El DLC de Mass Effect 2

Artículo libre de spoilers sobre los dos primeros capítulos descargables.

¡Todo el mundo está a salvo! ¡Tranquilos! Si habéis jugado más de un cuarto de hora a Mass Effect 2 (cosa que recomendamos), nada de lo que leas a continuación te estropeará la trama principal. Si todavía no has empezado a jugar, es posible que quieras salir del artículo antes de leer la página dos, pero si permaneces en la página uno, estarás a salvo.

Si te has hecho con una copia nueva de Mass Effect 2, encontrarás un código mediante el cual tendrás acceso gratuito a la Red Cerberus –el nuevo servicio a través del cual BioWare nos irá suministrando los contenidos descargables para el universo que abarca su último RPG.

¿Y qué pasa con los que os hagáis con una copia de segunda mano? Ya que es poco probable que os venga el código sin desbloquear que es necesario para acceder a esta red (a menos que el dueño original sea idiota, obviamente), tendréis que pagar unos 1200 Microsoft Points (unos 14 €) por el privilegio, o el equivalente en puntos de BioWare.

Puede que estéis molestos por el precio de estos contenidos, pero quedarse solamente con esto sería no entender de que va este tinglado. No estamos ante otro ejemplo de una distribuidora completamente perdida con respecto la percepción pública del precio de los DLC. De hecho, es todo lo contrario.

A nadie se le escapa que esta Red Cerberus es bastante cara. Probablemente, los casi quince euros que cuesta sean más dinero que la diferencia de precio que habría entre una copia de primera mano y una de segunda mano del juego, y –así lo esperan EA y BioWare– hará que aquellos que estén al corriente lo más probable es que decidan hacerse con una copia nueva del juego.

A todo esto, todavía no está totalmente claro si el futuro contenido descargable para Mass Effect 2 se venderá por separado o si serán otros bonus de la Red Cerberus, así que hasta esto se aclare, sería conveniente que revisarais si os vale la pena pagar los 1200 Microsoft Points en caso de que vuestra copia sea de segunda mano.

Sin embargo, con toda esta información todavía no sabemos si realmente estos DLCs valen lo suficiente como para ocupar nuestro tiempo y nuestro querido espacio en el disco duro, así que manos a la obra.

Zaeed - El Precio de la Venganza.

1
A pesar de sus insinuaciones, lamentablemente Zaeed no es uno de los objetivos románticos.

Quizás, BioWare ha aprendido la lección de "El cielo se está cayendo" –el primero de los dos DLC del Mass Effect original– ya que una vez instalado "El Precio de la Venganza", el DLC disponible desde el primer día que salió el juego a la venta, puede ser jugado en cualquier punto de la historia, a partir del prólogo.

En el caso de que termines la aventura principal y desees seguir dando tumbos por la galaxia, puedes acceder a estos DLCs entonces, aunque por supuesto nosotros recomendamos acceder a ellos durante la historia principal.

Desde luego, de los dos DLCs disponibles, el que más sustancia aporta es "El Precio de la Venganza". Nos trae un nuevo compañero con su propia habilidad especial (la cual podremos adquirir si la queremos para nuestro personaje también), una nueva arma pesada, munición especial, algo de Paladio (mineral) y créditos. ¡Ah! y los poseedores de la versión de Xbox 360 tendrán además 15 gamerpoints.

Con el pack una vez descargado, el Hombre Ilusorio os alertará de su presencia mediante uno de sus siniestros mensajes en vuestro terminal privado. Os explicará que ha realizado un acuerdo con el cazarrecompensas para que se una a tu fiesta y que puedes localizarlo en Omega.

Cuando encuentres a Zaeed Massani, discutirás los términos del contrato mientras él le mete cizaña a un cazador batariano. A diferencia de otras misiones de reclutamiento que son muy elaboradas (como la de Thane por ejemplo), esta es de lo más sencillo. A la frase "¿Quieres unirte a mi tripulación?" "Sí". "¿Me prometes que serás más interesante que Jacob?" "Sí, y además, a pesar de mis cicatrices faciales, voy a intentar que parezca que tengo la mandíbula dislocada".

Sin entrar mucho en detalle para no estropearos su historia, el trato que habéis realizado con Zaeed, os involucra en algo más que una compensación monetaria: tendrás que ayudarle a finiquitar un asunto laboral con una de las grandes organizaciones mercenarias del juego, los Soles Azules.

Ir a los comentarios (5)

Acerca del autor

Tom Bramwell

Tom Bramwell

Colaborador  |  tombramwell

Tom worked at Eurogamer from early 2000 to late 2014, including seven years as Editor-in-Chief.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (5)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos