Probamos a fondo todos los modos gráficos de The Nioh Collection en PlayStation 5

¿Qué tal rinden los dos juegos del Team Ninja en la nueva consola de Sony?

Con The Nioh Collection para PlayStation 5 Koei Tecmo reúne los dos épicos juegos del Team Ninja en una colección con todas las expansiones descargables, ofreciendo una gran cantidad de contenido y prometiendo, además, resolución 4K nativa, un modo a 120Hz y mejoras para las versiones ya existentes de PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro. También se incluye el nuevo "modo estándar PS5", que viene a ser un modo gráfico de calidad enfocado a aprovechar el hardware de la nueva consola para lograr una experiencia significativamente mejorada. ¿Qué tal resulta, por lo tanto, la colección en PlayStation 5 y qué mejoras vemos respecto a la de PlayStation 4 Pro? Es una pregunta interesante, porque las versiones para PlayStation 4 Pro de Nioh y Nioh 2 ofrecían un alto grado de flexibilidad con sus modos de calidad y rendimiento, recurriendo a frame-rates desbloqueados y escalado dinámico de resolución, haciendo que ya obtuvieses una mejora simplemente ejecutándolas en PlayStation 5.

Sin embargo, aquí estamos ante remasterizaciones que, si bien no suponen una diferencia como de la noche al día, sí aportan mejoras sustanciales. Para empezar Koei Tecmo ha dejado de lado el decepcionante renderizado por checkerboarding de la versión de PlayStation 4 Pro (la cual mostraba problemas, como un evidente aliasing y efectos de transparencia con el doble de ancho) en pos de renderizado a resolución nativa en PlayStation 5. No nos malinterpretéis; el checkerboarding puede dar resultados excelentes, pero la implementación de Nioh no era especialmente buena, con lo cual el salto al renderizado nativo ofrece una mejora en la calidad de imagen que no tendrías con la retrocompatibilidad. En segundo lugar, al menos en Nioh 1, el modo 4K ofrece exactamente eso, sin apenas escalado dinámico de resolución, mientras que el modo PS5 Estándar aumenta las opciones gráficas pero amplía también la ventana de DRS, con lo cual es posible ver caídas a 1800p o incluso resoluciones inferiores.

Y luego está el modo a 120Hz; la resolución es menor, pero la mejora en términos de respuesta e input lag es realmente impresionante. En Nioh 1 esta es mi forma favorita para jugar, especialmente porque el nivel de detalle (exceptuando la cantidad de pixeles) es comparable a los otros modos. En el vídeo podéis ver varios ejemplos de cómo son las variaciones entre los distintos modos de renderizado con ejemplos específicos, pero pensad en esto como en una versión más pulida de un excelente título de PlayStation 4 para entender por qué me ha gustado tanto.

John Linneman y Alex Battaglia, de Digital Foundry, analizan The Nioh Collection para PlayStation 5.

Nioh 2 es un juego más exigente en términos de renderizado, algo que no resulta sorprendente si pensamos que se publicó en marzo de 2020. Aunque también posee los tres modos gráficos (y conserva la resolución nativa), los resultados no son tan perfectos. El modo 4K realmente no funciona a resolución Ultra HD, quedándose cerca pero oscilando entre 1944p y 2160p la mayor parte del tiempo, mientras que el rango DRS se amplía mucho más en el modo PS5 Estándar, beneficiándose, eso sí, de sombras y distancias de dibujado mejoradas. El modo 120Hz tampoco tiene tanto éxito como el de Nioh 1, con una pérdida significativa de detalle y una calidad pobre en las sombras.

El rendimiento es muy importante en la saga Nioh, y aquí podemos resumirlo todo rápido. Nioh 1 funciona a 60FPS prácticamente estables tanto en los modos 4K y PS5 Estándar, mientras que el de 120Hz es también bastante consistente, ofreciendo 120 frames por segundo estables la mayor parte del tiempo. Esto supone una gran mejora respecto a PlayStation 4, y es genial jugar así. Nioh 2, que es más exigente, no tiene tanto éxito en este aspecto; los modos 4K y PS5 Estándar están bien, alcanzando su objetivo pero no de forma tan consistente como en la primera entrega. El modo 120Hz también es menos consistente, cayendo a menudo a 90-100FPS en las zonas más abiertas.

Aquí es donde la ausencia de compatibilidad con VRR en PlayStation 5 resulta decepcionante: una caída de un frame en el modo de 120Hz es un tirón de 8,3 milisegundos, y cuando varios ocurren en poco tiempo este defecto resulta bastante evidente. Pero, al mismo tiempo, la persistencia por frame entre 90FPS y 120FPS es de menos de 3 milisegundos, con lo cual con VRR las variaciones en el frame-time serían muchísimo más difíciles de detectar por el ojo humano. Espero ver una buena implementación de VRR a nivel de plataforma en PlayStation 5 en el futuro, porque la tecnología es realmente impresionante y ya ha mostrado su valía en las consolas Xbox Series de Microsoft.

Volviendo a The Nioh Collection, los tiempos de carga - o, mejor dicho, la ausencia de ellos - también resultan excepcionales, hasta el punto de que ambos títulos cargan tan rápido que hasta parecen una experiencia de juego en cartucho. Es una mejora como de la noche al día respecto a las consolas de la anterior generación, e incluso una mejora significativa respecto al código antiguo funcionando en PlayStation 5 vía retrocompatibilidad. Es una versión todavía más refinada y mejorada de los dos juegos, por lo tanto, y una que recomiendo encarecidamente. Y un último detalle para los fans del formato físico: la Nioh Collection trae todo el contenido en Blu-ray, con un disco para cada juego, y no hay que descargar nada para tener la experiencia completa. Genial.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

John Linneman

John Linneman

Staff Writer, Digital Foundry  |  dark1x

An American living in Germany, John has been gaming and collecting games since the late 80s. His keen eye for and obsession with high frame-rates have earned him the nickname "The Human FRAPS" in some circles. He’s also responsible for the creation of DF Retro.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos