Poco se puede decir de la saga Mario Kart que no sepáis ya; personajes carismáticos, controles sencillos y precisos y una jugabilidad adictiva donde las haya. Finalmente hemos tenido la oportunidad de probarlo en Wii U.

Aunque estamos viendo a diario juegos de nueva generación con gráficos loquísimos, descubrir los clásicos de Nintendo en HD todavía me parece una cosa nueva y fantástica. Los escenarios son realmente bonitos y parece que han intentado crear circuitos más espectaculares para demostrar que esta consola es algo más que una Wii con una letra añadida al final. Se dice que este año es el año de Luigi, pero viendo los juegos que Nintendo ha presentado en el E3 uno podría decir que, en realidad, se trata del año de subir por las paredes: tras probar el traje gatuno en el nuevo Mario 3D World con el que puedes escalar, nos ponemos a los controles de Mario Kart 8 y descubrimos que su mayor añadido es que ahora tenemos la posibilidad de correr boca abajo y, también, cómo no, por las paredes.

De esta forma, al entrar en contacto con determinadas partes del circuito - había algún tramo en los tres que probamos - nuestras ruedas se convierten en una especie de imanes que nos pegan a la pista. Como si no tuviésemos ya suficiente con esquivar caparazones y plátanos ahora tenemos que procurar no caer de un mal golpe. Ya sabemos lo fácil que es pasar de primera posición a la cola de la carrera. El resto es tan familiar como podíamos esperar. Siguen ahí las motos, los ala delta y las ruedas gigantes.

Esperamos ver más novedades antes de que sea lanzado a finales de año; no le hemos visto ningún nuevo poder ni habilidad que nos hagan sospechar otro cambio profundo en la formula que tan bien les ha funcionado. Sí podemos confirmar que tendrá cooperativo de hasta 4 jugadores en local y que aprovecha al máximo las funciones online de la consola. Tenemos curiosidad por ver qué posibilidades ofrecen ahora que disponen de una plataforma más adaptada al mundo de internet.

Los usuarios de Wii U querían un Mario Kart y Nintendo lo ha traído; estamos seguros de que no decepcionará a los fans de la saga. Nintendo tiene por delante un trabajo importante: evitar que se le note el cansancio a una fórmula que les está ganando millones y millones de jugadores.