todo el mundo esté muerto, sube por las escaleras de delante y empezará tu enfrentamiento con la Bestia sedienta de sangre.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.