Microsoft retomó la semana pasada su programa de mejoras para juegos de Xbox 360 en Xbox One X con cuatro nuevos títulos: Forza Horizon, The Witcher 2, Crackdown y Fable Anniversary Edition. En todos vemos el mismo incremento 9x de resolución junto con optimizaciones de rendimiento, pero hoy vamos a centrarnos en el primero de ellos. La calidad de imagen de Forza Horizon es increíble en su transición a Ultra HD y hay además un par de sorprendentes mejoras que nos han parecido destacables.

Forza Horizon fue uno de los últimos exclusivos first party para Xbox 360 y un título excelente, con una exitosa colaboración entre los fundadores de la franquicia, Turn 10, y el nuevo estudio británico Playground Games. Al tiempo que mantenían la tecnología de simulación de físicas a 360Hz, Playground mejoró el motor de Forza Motorsport 4 añadiendo iluminación basada en doscientas variables a la ya existente y bella iluminación basada en imagen. El concepto de mundo abierto fue idea de Playground, y la tecnología de streaming necesaria para crear una experiencia sin cargas se desarrolló en el propio estudio de Leamington. Fue el inicio de una duradera colaboración que beneficiaría a ambos estudios en diversos juegos de carreras.

Lo que hizo posible el concepto de Forza Horizon fue pasar del refresco a 60Hz de Motorsport a los más habituales treinta frames por segundo, un nivel de rendimiento que es totalmente estable tanto en el hardware original como en Xbox One. Un avanzado motion blur trata de enmascarar la diferencia, y pese a la inclusión de un nuevo 'modo de rendimiento' en el emulador de Xbox One X, lo cierto es que no añade demasiado en este juego.

La consistencia en el frame-rate fue vital desde el principio para Playground. Forza Horizon usaba un cuidadoso sistema administración de CPU y GPU definido durante el desarrollado y basado en los peores casos posibles para garantizar un rendimiento óptimo, una técnica que también utilizó Turn 10 en sus juegos. El nuevo modo de rendimiento permite usar la potencia extra de la GPU para alcanzar mayores frame-rates, pero no puede exceder el límite que imponía el juego original en el frame-rate. Cuando el objetivo son los 30FPS y alcanzas esa cifra perfectamente, la potencia adicional no puede contribuir a ir más allá.

¿Nuestro consejo? Quédate con el modo gráfico estándar para este juego. El 'método Heutchy' de Microsoft -que recibe su nombre del ingeniero que lo ideó- aumenta la resolución tres veces en ambos ejes, con lo cual la resolución 720p nativa del original se renderiza a 3840x2160 en Xbox One X. Como suele ser habitual, el emulador aplica una parcialidad de LOD negativa para garantizar que se usan los mip-maps de mayor calidad y así obtener detalle adicional, pero el compromiso original de Playground con la calidad visual da grandes frutos. En Xbox 360 el juego utiliza anti-aliasing 4x multi-sampling (MSAA) junto con post-proceso FXAA cuando los recursos de la GPU lo permiten. El resultado al ampliar la resolución a 4K es simplemente maravilloso.

Sería una exageración decir que el juego aguanta el tipo si lo comparas con sus sucesores para Xbox One, pero en ciertos aspectos la presentación sigue siendo increíblemente nítida. Incluso a 4K los detalles sub-pixel en objetos del escenario -el follaje, en concreto- puede romperse y parpadear en movimiento; sin embargo, con su extremo enfoque en el anti-aliasing, Horizon luce virtualmente perfecto. Y si usas tu Xbox One X con un televisor 1080p, la imagen se beneficia con super-sampling, haciendo que estemos ante una de las combinaciones más exhaustivas de anti-aliasing que hemos visto jamás en un juego de consola. En movimiento, con su nivel de detalle y fantástica iluminación, Forza Horizon en Xbox One X es algo realmente especial, independientemente del televisor que estés usando.

Pero evidentemente también le pesan los años en otros aspectos. La geometría de los vehículos y los escenarios dio un salto generacional de Xbox 360 a Xbox One, mientras que el detalle general y la iluminación están a otro nivel si se comparan con el Forza Horizon 2 de 2014. Al mirar las repeticiones de las carreras también queda claro que la fidelidad adicional de la simulación de físicas en Xbox One supone una mejora enorme. Según Playground Games, todo lo que ha mejorado en el juego se ha conseguido a nivel de emulación, y esto genera una pregunta... ¿cómo es posible la tipografía de súper alta resolución de Forza Horizon?

La mayor limitación en el proceso de mejora de Xbox One X es, quizás, que los elementos 2D estaban creados para la presentación 720p original, con lo cual el texto y los bitmaps se escalan por 9x en la pantalla 4K, produciendo un aspecto borroso o pixelado según el contenido. En Forza Horizon aparecen algunos de estos defectos, pero todos los textos parecen renderizarse a resolución nativa. Esto ofrece una gran diferencia en la consistencia de la presentación 4K, y hace que nos preguntemos si han añadido assets de mayor calidad para X o si en el original ya se habían incluido. Resulta difícil pensar que Playground usase una fuente basada en vectores (la cual se podría reescalar a cualquier resolución) o que escalase una de muchísima más calidad a 720p. Sea como fuere, es una buena noticia que esté aquí, y eso hace que la presentación parezca aún más pulida.

Y lo más importante es que Forza Horizon sigue siendo un gran juego. Se juega muy bien, y la transición a 4K nos ofrece la excusa perfecta para revisitar un trabajo fantástico, así como examinar el nacimiento de un spin-off que acabó teniendo un considerable éxito en sus propios términos, sin depender de la franquicia principal. Forza Horizon 3 es uno de los mejores títulos third party del catálogo de Xbox One, y hace un par de meses también recibió su propio parche para aprovechar el hardware de Xbox One X. Ahora el único juego de la saga que no puedes jugar a Ultra HD nativo en la revisión de la consola de Microsoft es Forza Horizon 2, algo que esperamos cambie en un futuro cercano. Al revisitar la secuela para escribir este artículo nos dimos cuenta de que sigue siendo visualmente estupendo y que se vería genial a 4K en el hardware de Xbox One X.

Forza Horizon es una adición excepcional al catálogo retrocompatible de Xbox One X, y tenemos muchas ganas de probar a fondo los otros tres juegos que comentábamos al principio del artículo. De momento os podemos decir que en The Witcher 2 desaparece el tearing y que el rendimiento ha mejorado. Luego está Fable Anniversary Edition y Crackdown, dos juegos que en ocasiones sufrían problemas de rendimiento en el hardware original. ¿Puede Xbox One X aplicar el aumento de resolución y además corregir el frame-rate? ¿O puede que aquí sí resulte más útil el modo de rendimiento del emulador de X? Os traeremos las respuestas a estas y otras preguntas muy pronto...

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Richard Leadbetter

Richard Leadbetter

Technology Editor, Digital Foundry

Rich has been a games journalist since the days of 16-bit and specialises in technical analysis. He's commonly known around Eurogamer as the Blacksmith of the Future.

Más artículos de Richard Leadbetter

Comentarios (5)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado