Análisis de Gabriel Knight: Sins of the Fathers - 20th Anniversary Edition

"¿Qué puedes decirme sobre el vudú?".

Hace exactamente veinte años las aventuras gráficas vivían su época dorada. Entre LucasArts y Sierra los amantes del género nos regocijábamos (o más bien os regocijabais, porque yo por edad los tuve que jugar años más tarde) entre juego y juego que sacaban. Los dos primeros Monkey Island hacía un par de años que ya habían salido, Indiana Jones and the Fate of Atlantis acababa de llegar a nuestras casas, Day of The Tentacle mejoraba con diferencia a su precuela, la saga King's Quest iba ya por su sexta entrega y, por si fuera poco, Sierra nos sorprendía con una nueva saga de la que saldrían hasta tres juegos: Gabriel Knight.

A principios de la década Jane Jensen volcaba su talento como escritora y su experiencia como desarrolladora en un juego que a día de hoy podríamos calificar de obra maestra y que aterrizó en 1993: Gabriel Knight Sins of the Fathers. Una aventura gráfica totalmente madura en su género, dirigida a un público adulto, con unos escenarios preciosos a la par de tétricos, y con unos puzles no precisamente sencillos nos metía en la historia de Gabriel Knight, un escritor y dueño de una librería que decide involucrarse más de la cuenta en unos misteriosos asesinatos que están aconteciendo en la ciudad de Nueva Orleans.

Veinte años después, dos secuelas y pasada la época dorada de las aventuras gráficas Jensen ha decidido llevar a cabo junto con Activision (compañía que adquirió los derechos de Sierra) un remake de aquel juego. Sí, "remake", esa palabra que crea controversia: o bien deseas que lo hagan con todas tus fuerzas, o bien despotricas porque más de una remasterización no se ha llevado a cabo del todo bien. Por suerte en el caso que nos ocupa puedo aseguraros que el remake de Gabriel Knight Sins: of the Fathers lo recibiréis con los brazos abiertos.

Tanto si jugasteis en su momento a esta maravillosa aventura gráfica como si es vuestra primera vez, es una nueva y estupenda ocasión para (volver a) ponernos en la piel de Gabriel y ayudarle a resolver esa serie de crímenes relacionados con las prácticas vudú que se están llevando a cabo en Nueva Orleans.

"La nueva versión de Gabriel Knight: Sins of the Fathers no sólo mantiene el nivel del original, sino que en muchos aspectos sale incluso ganando."

1

Si comparamos ambas versiones podemos afirmar que la nueva no sólo mantiene el nivel del original, sino que en muchos aspectos sale incluso ganando. Precisamente uno de los extras -por no decir el mejor extra que aporta esta remasterización- es esa opción que tenemos en todo momento (bajo el dibujo de una estrella) de poder comparar los escenarios de las dos veriones. Y no solo eso: entrevistas a desarrolladores del juego original, bocetos, concepts arts, modelados 3D de la nueva versión... Contenido muy interesante y además bien distribuido ya que, como he apuntado, cada vez que nos encontremos en una localización distinta, este contenido adicional irá variando, y en la mayoría de casos acorde con el sitio.

Otra cosa que se ha añadido y que resulta muy útil es el diario, que en cierto modo vendría a sustituir el registro de conversaciones (la grabadora) que podíamos consultar en la versión original, y que funciona mucho mejor. A medida que avanzamos la trama, Gabriel irá contando sus hazañas y pensamientos en su diario y nos resulta muy interesante echarle un vistazo cada poco tiempo para tener alguna ligera pista de hacia dónde avanzar.

Y hablando de pistas, otro añadido de esta 20th Anniversary Edition es algo que probablemente no gustará a aquellas personas que jugaron a la versión original, pero que sin embargo a mí me ha gustado mucho, me refiero a la opción de pistas. Creo que es una opción interesante porque, por un lado no es de uso obligatorio, y por el otro es mucho mejor que tener que consultar cualquier guía, evitando así el riesgo de topar con algún spoiler. A diferencia del sistema de pistas que, por ejemplo, incluyeron en la remasterización de The Secret of Monkey Island, en el que si pulsabas la tecla H con una frase te decían exactamente qué hacer a continuación, este sistema de pistas va por niveles y por puzles. Es decir, que por una parte nosotros elegimos si queremos que nos den una pequeña pista sobre cómo resolver un puzle o, si bien no hay manera, que nos den la solución completa; y por otra, elegimos qué es exactamente en lo que queremos recibir ayuda sobre cómo avanzar, ya que a medida que lo hacemos, se nos van "desbloqueando" esas pistas que, insisto, siempre podemos ignorar. Y, por qué no, son ideales para personas poco acostumbradas a aventuras gráficas clásicas, que ya sabemos que no son conocidas precisamente por la resolución instantánea de sus puzles.

"En todo momento podemos comparar el escenario en el que nos encontramos con el del juego original de 1993, y también acceder a entrevistas con desarrolladores, bocetos, arte conceptual, modelos 3D, etc."

2

Otro extra que incorpora esta remasterización, y esta vez no dentro del juego, es una novela gráfica cuya historia acontece antes del juego y que no os es aconsejable leer antes de haber acabado (o al menos avanzado más de la mitad). Asimismo, otro cambio a mejores la banda sonora, ya de por sí excepcional, y que ha sido remasterizada en su totalidad por Robert Holmes, el compositor original. Las voces han vuelto a grabarse y, aunque no fallan y son muy decentes, sí que los que jugaron a la versión original con voz notarán que no todas coinciden en esta nueva versión.

El juego además llega completamente en castellano en cuanto a texto se refiere (las voces no han sido dobladas al castellano): carteles, periódicos, notas, cartas... Si bien se ha avisado que próximamente corregirán esta parte con un parche o actualización, es cierto que la ortografía y la traducción es, al menos de momento, bastante incorrecta en algunos momentos del juego.

La nueva versión también y, como es lógico, incorpora los cambios más importantes a nivel visual: los gráficos. Pasamos aquí del pixel a un escenario 2D prerrenderizado con personajes y algunos objetos con los que interactuamos en 3D. Técnica que, pese a ser ya algo antigua, han sabido adaptar y de una manera brillante. La mayoría de escenarios son fieles casi al 100% al original. Mientras, otros pocos han sido adaptados de muy buena forma aunque con un tono algo menos macabro o lúgubre que el que tenía el original.

Las cinemáticas merecen también una mención especial, ya que las nuevas ilustraciones ligeramente animadas que podemos ver en la nueva versión son fantásticas y resultan ser bastante fieles a las originales. También hacer hincapié en que han aprovechado muy bien el hecho de jugar, 20 años más tarde, con una mayor resolución a la hora de rehacer los escenarios. Detalles como carteles que antes eran inexistentes, aparecen ahora y encajan a la perfección, como es el caso del que podemos ver en la nueva versión en la droguería vudú de "Si nos robas, no solo la policía te perseguirá". Incluso la misma Jensen explica en los extras cómo en el escenario de los zombis del montículo de la serpiente el hecho de tener más resolución ayudó a hacerlos más divertidos.

"Se han hecho algunos cambios bastante adecuados a nivel de guión, modificando el orden de aparición de algunos escenarios y personajes."

3

El control no es quizá la mejor parte de esta nueva versión ya que en algunos momentos se hace algo tedioso cuando tenemos que usar el inventario. Concretamente solo podemos tener un objeto del inventario como "predeterminado" para poder dárselo a alguien, enseñárselo, usarlo con algún objeto, etc. Eso quiere decir que si queremos probar a enseñar diferentes objetos a una misma persona, deberemos entrar en el inventario, cambiar el objeto predeterminado, salir del inventario y probar con esa persona una y otra vez. Realmente esa es la única pega, ya que el resto del control se hace realmente cómodo y sencillo: en lugar de cambiar al antiguo "examinar, coger, usar..." cada vez que pasamos el ratón por un objeto/persona, al clicar encima ya se nos mostrará todas las opciones de interacción de éste.

El guión sigue sobresaliente, con sus puntuales y estupendos toques de humor, muchas veces desde las pullitas de la narradora. Se han hecho algunos cambios que creo bastante adecuados, modificando el orden de aparición de algunos escenarios y personajes de manera que ahora, por ejemplo, no podemos visitar a nuestra abuela durante el primer día. Posiblemente tenga más sentido así, si recordamos que en realidad no deberíamos empezar a preguntarnos más sobre nuestro árbol genealógico hasta que avanzamos un poco en la resolución de los asesinatos.

En definitiva, Gabriel Knight: Sins of the Fathers - 20th Anniversary Edition es una remasterización con la que no os arrepentiréis de darle una oportunidad, ya sea por primera vez o por nostalgia. Si no abusáis de las pistas (o si no tenéis muy buena memoria) tenéis para horas y horas de entretenimiento y de estrujaros los sesos, con un montón de localizaciones, puzles, diálogos... ¿Resolveréis quién está detrás de los asesinatos sin morir ni una sola vez?

8 /10

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos