El impresionante apartado gráfico del título de Ubisoft ha terminado pasando factura a su tasa de fotogramas por segundo.

Tantos kilómetros cuadrados de escenario, tanta vegetación dinámica y tantas cosas por quemar y destruir son incompatibles con los siempre deseados 60 fps, según ha confirmado el productor Richard Gaetan a VG247. Menos problemas ha tenido el estudio de Montreal con la resolución, que no ha hecho falta bajar de los 720p.

Todo esto en cuanto a las versiones para PS3 y Xbox 360, claro está. Los usuarios de PC —de uno bueno, se entiende— podrán exprimir sus tarjetas gráficas para hacer correr el juego a resoluciones imposibles y con la suavidad que haga falta.

Sea como sea, suponemos que esto no pasará de la anécdota, a juzgar por el buen sabor de boca que Far Cry 2 dejó a nuestros compañeros ingleses.