El sonido de Death Stranding y cómo escoge Hideo Kojima la música de sus juegos

The Best Is Yet To Come.

El creador de Metal Gear Solid, Hideo Kojima, siempre ha sido muy franco acerca de su interés por otros medios aparte de los videojuegos, asegurando que él mismo se compone de un setenta por ciento de películas y expresando con frecuencia su amor por grupos como Chvrches, Apocalyptica o Silent Poets. Sin embargo, a la hora de implementar la música en sus juegos, sus gustos a veces rondan lo esotérico.

Death Stranding no es una excepción. Aunque su desenlace está acompañado por una poderosa actuación del grupo de synth-pop galés Chvrches, sus momentos clave a nivel narrativo se complementan con temas del proyecto de ambient islandés Low Roar de Ryan Karazija, los cuales fueron escritos y grabados por el cantante de California cuando se mudó a Reykjavik.

"Trato de estar conectado con los actores, directores de cine, autores, artistas y músicos que me gustan", explica Kojima a Eurogamer. "La forma en que selecciono la música o los artistas se basa en la confianza que establezco con ellos. La conexión natural (strand) con esta gente hace posible que trabajemos juntos."

Mientras, Karazija me explica la primera vez que estuvo con Kojima, cuando se sentaron para comer en un estiloso restaurante de Los Angeles. "Tenías que ser socio", recuerda. "Acababa de conducir hasta Los Angeles con una camiseta rota. Hideo y yo éramos los únicos que íbamos con camiseta porque no era nuestro rollo."

Kojima descubrió Low Roar de casualidad, mientras estaba de compras en Islandia. Por lo visto escuchó una canción en la radio e inmediatamente decidió comprar el CD. Según Karazija, lo escuchó durante todo el viaje de vuelta a Japón. "Y luego recibí una llamada de Sony", añade.

Esto tiene sentido. Kojima afirma que la imagen que captura el escenario de Death Stranding está ligada a Islandia. "Tiene la imagen de una tierra que acaba de nacer", explica. "Pensé que la música de Low Roar se ajustaba a este duro pero bonito y puro escenario. También sentí una especie de conexión entre Low Roar y el juego, de lo acústico de Low Roar con el sonido futurista y digital y el concepto de Death Stranding."

Y funciona increíblemente bien. Durante algunas misiones clave una canción de Low Road suena cuando empiezas a llegar a tu destino. Cuando la canción empieza la cámara se aleja y Sam se ve pequeño en el escenario, y parte del HUD desaparece.

Aunque esto parece bastante estándar, incluso básico, es importante recordar que Death Stranding se basa en trayectos de media hora en los que estás completamente solo. El sutil acompañamiento musical y el cambio en la cámara te alejan de ese estado de melancolía, transformando el mundano acto de equilibrar el gatillo izquierdo y derecho en algo especial. Estas notas musicales se convierten en una parte integral de la experiencia, mimetizando ese momento que solemos ver en el cine cuando empieza una canción y suena una nota, solo que en vez de hacerlo como una estructura climática en una única ocasión, aquí se repite a lo largo de todo el juego. "Hay un nuevo método en el juego cuando suena la música, donde la cámara cambia según la situación del jugador", explica Kojima. "Los jugadores sentirán que están viendo una película o una serie de televisión cuando jueguen al juego."

Pese a que el proceso de incorporar las canciones de Low Roar en Death Stranding llevó bastante tiempo, Karazija apunta a que realmente fue bastante sencillo. El álbum debut de Low Roar se publicó en noviembre de 2011, así que por lo general era cuestión de incorporar canciones que ya existían en el juego, de forma que pareciese orgánica y tuviese sentido.

Pero no es la primera vez que Kojima contrata a un artista basándose en el hecho de que en ese momento está enamorado de su trabajo. Todo lo contrario: estsa idea permea a lo largo de toda su obra.

Por ejemplo, la canción que suena al final del primer Metal Gear Solid, The Best Is Yet to Come, estaba cantada en Gaeilge, el gaélico irlandés. Era una decisión especialmente curiosa, dado a que solo un pequeño porcentaje de la gente que vive en Irlanda habla ese idioma cada día (apenas un 1,5% en 2016, según un censo).

"Por aquel entonces me interesaba la música celta", recuerda Kojima. "Cuando terminé de construir el concepto del juego, la música celta se hizo famosa porque fue usada en la película Titanic."

"Metal Gear Solid se ambientaba en Estados Unidos, pero no en Nueva York o Los Angeles. Se ambientaba en la helada tierra de Alaska. Además, los personajes que aparecían eran de todo tipo de razas y grupos étnicos, incluido Snake. Es por ello que no quise usar la música popular habitual en inglés". Y así se tomó la decisión de grabar la canción en irlandés.

