El lanzamiento de Dark Souls Remastered el próximo día 25 de mayo está a la vuelta de la esquina, y basándonos en nuestras pruebas con el código de PlayStation 4 Pro tenemos la sensación de estar más ante un port refinado y optimizado que no ante una remodelación de arriba a abajo del juego completo. Teniendo esto en cuenta, ¿en qué lugar queda la edición Prepare to Die original de PC, la cual ya mejoraba significativamente gracias a los mods creados por la comunidad? Bandai Namco va a retirar esa versión de Steam para los nuevos compradores y ofrecerá un descuento del 50% al comprar la nueva remasterización para los usuarios que tuviesen Dark Souls: Prepare to Die Edition en su biblioteca, pero con mods como DSFix o SweetFX mejorando el juego base la nueva versión oficial tiene que mucho que igualar.

Dejando de lado los mods por un momento, resulta evidente que la Prepare to Die Edition no está preparada para los equipos modernos. Esta versión te permite modificar la resolución de salida, pero de forma nativa sigue funcionando internamente a 1024x720, como las consolas de anterior generación. A eso hay que añadir un limitador de 30FPS y una pobre implementación del control con teclado y ratón, con lo cual las quejas que tuvo su lanzamiento en 2012 son más que comprensibles. Si lo comparas con Dark Souls 3, donde se aprecia cómo ha avanzado From Software a la hora de desarrollar conversiones para PC, la primera entrega resulta tremendamente decepcionante.

Aquí llegaba al rescate el DSFix de Durante, el cual solventaba ciertos límites y te permitía jugar a cualquier resolución, al tiempo que liberaba al juego de su límite de 30FPS. Eventualmente este mod añadió opciones para anti-aliasing, profundidad de campo, filtrado anisotrópico y oclusión ambiental. Si a esto le sumamos los numerosos mods para las texturas creados por los fans, lo que teníamos era una experiencia muy distinta a la que originalmente ofrecían los desarrolladores de From. La pega es que no todo estaba bien optimizado en estos mods, y a día de hoy el juego sigue sufriendo para funcionar de forma fluida a 1080p y sesenta frames por segundo, incluso en el hardware más potente del mercado.

Para poner esto en perspectiva, incluso un Ryzen Threadripper 1950X con una GTX 1080 Ti no es capaz de mantener 1080p60 de forma estable, y la aparición del Demonio del Refugio causa caídas hasta 45FPS. Se puede jugar a 60FPS la mayor parte del tiempo, sí, pero está claro que la Prepare to Die Edition no se desarrolló con esto en mente. Del mismo modo hay varios glitches producidos por mover el juego por encima de 30FPS, y las cinemáticas funcionan con ese refresco hagas lo que hagas. Los mods, por lo tanto, no son perfectos, pero es lo mejor que teníamos hasta ahora.

Pero en 2018 tenemos una nueva esperanza, con los desarrolladores polacos de QLOC que están al mando de Dark Souls Remastered para consolas y PC. La preview para PlayStation 4 Pro que probamos ofrece una resolución de 3200x1800 con 60FPS como objetivo, y las zonas iniciales funcionan genial con ese frame-rate. Pese a que la prueba del algodón será ver qué tal rinde en Blight Town, esto ya demuestra que el equipo busca optimizar los frame-rates altos en CPUs de varios núcleos. Si una PlayStation 4 Pro puede ofrecer este nivel de rendimiento con sus núcleos AMD Jaguar, tenemos esperanzas de que la remasterización de PC será igual de fluida y que por fin tendremos las funcionalidades básicas que se esperan de un port para PC, incluyendo resolución arbitraria y selección de refresco del monitor.

Pero basándonos en nuestras pruebas hasta ahora con la versión para PlayStation 4 Pro, ¿hay algo más que pueda aportar la remasterización aparte de simplemente arreglar los fallos más básicos de la Prepare to Die Edition? Para averiguarlo hemos comparado nuestras capturas de la preview de Pro con la versión para PC con Mods, activando DSFix y con la resolución a 4K y un limitador de 60FPS. También hemos utilizado el sombreado VSSAO del modo, la opción para mejorar el filtrado de texturas y ampliado la resolución de la profundidad de campo hasta 1080p. Como cabría esperar la imagen 4K nativa con DSFix es mucho más nítida que la de nuestra captura de PlayStation 4 Pro, pero obviamente este aspecto del juego se igualará pixel a pixel con la remasterización de PC. Dejando de lado la resolución, en términos de características visuales esperamos que la versión para PC esté a la altura de la que está preparando QLOC para consolas, quizás incluso con algunos extras.

Tal y como están las cosas hay ciertos paralelismos entre ambas ediciones de Dark Souls, desde luego a la hora de mejorar el filtrado anisotrópico de la versión original de PC sin mods. Además, aunque la oclusión ambiental no es tan densa como la que emplea DSFix, la remasterización utiliza una variante propia con grandes resultados. Pero lo que queda muy claro rápidamente es que la nueva versión hace muchísimo más. No solo cambia, por ejemplo, el sombreado bajo la hierba, sino que a diferencia de en la versión original con los mods, ahora las plantas se mueven y la vegatación alrededor del Santuario de Enlace de Fuego ondea a causa del viento, dejando de ser estática. Con o sin mods no hay forma de lograr esto con la Prepare to Die Edition. En esa escena también hay más arbustos, e incluso puedes ver una nube de humo arremolinándose sobre la hoguera. Las mejoras pueden ser sutiles, pero van más allá de lo que pueden lograr los modders, y cuanto más te fijes más verás hasta qué punto supone una diferencia el trabajo de remasterización.

PC DSFixPlayStation 4 Pro Remaster
Dark Souls Remastered supera a la versión original de PC con mods en diversos aspectos, como el nuevo modelo de iluminación. En esta captura podéis ver como añade luz especular que rebota en las paredes.
PC DSFixPlayStation 4 Pro Remaster
La hierba está animada en la remasterización, mientras que la vegetación de la versión para PC con DSFix es estática.
PC DSFixPlayStation 4 Pro Remaster
El nuevo efecto de niebla volumétrica en las puertas también es imposible de lograr con mods en la versión estándar de PC.
PC DSFixPlayStation 4 Pro Remaster
La presentación de los materiales puede variar mucho a causa del nuevo modelo de iluminación. En este caso, por ejemplo, esto favorece a la versión original de Dark Souls.
PC DSFixPlayStation 4 Pro Remaster
La remasterización también tiene motion blur a pantalla completa, comparado con el efecto por objeto de la versión original, incluso con DSFix instalado.
PC DSFixPlayStation 4 Pro Remaster
Los rayos de luz, la oclusión ambiental y el filtrado de texturas también se han retocado en la remasterización. Aunque los resultados difieren con DSFix en PC, sigue siendo una mejora respecto al original.

También hay nuevos efectos. La nueva niebla volumétrica en las puertas usa una técnica de sombreado más compleja que no está disponible en ninguno de los mods disponibles. La remasterización aporta algo nuevo en este sentido, y lo mismo ocurre con los nuevos efectos alpha y de partículas para el polvo; cuando jefes como el dragón rojo golpean el puente, en la remasterización el rastro de alpha es más detallado. La calidad de estos efectos está a la altura de Dark Souls 3, y se integran bien con la presentación actualizada del juego original.

La calidad de la iluminación también es distinta en la remasterización, simplemente por el hecho de que se utiliza un modelo revisado. El rebote de la luz obedece a una nueva lógica, y algunas escenas lucen mejor en el original mientras que otras lo hacen en la nueva versión. Dos buenos ejemplos de estos pueden verse en el asilo inicial: el nuevo shader en la armadura del caballero parece más simple si se compara con DSFix, pese a que se utilizan los mismos assets para el personaje y las texturas cercanas. Pero cuando te mueves el mapeado especular en las paredes es más vívido en la remasterización, mientras que en el original luce más apagado y carente de vida. El resultado, por lo tanto, a veces es mejor y a veces es peor, pero Lordran sigue siendo reconocible. Algo similar ocurre con el efecto de bloom revisado; incluso con el mod SweetFX para obtener un pseudo-HDR resulta imposible imitar lo que consigue la remasterización con la iluminación.

Para los puristas quizás sería mejor tener acceso a la iluminación, efectos y shaders originales, pero la nueva versión aguanta bien el tipo, por lo general. También notarás que en la remasterización para PlayStation 4 Pro se fuerza un motion blur a pantalla completa, lo cual explica por qué el juego parece un poco más borroso en movimiento (en el original se usaba solo blur por objetos en el movimiento del personaje), pero por suerte los desarrolladores han prometido una opción para desactivarlo en caso de que no te guste. De hecho, el menú gráfico de Dark Souls Remastered para PC da acceso a otras opciones: dos selectores para opciones en el anti-aliasing FXAA y anti-aliasing temporal. También hay una opción para ajustar la profundidad de cambio y otra para la oclusión ambiental.

Como fans de los Dark Souls nos alegra ver que la remasterización no solo se limita a añadir mejoras visuales. También se presta atención a otros cambios, basados en el feedback de los fans más veteranos. Al jugar, por ejemplo, ahora puedes cambiar entre pactos en las hogueras, en vez de tener que buscar diferentes personajes para realizar el cambio. El juego en red también recibe retoques: las partidas PvP recuperan el sistema de contraseñas de Dark Souls 3, permitiendo hasta seis jugadores online en vez de los cuatro del original. Todos estos cambios van más allá de lo que se podía conseguir con el original, incluso con los mejores mods disponibles. También hay mejoras en los menús, se han arreglado bugs y se ha optimizado el juego para los PCs modernos, conformando lo que debería ser la edición definitiva del primer Dark Souls.

El descuento a la mitad de precio es un buen gesto, pero tiene un pequeño peor. Si quieres seguir teniendo acceso a la Prepare to Die Edition que está disponible ahora en Steam tendrás que comprarla rápido. El día 8 de mayo se eliminará de la tienda online de Valve, siendo sustituida por la versión remasterizada el 25 de mayo. No hay prisa si ya tienes la Prepare to Die Edition en tu biblioteca; podrás seguir accediendo a ella, descargarla y jugarla en el futuro. Pero suponiendo que no tengas la versión original, ya no podrás comprarla a partir del próximo martes, y dentro de poco la edición remasterizada será la única que aparecerá en la tienda. Para la mayor parte de la gente esto es irrelevante, pero si eres un fan acérrimo de los Souls quizás merece la pena que lo tengas en cuenta.

Basándonos en la versión para PlayStation 4 Pro podemos decir que la remasterización ofrece todo lo que esperamos, y creemos que en PC poseerá un set de características equivalente. Sigue habiendo dudas sobre cómo rendirá la versión final, pero para los fans y los neófitos en la saga esta versión parece compra obligada, y el paso a los sesenta frames por segundo es el principal atractivo. Desde nuestro punto de vista esta era la principal desventaja de la versión original de PC con mods, porque no importa lo potente que sea tu PC que el rendimiento nunca es suficiente. Si Dark Souls Remastered consigue ofrecer 60FPS sin problemas con una implementación correcta del selector de resolución a nosotros nos basta. Veremos el día 25 qué tal resulta el código final, pero ahora mismo parece que Dark Souls Remastered será un buen reemplazo para la actual versión de PC.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Acerca del autor

Thomas Morgan

Thomas Morgan

Senior Staff Writer, Digital Foundry

32-bit era nostalgic and gadget enthusiast Tom has been writing for Eurogamer and Digital Foundry since 2011. His favourite games include Gitaroo Man, F-Zero GX and StarCraft 2.

Más artículos de Thomas Morgan

Comentarios (9)

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos

Contenido relacionado

Dark Souls: Prepare to Die desaparecerá de Steam antes de la llegada de DS: Remastered

Los compradores de PtD tendrán un 50% de descuento en la remasterización.

El Network Test de Dark Souls Remastered para Switch se retrasa

El de PS4 y Xbox One sigue sin fecha a un mes del lanzamiento.