Probamos más juegos con FPS Boost: Battlefield, Titanfall y Mirror's Edge Catalyst a 120FPS

Una de las funciones estrella de Xbox Series X/S.

La semana pasada Microsoft volvió a dar un empujón a la funcionalidad FPS Boost, ofreciendo mejoras de frame-rate a 120FPS en doce títulos de Electronic Arts, así como una actualización a 60FPS para otro. Se trata de un fantástico añadido para los usuarios de Xbox Series X y Xbox Series S, aunque con algunos matices que explicaremos más adelante. Sin embargo, y para no entretenernos, quedaos con un dato: todos los Battlefield de la anterior generación funcionan ahora a ciento veinte frames por segundo en Xbox Series X, así como Titanfall y su secuela, y esto es solo el principio.

Un poco más abajo podéis ver la lista con todos los juegos actualizados, y veréis que no todos ellos tienen la mejora de 120FPS en Xbox Series S, ya que algunos solo logran alcanzar este frame-rate en Xbox Series X. De hecho, en nuestras pruebas hemos descubierto que el precio a pagar, incluso en la consola más cara, es que al duplicarse el frame-rate se desactivan las mejoras de Xbox One X (las cuales normalmente suponen un aumento de resolución). Así pues, pese a que Xbox Series X ofrece el doble de rendimiento gráfico que Xbox One X, a menudo nos encontramos ante reducciones sustanciales de resolución para conseguir que los 120FPS sean estable. En estos casos FPS Boost no se activa por defecto, sino que tienes que ir al menú de compatibilidad del juego para activarlo. Quizás sea lo más inteligente, que 60FPS siga siendo la norma para la resolución 4K.

Esa reducción de resolución seguramente explica también por qué el soporte para 120FPS desaparece en Xbox Series S en algunos juegos. Asumimos que es así porque no se alcanzan los ciento veinte frames por segundo con FPS Boost en estos casos, pero también se dan situaciones curiosas. Titanfall 2, por ejemplo, funciona a 120FPS con FPS Boost tanto en Xbox Series X como en Xbox Series S, pero el primer juego de la saga solo duplica su frame-rate en Xbox Series X.

Para realizar las pruebas hemos elegido nuestros juegos favoritos de la lista: los tres Battlefield, los dos Titanfall y Mirror's Edge Catalyst. Battlefield 4 es un juego interesante con el que comenzar, un título de lanzamiento de Xbox One limitado a resolución 720p, con un anti-aliasing por post-procesado que no ha aguantado demasiado bien el paso del tiempo. Por desgracia FPS no aumenta la resolución, pero esto garantiza que el juego pueda mantener los 120FPS en Xbox Series X y Xbox Series S la mayor parte del tiempo. Si se usan muchos efectos alpha puede haber algún tirón, los cuales son más pronunciados en Xbox Series S (especialmente en el multijugador con 64 jugadores), pero también apreciamos algún pequeño defecto aislado en lo que, por lo demás, era una impecable campaña a 120FPS.

Esto hace que los resultados con Battlefield 1 y Battlefield 5 sean todavía más interesantes. Aquí se cae el soporte en Xbox Series S, pero ya sea en la campaña o en el multijugador con 64 jugadores el rendimiento es impecable en Xbox Series X con 120FPS estables. DICE utilizó un escalado dinámico de resolución en estos dos juegos, y aunque Xbox Series X parece utilizar el código original de Xbox Series S, obtenemos la máxima resolución posible del mismo: 972p en Battlefield 1 y 1080p en Battlefield 5. Estas resoluciones son mucho más altas que las que vimos en Xbox One a 60FPS en su día. Siguiendo con los juegos de DICE, Mirror's Edge Catalyst también es delicioso, con una resolución de 936p y 120FPS estables. Este título nunca tuvo parche para Xbox One X, así que no hay déficit de resolución en él; simplemente se dobla el rendimiento, aunque solo en Xbox Series X.

Pasando a los Titanfall, el original, como cabía esperar, mantiene su presentación a 792p, pero lo hace a 120FPS totalmente estables. Una vez más aquí no habían mejoras para Xbox One X, con lo cual no hay reducciones de resolución al alcanzar los 120FPS en Xbox Series X, pero la ausencia de soporte en Xbox Series S es curiosa. Creemos que el motivo es que la experiencia mejorada no debía ser lo suficientemente estable como para pasar las certificaciones de Microsoft, pero es extraño sabiendo que la GPU de Xbox Series S es 2,8 veces más potente que la de Xbox One. Sea como fuere, el juego es estupendo a 120FPS en Xbox Series X y aunque sí, se ve un poco anticuado gráficamente, en términos jugables sigue siendo muy sólido y no hay problemas para encontrar partidas a día de hoy.

Juego Xbox Series X Xbox Series S
Battlefield 1 120FPS -
Battlefield 4 120FPS 120FPS
Battlefield 5 120FPS -
Mirror's Edge Catalyst 120FPS -
PvZ: Garden Warfare 120FPS 120FPS
PvZ: La Batalla de Neighborville 120FPS 120FPS
PvZ: Garden Warfare 2 120FPS 120FPS
Sea of Solitude 60FPS 60FPS
Star Wars Battlefront 120FPS 120FPS
Star Wars Battlefront 2 120FPS -
Titanfall 120FPS -
Titanfall 2 120FPS 120FPS
Unravel 2 120FPS 120FPS

Titanfall 2 es quizás el mejor de todos estos nuevos juegos en ganar soporte FPS Boost, y además lo hace tanto en Xbox Series X como en Xbox Series S. La resolución se queda en el máximo del DRS de Xbox One, 810p, lo cual es bastante menos que los 1512p que muestra Xbox Series X sin FPS Boost activado, pero se trata de un juego que resulta increíblemente fluido y divertido a 120FPS en las dos consolas de nueva generación de Microsoft. En ambas funciona estupendamente y los 120FPS son estables excepto en algunas escenas con muchos efectos alpha, donde Xbox Series S puede caer entre los 90FPS y los 100FPS. Un monitor con refresco variable supone una gran ayuda en estos casos.

En general la nueva hornada de mejoras FPS Boost de Microsoft resulta fascinante. Marcarse los ciento veinte frames por segundo como objetivo es algo loable teniendo en cuenta que la cantidad de usuarios que tenga monitores o televisores de 120Hz no será especialmente alta. Lo único que resulta decepcionante es ver que los usuarios de Xbox Series X deben sacrificar la resolución - en ocasiones de forma bastante drástica - para duplicar el frame-rate, pero al menos se garantiza un rendimiento sostenido en casi todos los escenarios y la mejora de la experiencia en términos de fluidez y respuesta del control es reveladora, especialmente en los shooters en primera persona.

Pero si me tengo que quedar con algo de estas pruebas es que Titanfall 2 sigue siendo un juego tremendo, una espléndida experiencia multijugador y una de las mejores campañas individuales de la pasada generación. Lo juegues a 60FPS o a 120FPS, es imprescindible; debes jugarlo y es uno de los títulos más memorables de la pasada generación.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (0)

Acerca del autor

Richard Leadbetter

Richard Leadbetter

Technology Editor, Digital Foundry  |  digitalfoundry

Rich has been a games journalist since the days of 16-bit and specialises in technical analysis. He's commonly known around Eurogamer as the Blacksmith of the Future.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos