Microsoft ha confirmado que Ryse, uno de los juegos de lanzamiento de Xbox One, finalmente no funcionará a 1080p nativo.

Aaron Greenberg, uno de los altos cargos de la compañía de Redmond, corrigió sus declaraciones iniciales en Twitter, explicando que funcionará a 900p. Otro de los grandes exclusivos, Forza MotorSport 5, sí correrá a 1080p, pero también se sabe que, sorprendentemente, Killer Instinct tiene una resolución interna de 720p.

Aunque sin duda es decepcionante que algunos de los juegos first party exclusivos de la compañía no funcionen en Full HD, la situación recuerda al lanzamiento de Xbox 360, donde títulos clave como Project Gotham Racing 3 o Perfect Dark Zero tampoco alcanzaban el objetivo de 720p marcado por los propios requerimientos técnicos de Microsoft.

En el caso concreto de Xbox One, el nivel de rendimiento gráfico del sistema ha ido variando hasta que la versión final llegó a los desarrolladores, incrementando la velocidad de reloj de la CPU y la GPU mientras se revisaban considerablemente los drivers por la parte de software. Teniendo en cuenta que los juegos tardan unos dos años en desarrollarse, las decisiones sobre la resolución de renderizado seguramente se tomaron antes de que las especificaciones finales del hardware estuviesen cerradas.

Algunas fuentes dentro de la comunidad de desarrolladores también sugieren que las 32MB de ESRAM - la memoria rápida para procesado de gráficos de alta velocidad - puede favorecer resoluciones menores. Este es un tema al que esperamos volver en un futuro cuando recopilemos datos de varias fuentes.

¿Cómo afecta realmente esta reducción de resolución a la calidad de imagen? Es un tema que ya cubrimos hace no mucho en un artículo sobre cómo podían competir los juegos de Xbox One con PlayStation 4, usando Crysis 3 - uno de los juegos gráficamente más potentes de PC - como campo de pruebas. Irónicamente se trata de un título creado por la misma desarrolladora que Ryse y basado en la misma tecnología, el CryEngine. Para hacer esta prueba hemos asumido que "900p" tiene el mismo escalado en el eje X, determinando un framebuffer de 1600x900.

1920x1080 1600x900
Crysis 3 funcionando a 1080p nativo en PC junto a la misma escena renderizada a 1600x900, una interpretación de los 900p a los que renderiza Ryse.
1920x1080 1600x900
Crysis 3 funcionando a 1080p nativo en PC junto a la misma escena renderizada a 1600x900, una interpretación de los 900p a los que renderiza Ryse.
1920x1080 1600x900
Crysis 3 funcionando a 1080p nativo en PC junto a la misma escena renderizada a 1600x900, una interpretación de los 900p a los que renderiza Ryse.
1920x1080 1600x900
Crysis 3 funcionando a 1080p nativo en PC junto a la misma escena renderizada a 1600x900, una interpretación de los 900p a los que renderiza Ryse.

Aunque obviamente preferiríamos una resolución de 1080p, hay que decir que la reducción en la calidad de imagen no es tan dramática como cabría esperar, algo sorprendente si tienes en cuenta que la reducción de resolución es de un tercio. En movimiento, los pixeles escalados pueden ser más evidentes, pero los elementos persistentes de la imagen, como el HUD, seguramente se renderizarán a 1080p nativo.

La conclusión de nuestra prueba con Crysis 3 es que la situación no es tan problemática como en las consolas de actual generación, donde las imágenes por debajo de 720p sí pueden tener un mal aspecto, especialmente si se suman a anti-aliasing por post-proceso. En cualquier caso antes de emitir un veredicto definitivo habrá que ver los juegos multiplataforma con diferentes resoluciones en la consola retail.

El escalado ha avanzado mucho desde que las actuales consolas llegaron al mercado en 2005/2006, e imaginamos que los desarrolladores de Xbox One y PlayStation 4, estos últimos en menor medida, utilizarán framebuffers por debajo de la resolución nativa para alcanzar un buen rendimiento, especialmente en la primera hornada de juegos. La verdad es que entre una experiencia consistente a 900p o 1080p con problemas de frame-rate preferimos claramente lo primero, claro.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere