Nvidia ha anunciado que su tecnología propietaria de refresco variable (VRR) G-Sync para monitores gaming será a partir de ahora un poco más abierta, al desvelar en el CES 2019 que se está celebrando en Las Vegas que algunos monitores FreeSync, la tecnología VRR de su principal competidora, AMD, recibirán la certificación 'G-Sync Compatible'. Esto es muy interesante, porque hasta ahora la única opción que tenían los usuarios de tarjetas GeForce para disfrutar de refresco variable era adquirir un monitor G-Sync, muchísimo más caro que las alternativas con FreeSync.

Nvidia ha probado más de cuatrocientos monitores FreeSync para averiguar cuales cumplen con los estándares de G-Sync. Solo doce superaron todas las pruebas, los cuales se convertirán en los primeros en recibir la calificación G-Sync Compatible. La compatibilidad con estos monitores se introducirá en la próxima versión de los drivers de pantalla de Nvidia, cuya publicación está prevista para el día 15 de enero.

A continuación tenéis la lista de los monitores seleccionados por Nvidia, entre los cuales se encuentran algunos de los mejores disponibles actualmente en el mercado:

  • Acer XFA240
  • Acer XG270HU
  • Acer XV273K
  • Acer XZ321Q
  • Agon AG241QG4
  • AOC G2590FX
  • Asus MG278Q
  • Asus XG248
  • Asus VG258Q
  • Asus XG258
  • Asus VG278Q
  • BenQ XL2740
g_sync_compatible_monitors

Pero hay más. Nvidia permitirá a los usuarios probar por ellos mismos la compatibilidad con G-Sync en cualquier monitor FreeSync, incluso si este no está en la lista certificada como G-Sync Compatible. Esto significa que si tienes un monitor FreeSync y una tarjeta de la serie 10 de Nvidia (o superior), podrás intentar comprobar tú mismo si son compatibles. Nvidia advierte que el monitor "puede funcionar parcialmente o no funcionar" con G-Sync activado, pero desde luego merece la pena probar suerte.

Es probable que a finales de este mismo mes, cuando la gente ya haya podido probar el nuevo driver, la lista de monitores compatibles sea más extensa que los doce inicialmente certificados por Nvidia. La compañía americana, además, está probando más monitores FreeSync -tienen más de cien en pruebas, ahora mismo- para su eventual certificación oficial.

g_sync_ultimate

En otras noticias relacionadas con el CES 2019, Nvidia también ha anunciado G-Sync Ultimate, lo cual parece ser una nueva nomenclatura para el estándar G-Sync HDR. Los monitores con certificación G-Sync Ultimate deberán tener como mínimo un brillo de 1000 nits, reproducir al menos el 95% del espacio de color DCI P3 y montar una retroiluminación de matriz completa.

En estos momentos solo un puñado de monitores cumplen con esta nueva certificación, entre los cuales se encuentran Asus ROG Swift PG27UQ, el Acer Predator X27 y el HP Omen X Emperium 65, tal y como podemos ver en la web oficial.

El monitor de HP, de hecho, es uno de los primeros BFGDs, la línea de monitores de sesenta y cinco pulgadas de Nvidia con certificación G-Sync. No van a ser baratos, desde luego: el Omen 65 X llegará a las tiendas en febrero, con un precio de 5625 dólares.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere

Comentarios (0)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado