Más allá de los juegos first party que se presentaron en el PlayStation Meeting de la semana pasada, había uno third party que destacó como una demostración impresionante de la destreza del incipiente 4K de PS4 Pro: Rise of the Tomb Raider de Crystal Dynamics. Similar a su antecesor, hay una inmensa cantidad de escalabilidad en el motor y en los assets principales, lo que significa que el juego sólo brilla realmente en un PC de alta gama con especificaciones y calidad de texturas a un nivel muy alto. De hecho, ya viene con unas cuantas configuraciones predeterminadas que están a un nivel bastante loco. Así que la pregunta es: ¿cuánto de eso hay en la versión de PlayStation 4 Pro?

Bueno, en muchos sentidos, Rise of the Tomb Raider es una muestra de los puntos fuertes y débiles a los que se enfrentan los desarrolladores que buscan trabajar con el nuevo hardware de Sony. Desglosando primero el lado negativo, podemos decir que los 60fps están, claro, fuera de la ecuación para un título como este, y se centra en los 30fps capados que son estándar en la consola.

Segundo, algunas de las configuraciones más altas no están al mismo nivel - inevitablemente la calidad de las texturas se ve resentida, y la calidad de la iluminación especular carece de la revisión realizada en PC, lo que resulta en bordes más irregulares que afectan a la geometría. Por otro lado, el nivel de los archivos inundados, en la que Lara debe escapar de la zona, sugiere que los efectos de fuego se han reducido, lo que tiene un impacto en la cantidad de iluminación dinámica de la escena, y quizá también en el nivel de las ondas de calor.

Pero las dos diferencias más flagrantes tienen que ver con las limitaciones del propio hardware de PlayStation 4 Pro - el hecho de que la GPU no sea capaz de manejar una resolución nativa 3840x2160 UHD, junto con la falta de una cantidad significativa de memoria adicional. Los desarrolladores tienen acceso a varias estrategias de reescalado para los títulos de PS4 Pro que funcionan en modo 4K, y a pesar de que Crystal Dynamics no ha soltado prenda sobre la técnica usada en su juego, está claro que la presentación general es más suave que la de los títulos first-party que vimos, que se ha confirmado que usaban un reescalado en checkerboard.

Un vistazo inicial a las principales diferencias de Rise of the Tomb Raider funcionando en calidad muy alta en PC, comparado con la versión de PlayStation 4 Pro.

Y segundo, es igualmente claro que la configuración de texturas en calidad muy alta de la versión de PC de Rise of the Tomb Raider ofrece un nivel mucho más alto de calidad en el artwork. Elegid escenas clave de los dos minutos mostrados en el gameplay 4K publicado por la desarrolladora y la diferencia es considerable cuando se compara con la versión de PC corriendo a tope. Incluso si miráis nuestro vídeo comparativo a resolución 1080p en lugar de a los nativos 4K, la diferencia es evidente.

Por otro lado, eso remarca una debilidad fundamental en PlayStation 4 Pro. Incluso aunque los desarrolladores tengan acceso a otros 512MB de RAM (presumiblemente sacados de la reserva de 3GB del sistema), no es suficiente para acomodar las opciones de texturas a 4K que los desarrolladores están ofreciendo en cada vez más títulos. De modo que en el caso de Rise of the Tomb Raider, no es una sorpresa que la versión de PS4 Pro ofrezca unos assets que están en la línea de lo que ofrece el juego en Xbox One, y que es equivalente a la calidad alta de texturas en la build de PC. Es definitivamente una limitación - especialmente si pensamos que Project Scorpio de Microsoft parece contar con 12GB de memoria, pero en el lado positivo, al menos con este título, realmente el downgrade sólo es un problema en las escenas cinemáticas.

No hemos visto el mismo contenido de Rise of the Tomb Raider a 1080p comparado con la oferta 4K, así que será interesante ver cómo los modos de calidad de la desarrolladora y de rendimiento se comparan con lo que tenemos aquí. Lo que está claro es que esto no es una experiencia a 4K nativo, pero lo visto hasta ahora sugiere que ofrece una mejora tangible con resoluciones más altas comparado con el mismo contenido visto en Xbox One, que se ve genial en full HD. Considerando que lo que hemos visto aquí saldrá a la venta por 399 euros, es sin lugar a dudas impresionante teniendo en cuenta el gran calibre de hardware necesario para lograr una experiencia a 4K nativo equivalente en PC.

Lo que vimos de Rise of the Tomb Raider en PS4 ya resultó impresionante, y este modo a mayor resolución para PS4 Pro también tiene buena pinta. Teniendo en cuenta las otras opciones Pro prometidas por la desarrolladora, no podemos esperar a echarle un vistazo en cuanto tengamos la nueva consola de Sony.

Acerca del autor

Richard Leadbetter

Richard Leadbetter

Technology Editor, Digital Foundry

Rich has been a games journalist since the days of 16-bit and specialises in technical analysis. He's commonly known around Eurogamer as the Blacksmith of the Future.