Análisis del Google Nexus 5

Digital Foundry prueba el nuevo terminal estrella con Android.

Cuando Google y LG unieron sus fuerzas el año pasado para crear el Nexus 4 se produjo un importante cambio en el mercado Android. Los anteriores intentos por parte de Google para crear un terminal "first-party" habían tenido buena acogida por parte de la prensa especializada, pero la reacción comercial fue generalmente fría si se comparaba con las alternativas de Samsung o HTC. Sin embargo, vendiendo a un precio relativamente bajo el Nexus 4 - una táctica que funcionó igual de bien con la tableta Nexus 7 fabricada por Asus - Google fue capaz de ganar una buena porción del mercado de teléfonos Android.

Visto el éxito, Google está repitiendo la misma jugada con el Nexus 5. Este nuevo dispositivo ofrece tecnología punta con el precio propio de un terminal de gama media; el modelo más barato cuesta 349€, la mitad que el iPhone 5S de Apple y 250€ menos que el iPhone 5C - un teléfono que básicamente utiliza el hardware del año pasado en un chasis más barato. El Nexus 5 también es mucho más barato que otros terminales Android con características similares, haciendo que sea uno de los teléfonos con mejor relación calidad-precio del momento.

Pero eso no significa que el terminal fabricado por LG impresione a primera vista. De hecho, si se compara con el sorprendentemente bien hecho Nexus 4, el nuevo modelo da la sensación de ser más barato. Para empezar desaparece el panel trasero de cristal - con su peculiar brillo de bola de discoteca - y la tira metálica. Lo que queda es un teléfono de plástico poco atractivo que, con un peso de 130 gramos, es en realidad un poco más ligero que su antecesor. Todo el dispositivo tiene un acabado mate suave que mejora el agarre - parecido al de la revisión 2013 del Nexus 7 - pero coge fácilmente las huellas de los dedos. Los botones de encendido y volumen sí están hechos de metal, haciendo que sean más robustos que los del Nexus 4, que eran de plástico.

Al lado del botón de encendido - situado para nuestro gusto un poquito demasiado arriba en la parte derecha del teléfono - encontrarás el slot para la tarjeta SIM. Antes del lanzamiento se rumoreó con el uso de Nano SIMs como en la gama iPhone 5, pero al final ha resultado ser falso. Lo curioso es que la bandejita para la SIM no se alinea del todo con la carcasa y sobresale un poco, no lo suficiente como para que la saques con el dedo al usar el teléfono pero sí lo suficiente como para que visualmente sea raro. Hay poco más a destacar: hay dos rendijas en la base del terminal, una para el altavoz y otra para el micrófono, mientras que el jack de 3.5mm para los auriculares se sitúa en la parte superior. Aunque el Nexus 5 está sellado, el teléfono está compuesto por dos secciones, con una separación bastante obvia entre el cuerpo principal y en panel trasero.

Las 4,95 pulgadas de la pantalla del Nexus 5 son un salto respecto al panel de 4,7 pulgadas del Nexus 4, pero por suerte eso no implica que el dispositivo sea mucho más grande. El marco que rodea el panel IPS Plus es bastante pequeño, algo que es posible gracias a la insistencia por parte de Google de que los tres comandos principales de Android - atrás, home y multitarea - formen parte de la propia pantalla en vez de ser botones físicos o capacitivos debajo de ella. La pantalla tiene una resolución Full HD de 1920x1080 pixeles con una densidad de 445ppp, lo cual significa que es tremendamente nítica. De hecho casi podrías decir que es demasiado nítida: ya era casi imposible discernir los pixeles individuales en la pantalla 1280x768 del Nexus 4, así que aumentar tanto la densidad de pixeles implica aumentar bastante la carga en la GPU.

Afortunadamente el corazón del Nexus 5 es más que capaz de mover con soltura todos esos puntos de luz. Con un chipset Qualcomm MSM8974 Snapdragon 800 - formado por una CPU Krait 400 de cuatro núcleos a 2.3GHz y un procesador gráfico Adreno 330 - el teléfono tiene suficiente potencia como para superar cualquier prueba que le eches encima. Siendo Android sigue habiendo ciertos tirones en la interfaz de usuario, pero son relativamente raros y a menudo van de la mano con una intensa actividad de fondo. En todo lo demás el Nexus 5 impresiona, cargando extremadamente rápido las aplicaciones y realizando procesos en un tiempo mínimo. Los teléfonos quad-core que hemos visto en 2013 finalmente han hecho tan fluido el sistema operativo de Google como el iOS de Apple, pero el Nexus 5 alcanza un nuevo nivel.

Nexus 5 Galaxy S4 HTC One Nexus 4 iPhone 5C iPhone 5S
AnTuTu Benchmark 28347 23578 24374 10580 NA NA
GLBenchmark Egypt On-Screen/ Off-Screen 50fps 57fps 41fps 41fps 31fps 34fps 39fps 31fps 37fps 30fps 53fps 57fps
GLBenchmark T-Rex On-Screen/ Off-Screen 24fps 23fps 15fps 15fps 13fps 15fps 19fps 12fps 13fps 7fps 36fps 24fps
3D Mark Ice Storm Unlimited 12346 10380 10095 11122 5655 13923

A menudo se dice que un teléfono Nexus es simplemente un vehículo para el software, y hasta cierto punto esto es cierto con el Nexus 5. Aunque las especificaciones internas dan miedo, el sobrio exterior parece casi que diseñado para hacer que Android 4.4 sea el gran protagonista. La última versión del sistema operativo - también conocida como KitKat, gracias a una extraña maniobra de marketing entre Google y Nestlé - no es tan revolucionaria como el iOS7 de Apple, pero se puede argumentar que Android ya iba por delante en ciertos aspectos y no había razones para hacer cambios tan drásticos.

De hecho, los cambios clave son relativamente menores, relegando las alteraciones más importantes al núcleo interno. Ahora se accede a Google Now al deslizar el dedo de izquierda a derecha al estar en la pantalla principal, y la barra de notificaciones no tiene fondo negro, sino un efecto sombreado que da la impresión de que la pantalla sea más grande. Ese mismo truco visual se aplica a la zona de comandos de la parte inferior, sobre la cual se encuentra el dock de accesos directos, con el cajón de aplicaciones en medio y otros cuatro accesos directos personalizables.

Hangouts reemplaza a la aplicación estándar de SMS, lo cual significa que ahora puedes tener todas tus conversaciones en el mismo sitio - aunque los textos y la mensajería instantánea van por separado, con lo cual puedes tener dos conversaciones simultáneas con la misma persona. Pensando que Apple ha tenido "mensajes compartidos" en iMessage desde hace un montón de tiempo parece extraño que Google aún no haya podido hacer algo igual, especialmente cuando ya ha hecho el paso de integrar los mensajes dentro de la aplicación Hangouts.

"La impresión que tenemos es que el Nexus 5 tiene muchísimo en común con el LG G2, algo que no sorprende si piensas que son teléfonos del mismo fabricante."

Se ha escrito mucho sobre la función "siempre escuchando" del Moto X de Motorola, que básicamente te permite controlar el teléfono con tu voz incluso cuando está en reposo en una mesa cercana. Google Now tiene ahora en Android 4.4 una característica similar que te permite activar la búsqueda y la pantalla de comandos simplemente diciendo "OK Google", aunque hay algunas pegas. Para empezar no funciona si tienes el teléfono en reposo o tienes la pantalla bloqueada, y en el momento de escribir este artículo tampoco se puede utilizar con determinados idiomas, como el inglés británico (NdR: Y sospechamos que el castellano).

También se ha integrado directamente en el sistema operativo la opción de imprimir en la nube y se ha rediseñado el cajón de aplicaciones - el panel de widgets desaparece por completo, accediéndose tras una pulsación larga en la pantalla principal. En ciertos aspectos parece que estos cambios son un intento consciente por parte de Google para simplificar Android, y cuando lo comparas con interfaces modificadas como la del LG G2 o el Samsung Galaxy S4, la versión vanilla de Android 4.4 es más directa. Esto es un arma de doble filo, sin embargo: KitKat no tiene muchas de las funcionalidades adicionales que traen estos dispositivos, como las características Smart de Samsung (la posibilidad de usar la cámara frontal para detectar cuando miras la pantalla, por ejemplo).

La Shield de Nvidia definió hace poco un nuevo listón en dispositivos Android gracias a sus controles físicos y su potente chipset Tegra 4. El Nexus 5 quizás no pueda competir con los sticks analógicos y los botones, pero iguala e incluso supera el rendimiento 3D de la Shield. Dead Trigger 2 se beneficia de gráficos mejorados en un sistema Tegra - se creó para ese chipset, al fin y al cabo - pero funciona de forma increíblemente suave y tiene un aspecto envidiable en el Nexus 5. Otros juegos muy exigentes a nivel gráfico, como Real Racing 3 o Asphalt 8: Airborne también rinden perfectamente bien. Asphalt 8 en particular tiende a pegar tirones en otros teléfonos - incluso en el iPhone 5S - pero aquí funciona de forma cien por cien suave.

"La rápida CPU del Snapdragon 800 y su GPU puntera se unen para ofrecer una de las experiencias jugables con Android más fluidas, mejorando lo visto en la portátil Shield de Nvidia."

Puede que a nivel de juegos el Nexus 5 impresione, pero su cámara, en cambio, es decepcionante. Tiene un sensor de 8 megapixels - como en el Nexus 4 - con estabilización óptica y puede grabar vídeo HD a 1080p. Las fotos son detalladas y el color es generalmente bueno, pero el teléfono tiene la tendencia de sobresaturar las imágenes tomadas con luz brillante, comprometiendo el detalle. Lo peor es que se mantienen los problemas de enfoque que afectaban a su antecesor: hacer rápido una foto es cuestión de ensayo y error, emborronando los objetos en movimiento por culpa de un autoenfoque demasiado lento. Dicen que el problema es del software, lo cual tiene sentido ya que muchos de estos problemas ya estaban en el Nexus 4. Si ese es el caso, Google podría alcanzar el estándar de calidad de los teléfonos de Samsung o Apple con una futura actualización.

Siendo un dispositivo Nexus, la cantidad de almacenamiento interno es fija al no tener una ranura para tarjetas MicroSD, así que debes ser cuidadoso al escoger el modelo. La versión con 16GB ofrece cerca de 12.5GB de almacenamiento al usuario, lo cual puede ser poco si descargas muchas cosas - sobretodo teniendo en cuenta el cada vez mayor espacio que ocupan los juegos Android modernos. Usar las opciones de almacenamiento en la nube de Google - como el nuevo servicio Google Photos o Google Play Music - alivia este problema hasta cierto punto, pero teniendo en cuenta que el modelo de 32GB apenas cuesta cincuenta euros más quizás vale la pena apostar por la opción con más memoria.

Cualquier teléfono con una pantalla de casi cinco pulgadas será exigente a nivel energético, y el Nexus 5 no es una excepción. La batería de 2300mAh ofrece suficiente autonomía para aguantar un día normal, pero no puede igualar los resultados del iPhone 5C o el 5S. Esto se debe sobretodo a la ya mencionada gran pantalla y al hecho de que Android hace muchas cosas tras bambalinas; las apps se ejecutan incluso cuando no las usas, y esto tiene un efecto palpable en la duración de la batería. Durante nuestro análisis probamos varias funciones del Nexus 5 - correo electrónico, redes sociales, reproducción de vídeo, grabación de vídeo y juegos - y la batería se redujo de una carga completa por la mañana hasta cerca de un veinte por ciento por la tarde. Un uso moderado será más longevo, pero desde luego el Nexus 5 no ganará ningún premio por la autonomía de su batería.

"Dejando de lado la calidad de construcción y los problemas de la cámara, el Nexus 5 tiene un precio ajustadísimo que no puede igualar ningún otro terminal Android de gama media/alta."

1
2
3
4
La cámara del Nexus 5 decepciona y no consigue igualar a la iSight de Apple que incorporan los teléfonos con iOS. La calidad de las fotos es aceptable, pero el enfoque es muy lento captando buenas instantáneas.

Google Nexus 5: el veredicto de Digital Foundry

Al igual que su antecesor, el Nexus 5 tiene una relación calidad-precio increíble. Con tecnología puntera en su interior, una nítida pantalla IPS Plus y la última versión del sistema operativo Android, su precio de 349€ parece incluso demasiado bueno para ser verdad. No es, desde luego, un dispositivo perfecto: la calidad de construcción no es perfecta, el altavoz es algo tímido y difícil de escuchar en ambientes ruidosos y la cámara tiene problemas en condiciones de poca luz, pero todos estos defectos se dejan fácilmente de lado cuando tienes en cuenta su bajísimo coste y el increíble rendimiento que ofrece.

¿Vale la pena comprar al nuevo modelo si ya tienes el Nexus 4? Es una pregunta complicada de responder, especialmente sabiendo que el teléfono del año pasado tendrá la actualización Android 4.4 en las próximas semanas. El Nexus 4 es más bonito y sigue siendo un terminal muy capaz, así que no ser que juegues a títulos 3D muy intensos no notarás muchos cambios a nivel de rendimiento. Pero si todavía no te has unido al club Nexus y estás buscando un teléfono Android, ahora mismo no ha una opción mejor... especialmente si tu presupuesto es inferior a los cuatrocientos euros.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Leer nuestra política para análisis

Ir a los comentarios (4)

Acerca del autor

Damien McFerran

Damien McFerran

Colaborador

Retro fanatic and tech bore Damien has been writing words for professional publication since 2006, but has yet to fulfill his lifelong ambition of being commissioned by Your Kitten Magazine.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Telling Lies sale la próxima semana

Lo nuevo del creador de Her Story.

Anunciado King's Bounty 2

Llegará el próximo año a PC, PS4 y Xbox One.

Trailer de lanzamiento de RAD

Estará disponible la próxima semana.

Comentarios (4)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos