Análisis técnico de la actualización para PlayStation 5 de Horizon Zero Dawn

Una gran forma de (re)jugar el original.

En un evento virtual parco en contenido con motivo de la Gamescom, el lanzamiento de una actualización gratuita a 60FPS para Horizon Zero Dawn fue una de las noticias más destacadas, otorgando a otro clásico first-party de Sony un aumento en el frame-rate que mejora dramáticamente la experiencia general. Este parche es especialmente interesante, porque desbloquear los 60FPS no es algo tan sencillo como simplemente apretar un botón, un hecho que demostró en su lanzamiento inicial el año pasado la versión para PC. En ella se apreciaba claramente que al eliminar el bloqueo de frame-rate surgían diversos problemas causados por un diseño pensado específicamente para los 30FPS. Resumiendo, queda claro que este parche ha requerido un esfuerzo real por parte de los desarrolladores y es muy probable que muchas de las soluciones que se implementaron progresivamente en la versión de PC hayan dado el salto a esta actualización para PlayStation 5. La conclusión es que Guerilla ha logrado su objetivo y el juego funciona estupendamente bien.

Pero, ¿qué hace exactamente este parche? Para empezar, Horizon Zero Dawn sigue el ejemplo de títulos como God of War, Days Gone o Ghost of Tsushima (antes del Director's Cut), cuyos parches mantenían exactamente las mismas características gráficas desbloqueando el frame-rate, con la sincronización vertical proporcionando el límite a 60FPS. Esto significa que el juego sigue utilizando la misma solución de 2160p por checkerboarding, aunque el modo de rendimiento alternativo a 1368p se ha eliminado, al ser redundante. Pese a no implementar mejoras en cómo se renderiza el juego, sí se puede argumentar que la percepción mejora con el aumento del frame-rate, dado a que los artefactos causados por el checkerboarding ahora se mantienen la mitad de tiempo en pantalla. En un televisor o monitor LCD moderno esto ayuda, haciendo que sean menos evidentes.

En términos de rendimiento, estamos ante una experiencia a 60FPS estables que se mantiene a la perfección. Incluso en el modo de retrocompatibilidad PlayStation 5 presenta sustanciales mejoras respecto a PlayStation 4 Pro, multiplicando por 2.5 la potencia de computación y duplicando el ancho de banda de la memoria. En anteriores parches tipo "retrocompatibilidad plus" hemos visto un salto de rendimiento que escala casi exactamente con el de la potencia de computación. En Horizon Zero Dawn solo apreciamos una ligera caída en una cinemática al principio, pero a partir de ahí el juego funcionó a 60FPS estables como una roca. Si el juego se desviase de los 60FPS solo lo haría puntualmente y probablemente ni lo notarías. Eso hace que describamos el rendimiento del parche como impecable.

También parece que algunas de las mejoras de la versión de PC se han implementado en la versión de consola, aunque algunos de los efectos de teletransportación en objetos y personajes que se veían brevemente en los cortes de cámara se mantienen en las cinemáticas. Un detalle curioso en este aspecto es que el tiempo de transición es distinto al de PlayStation 4 Pro y PC, quizás indicativo de que han tratado de arreglarlo para minimizar el efecto de teletransporte.

También hay algunos extras interesantes en el parche, más allá de la mejora a 60FPS. En las notas oficiales se menciona un streaming mejorado en el modo de retrocompatibilidad, así que pusimos esto a prueba visitando el área que la propia Guerrilla nos dijo que era más exigente: Meridian. En PlayStation 4 Pro correr por esta zona rica en detalles provoca evidentes problemas de streaming, con pop-in tanto de texturas como de geometría, en ocasiones de forma exagerada. La buena noticia es que PlayStation 5 solventa por completo este problema. Además, también mejoran los tiempos de carga: empezar la campaña tardaba alrededor de un minuto en PlayStation 4 Pro, cifra que se reduce a tan solo treinta y un segundos en PlayStation 5. En PC esto tarda alrededor de quince segundos con una unidad NVMe de 3.5GB/s, pero aun así es una mejora importante.

La única crítica que se le puede hacer al parche gira alrededor del hecho de que es básicamente una actualización de PlayStation 4 Pro, en vez de un intento de implementar en PlayStation 5 todas las mejoras de la versión de PC. El filtrado anisotrópico es bastante bajo en comparación con PC, mientras que la interacción con la vegetación del port de ordenador tampoco se ha incluido. También nos gustaría haber visto mejoras en el nivel de detalle y mejoras en la calidad de la imagen alrededor del pelo y de otros objetos finos como la vegetación, aspectos que ni siquiera la versión de PC mejoró. Pero esto al final podría convertirse en una lista de la compra de mejoras para una remasterización, en vez de un reconocimiento de la impresionante actualización gratuita de la versión de PlayStation 4 Pro.

En definitiva, Horizon Zero Dawn es un juego renovado gracias a esta actualización a 60FPS. El límite a 30FPS desaparece, las caídas de rendimiento del original también se han eliminado, y el streaming de texturas y geometría ha mejorado sustancialmente en áreas que causaban problemas antes. El momento de la publicación del parche también es estupendo; con Horizon Forbidden West llegando en febrero del año que bien, hay tiempo de sobras para que los usuarios de PlayStation 5 jueguen (o vuelvan a jugar) al juego original y a su excelente DLC, Frozen Wilds. Una actualización fantástica, por lo tanto, que merece la pena probar.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Ir a los comentarios (3)

Acerca del autor

Alex Battaglia

Alex Battaglia

Video Producer, Digital Foundry

Ray-tracing radical, Turok technophile, Crysis cultist and motion-blur menace. When not doing Digital Foundry things, he can be found strolling through Berlin examining the city for rendering artefacts.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (3)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos