Hasta ahora te habrás dado cuenta de que hay muchas diferencias entre los enfrentamientos de Bloodborne y los de la serie Dark Souls. Los jefes, no obstante, suponen un desafío familiar, aunque la Bestia Clérigo no es tan terrorífica como podría parecer cuando la ves por primera vez. Mejor que te prepares para el enfrentamiento, aunque no deberías tener mucho problema acabando con ella si sigues nuestros consejos.

Cómo matar a la Bestia Clérigo en Bloodborne

Antes de nada, acércate a la Bestia Clérigo y espera lo suficiente para que retire su brazo y se prepare para atacar. Cuando lo haga, sitúate rápidamente en su retaguardia y golpéale rápidamente con tu ataque normal. Mientras te mantengas tras el enemigo evitarás recibir el mayor daño, así que ten en cuenta siempre tu posición. Cuando la Bestia mire alrededor de nuevo, simplemente repite el proceso y continúa mermando su salud.

Si el curso de la batalla te ha llevado a marcar algo de distancia entre tú y el jefe, ten en cuenta que la criatura puede arremeter rápidamente y cubrir la distancia entre los dos en un abrir y cerrar de ojos. No te asustes si ves a la Bestia saltando por los aires; simplemente espera un momento y esquiva constantemente hasta que vuelva al suelo. Simplemente asegúrate de que no esquivas demasiado deprisa, o te alcanzará.

En la siguiente página explicamos cómo matar a la Bestia Clérigo.

Volver al índice de la guía Bloodborne

Cómo sobrevivir a la Bestia Clérigo enfurecida

En determinado momento, habrás causado el suficiente daño a la Bestia Clérigo como para que se cabree un poco. Cuando suceda esto, apártate todo lo que puedas para que no te dé su ataque cargado. Tras un rato así, la Bestia Clérigo volverá a su estado normal eventualmente. Vuelve a situarte tras la bestia y sigue como antes hasta que muera.

Es importante que calcules tu posición en relación con el entorno, así como en relación con la Bestia Clérigo. Puede ser bastante fácil que te quedes atorado entre dos paredes, entre objetos cercanos o con el jefe mismo. Si terminas atrapado en cualquier punto, quita el marcaje de objetivo y esquiva hasta que lo hayas solucionado. No puedes permitirte estar encallado mucho tiempo, ya que la Bestia Clérigo te quitará buena parte de vida en cuanto pueda.

Cuando finalmente el monstruo caiga abatido, verás una lámpara en el Gran puente, en el centro de la zona en la que estás. Enciéndela y volverás al sueño del cazador. Aunque los enemigos aparezcan de nuevo ahí, podrás subir de nivel a tu personake usando lucidez que habrás conseguido matando al jefe. Siempre vale la pena hacerlo antes de adentrarte en otra sección del juego.

Nuestra compañera de Eurogamer UK, Aoife Wilson, se efrentó a la bestia y registró el encuentro en este vídeo. Echadle un vistazo.

Acerca del autor

Borja Pavón

Borja Pavón

Redactor

Borja se encarga de mantener el ritmo de las noticias, las guías, los trucos y la samba que todos llevamos dentro. Analista ocasional, tú dale un mando, un Tender de chocolate y algo de lo que despotricar y le harás la persona más feliz del mundo.