En agosto EA Sports decidió retrasar el lanzamiento de Grand Slam Tennis para Xbox 360 y PlayStation 3, y hoy su presidente, Peter Moore, ha aclarado las razones que llevaron a la compañía a tomar esta decisión.

Moore ha declarado que tras el éxito obtenido por la versión de Wii (usando el Wii Motion Plus) y de EA Active, han decidido que su juego de tenis se retrasará hasta que aparezcan los sistemas de detección de movimiento para 360 (Natal) y PS3 (Wand). Ha pesado como factor determinante el hecho de que creen que tras probar el control con Wii Motion Plus no tiene sentido volver al control tradicional con pad.

El sistema de detección de movimientos de Sony estará en el mercado la próxima primavera, mientras que el de Microsoft llegará a finales del año que viene. Será entonces, visto lo visto, cuando podremos probar el simulador nextgen de tenis de Electronic Arts.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.