Aoife Ni Fhearraigh, la cantante que interpretó The Best Is Yet to Come, me explica que originalmente le ofrecieron la canción a una amiga, la irlandesa Moya Brennan. "No estaba disponible, así que se pusieron en contacto conmigo", explica. "Estuve encantada de trabajar en ello."

Ni Fhearraigh proviene del área Gaeltacht (donde se habla irlandés) de Gweedore en Co. Donegal, y creció junto a gente como Brennan, Enya o la banda celta Clannad - la cual, ya que hablamos de Titanic, por lo visto influenció la ilustre banda sonora compuesta por James Horner. "Todos somos del mismo municipio", me explica Ni Fhearraigh. Al crecer en Gweedore, participó en concursos de canto desde que era niña y siempre cantó en irlandés, incluso antes de grabar discos enteros en Gaeilge.

The Best Is Yet to Come se grabó en un estudio de Dublín, según Ni Fhearraigh. Estaba plagado de gente aquel día, todos ellos trabajando para terminar el proyecto en una única sesión. "Incluso se tradujo el mismo día", añade. "Recuerdo repasar la letra con Bláthnaid Ní Chofaigh (una presentadora de la cadena irlandesa RTE), porque el dialecto Donegal era distinto del dialecto estándar, o Kerry o Connemara. Intenté mantenerlo neutral en veez de cantarlo en irlandés Donegal."

Esto es mucho más significativo de lo que podría parecer para la gente que no habla irlandés. Yo crecí en Dublín, y pese a que mi irlandés es relativamente bueno, apenas entiendo una sola palabra en otros dialectos. El examen de Gaeilge en el Leaving Cert - el equivalente a los niveles A de inglés - incluye una parte de comprensión oral llamada "cluastuiscint", y cada año los estudiantes de Dublín odian a los narradores que hablan en Donegal y Kerry. No porque los dialectos no suenen bien - a menudo, de hecho, son mucho más bonitos que el irlandés de Dublín - sino porque son radicalmente distinto. El dialecto neutro que se escucha en The Best Is Yet to Come es un poco más lento y un poco más pronunciado, adaptándose perfectamente al sombrío estado anímico de la canción.

Aunque Ni Fhearraigh nunca jugó a Metal Gear Solid, mucha gente se puso en contacto con ella tras escuchar la canción por primera vez. A día de hoy sigue recibiendo emails de los fans. "Me abrió las puertas a un público que probablemente jamás me hubiese escuchado cantar", reconoce.

Como The Best Is Yet to Come suena al final de Metal Gear Solid, el tema posee un peso emocional significativo, algo que en ocasiones Kojima considera de forma consciente al escuchar qué canción acompaña a un momento dado. "Cuando los jugadores ven los títulos finales no están mirando las letras o el fondo negro, sino lo que hay detrás", explica. "Piensan en la experiencia que han tenido. La melodía, la letra, los sonidos, el tono, la vocalización. Todas las piezas que el jugador ha experimentado en el juego llegan a su fin, y eso queda grabado en su corazón."

Kojima también dice que se aseguró de que el final de Death Stranding no fuese demasiado oscuro, porque quería que la música que lo acompañase provocase optimismo y esperanza. "Al escuchar la poderosa canción del final, los jugadores deberían llorar, pero sentirse alegres", dice.

Hideo Kojima ha desarrollado algunos de los videojuegos con mayor éxito comercial y de crítica de toda la historia, pero su proceso para seleccionar la música de ellos es profundamente personal y, en ocasiones, totalmente contraria a lo que sobre el papel debería funcionar. A diferencia de Gears 5 usando Head Like a Hole de Nine Inch Nails en su tráiler, o Call of Duty haciendo sonar su promoción al ritmo del Enter Sandman de Metallica, Kojima suele optar por la música que escucha en ese momento, sea synth-pop contemporáneo, ambient folk islandés o, en algunos casos, baladas celtas cantadas en irlandés.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (1)

Juegos de los que hablamos en este artículo

Acerca del autor

Cian Maher

Cian Maher

Colaborador

Cian is a freelance writer who sometimes spends more time replaying games than playing new ones, which is obviously problematic, but also very fun. If he could talk about Pokemon and Overwatch forever, he probably would.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

SkateBIRD llegará también a Switch

Saldrá a finales de 2020.

Team 17 anuncia The Survivalists

Un juego de supervivencia ambientado en el universo de The Escapists.

SuperMash permite crear híbridos entre juegos de distintos géneros

Disponible hoy en PC y el próximo año en consolas.

Anunciado Axiom Verge 2

Llegará en otoño de 2020.

Comentarios (1)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos