Avance de F1 2021

Temporada de transición.

Uno de los mayores movimientos recientes dentro de la industria del videojuego fue la compra en diciembre del año pasado (la cual se hizo efectiva en febrero) de Codemasters por parte de Electronic Arts, una transacción valorada en mil doscientos millones de dólares. Con ella el gigante norteamericano no solo refuerza su posición en un género donde únicamente compite con Need for Speed, sino que se hace con un montón de IPs que van desde el juego oficial de la F1 hasta franquicias como Dirt o GRID. De la noche a la mañana EA ha pasado de ser AlphaTauri a dominar el mercado como Mercedes el mundial de constructores el año pasado, pero la pregunta evidente, claro, es cómo iba a afectar ese hambre por el dinero que caracteriza a EA y cuánto tardaría en implementar cosas como un Ultimate Team en las sagas de Codemasters.

Si algo me ha quedado claro al probar F1 2021 es que todavía falta tiempo para ver el futuro y las consecuencias de esa adquisición. La nueva edición del simulador oficial del campeonato de Formula 1 - y Formula 2 - es tremendamente continuista, y no muestra todavía señales de esa compra. En cierto modo es lógico; es un juego que ya estaba en un estado muy avanzado de desarrollo cuando se confirmó la compra, y EA todavía no ha tenido tiempo material para "meter mano" en él. Es por ello que, para lo bueno y para lo malo, nos encontramos ante un título en el que los seguidores de la franquicia se sentirán como en casa, que es muy continuista respecto a lo visto en F1 2020 y que, de momento, no ha sido invadido por los micropagos. De momento.

El mayor aliciente y novedad de F1 2021 está en Braking Point, el nuevo modo historia con el que Codemasters quiere explorar el mundo de rivalidades e intriga que rodea al gran circo. Volverá Devon Butler, el antagonista del modo historia de F1 2019, y contará con unas cinemáticas bastante elaboradas, algo que se aprecia especialmente en el modelado de los pilotos y los personajes, un punto que nunca ha sido el fuerte de Codemasters. Por lo demás, y sin entrar en muchos detalles sobre la trama, los desarrolladores han prometido que será una historia más profunda y más larga que la de anteriores entregas. No espero que salga de ahí una historia de motor tan brillante como la de películas tipo Ford v Ferrari o Rush, pero desde luego hay potencial para algo interesante.

Otro de los pilares del simulador del estudio británico, el modo Carrera, tiene como gran novedad la oportunidad de jugar junto a otro jugador, ya sea como compañero de equipo o como rival. En My Team se ha trabajado en hacer que la estructura de las prácticas y sus objetivos sean más claros, habrá más estadísticas a tener en cuenta y también nuevas opciones de gestión de la escudería. De cara al multijugador, se agradece la inclusión de lobbies para novatos y para jugadores experimentados, reduciendo la frustración que provoca enfrentarte a un puñado de pilotos de gran pericia cuando tú apenas acabas de empezar a cogerle el punto al monoplaza.

F1_2021_screenshot_1
F1_2021_screenshot_2
F1_2021_screenshot_3
El modelo de conducción es muy similar al del año pasado, y la mayoría de usuarios no notará prácticamente cambios en él.

La Fórmula 1 no ha sido ajena a todos los problemas e imprevistos que ha causado la pandemia mundial de coronavirus, y en cierto modo su nuevo videojuego oficial es un reflejo de ello. Tres de los circuitos del campeonato - el de Imola, el de Portimao y el callejero de Yeda - se añadirán a través de un DLC gratuito después del lanzamiento, como también lo hará el nuevo sistema de clasificación al sprint (que en la temporada 2021 se probará en tres grandes premios), que se implementará vía parche. Otra novedad, en parte relacionada con todo esto, es la función Real Season Start, que permite seleccionar cualquier punto de la temporada y empezar a jugar desde ahí, teniendo reflejados los resultados reales que se han producido hasta entonces, tanto a nivel de pilotos como de constructores.

A diferencia del año pasado, en la edición de 2021 sí habrá versiones específicas para las consolas de nueva generación. Esto significa, por ejemplo, que en PlayStation 5 contaremos con compatibilidad con los gatillos adaptativos del Dual Sense, algo que puede dar muchísimo de sí en términos de realismo e inmersión, y que tanto la consola de Sony como Xbox Series X/S se beneficiarán de tiempos de carga mucho más breves (menos mal, porque los de F1 2020 eran, sin duda, lo peor de aquel juego) y del uso de raytracing para mejorar la calidad visual en las repeticiones y el modo foto.

F1 2021, por lo tanto, parece que opta por ser una de esas entregas iterativas dentro de las franquicias anuales, de esas que juegan sobre seguro para reservar las grandes innovaciones para más adelante. Para el amante del motor esto no es necesariamente malo, porque la base sobre la que está construido es estupenda (F1 2020 fue una de las sorpresas más agradables del año pasado y un excelente simulador del gran circo), pero quizás apuesta demasiado su éxito al nuevo modo historia . En mes y medio sabremos si eso le bastará para revalidar el título o si estamos ante una simple temporada de transición a la espera de volver a asaltar el primer cajón del podio el año que viene.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector  |  kr3at0r

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000 o en su Twitter (@kr3at0r).

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos