Análisis de PlayStation 4 Pro

Probamos a fondo la nueva consola de sobremesa de Sony.

Ya sea para potenciar al máximo posible la realidad virtual o para alterar el ciclo de generaciones de consolas que teníamos hasta ahora, hay que reconocer que la apuesta de Sony con PlayStation 4 Pro es realmente arriesgada. Con ella no solo te piden que cambies tu consola, sino que también te recomiendan cambiar tu tele. Creada principalmente para la nueva oleada de televisores Ultra HD 4K, PlayStation 4 Pro ofrece mejoras de CPU y GPU respecto a la actual PS4. En el mejor de los casos aporta mejoras visuales espectaculares en los juegos que también funcionan en el viejo hardware, pero incluso los títulos con optimizaciones más modestas ofrecen mejoras evidentes. Teniendo en cuenta su razonable precio, es un hardware realmente apetecible.

Sin embargo, para todos aquellos que estén familiarizados con PlayStation 4 inicialmente puede parecer demasiado familiar. La propia consola utiliza el mismo lenguaje de diseño que la reciente PS4 Slim CUH-2000, y al encenderla y navegar por los menús nada parece haber cambiado. No hay señales de mejora, más allá del añadido de la salida 2160p en los menús y de una pantalla que detecta tu televisor y te indica si es compatible con HDR y qué sistemas de DRM están soportados.

Sony está afirmando que PlayStation 4 y PlayStation 4 Pro forman parte de la misma familia, y esto produce sin duda cierta confusión. Por ejemplo, no se indica si el juego que vas a cargar tiene compatibilidad específica con PS4 Pro o no. Tampoco hay un pop-up o similar que te explique si hay disponibles parches para PS4 Pro de tus juegos. Personalmente, es muy probable que revisite juegos de mi colección si hay un parche gratuito para PS4 Pro que mejore los gráficos o el rendimiento, y Sony haría bien en solucionar esto para que los usuarios tengan clara esta información.

PS4 estándar PS4 Pro Mejora
CPU Ocho núcleos Jaguar a 1.6GHz Ocho núcleos Jaguar a 2.1GHz 1.3x
GPU 18 unidades de computación GCN a 800MHz 36 unidades de computación GCN mejoradas a 911MHz 2.3x FLOPs
Memoria 8GB GDDR5 a 176GB/s 8GB GDDR5 a 218GB/s Ancho de banda 24% mayor, 512MB más disponibles

PlayStation 4 Pro: configuración y rendimiento en el modo Base

El proceso de migración para pasar de una PlayStation 4 estándar a una PlayStation 4 Pro es sorprendentemente sencillo. Como la nueva consola de Sony utiliza la misma interfaz que el modelo interior, también usa las mismas opciones, y eso permite hacer una copia de seguridad en la PS4 normal y restaurarla tal cual en la Pro. También puedes conectar las dos consolas al router mediante cables LAN y traspasar los datos de la máquina antigua a la nueva, aunque si optas por esta solución tardarás bastante más. Algunos usuarios se preguntaban si se podía extraer el disco de la vieja PS4 y usarlo directamente en la PS4 Pro, pero podemos confirmar que esta opción no es viable, debido a que los discos se encriptan y la clave de encriptación es distinta en cada consola.

Con todos los datos en la nueva PlayStation 4, decidimos iniciar nuestras pruebas examinando la presentación y el rendimiento de los juegos ya existentes de PS4. Como muchos sabéis Xbox One S incorpora una GPU un poco más rápida que la del modelo original, y eso produce una leve mejora de rendimiento en algunos títulos. Cuando hablamos con Mark Cerny acerca de una posible mejora de rendimiento de los juegos estándar de PS4 en la Pro, el arquitecto de la consola negó taxativamente esta posibilidad, y nuestras pruebas demuestran que, efectivamente, no hay diferencia alguna.

Al usar juegos antiguos la GPU de la nueva Pro desactiva la mitad de sus unidades de computación, y el resto rebajan su velocidad de 911MHz a los 800MHz de la PS4 original. Nuestras pruebas se realizaron con una repetición de Project CARS que fuerza por igual la CPU y la GPU de las dos consolas, y el resultado era idéntico en ambas. El objetivo principal de Sony es mantener la compatibilidad, pero obviamente nos hubiese gustado tener una opción para aprovechar el rendimiento completo del modelo Pro en los juegos viejos. Hay un precedente previo, de hecho: en PlayStation 2 se introdujo un filtrado de texturas opcional para los juegos de PS One, que el usuario podía activar o desactivar a su cuenta y riesgo.

base
No compres una PS4 Pro esperando que todos tus viejos juegos funcionen mejor. Hemos probado Project CARS y el resultado es idéntico en la consola antigua y en la nueva.

Consumo energético y niveles de ruido

El modo Base también aporta datos interesantes en lo que respecta al consumo energético, porque pese a desactivar la mitad de la GPU, PS4 Pro usa más electricidad para mover los juegos de PS4 que la PS4 CUH-2000 'Slim'. La nueva consola es mucho más eficiente que la PlayStation 4 CUH-1000 de lanzamiento, y en general los datos de consumo de la Pro son muy interesantes. El nuevo procesador se ha fabricado usando la tecnología FinFET, con lo cual el ratio de rendimiento por vatio es muy superior al de la PlayStation 4 original.

En general, al jugar a un título optimizado para Pro solo se consumen 10W más que al jugar a un juego estándar de PS4 con el hardware de lanzamiento (esta cifra variará de un juego a otro; en estas pruebas nosotros hemos usado inFamous First Light), lo cual explica por qué el ratio de consumo energético ha subido a 310W y por qué se ha recuperado en cable de alimentación grueso tradicional de la PlayStation 3 Fat. Tened en cuenta que esos 310W son la cifra de la fuente de alimentación internal, y que el consumo real es más o menos de la mitad al jugar con los juegos optimizados para Pro.

En términos de acústica, la nueva Pro tiene más puntos en común con el c-chassis de PS4 que con el modelo Slim. Esperábamos que siendo una consola más grande se incluyese un ventilador de mayor tamaño - cuanto más grande es el ventilador menos rápido necesita girar para desplazar la misma cantidad de aire. Tenemos que hacer pruebas más exhaustivas, pero en las iniciales hemos observado picos de 55dB al jugar a inFamous First Light y el problema no es tanto de ruido como de zumbido. El ventilador sube y baja de velocidad y puede escucharse claramente en la otra punta de la habitación. Estas primeras pruebas muestran un nivel de calor similar al de la PS4 estándar, y teniendo en cuenta que el aire se expulsa por la parte posterior no recomendaríamos colocarla en un espacio cerrado.

Consumo energético (W) PS4 Pro CUH-7000 PS4 Slim CUH-2000
Menú (Online, Instalando un disco) 75 75
Menú (Online, Descargando) 71 71
Modo reposo (Online, Descargando) 58 46
Project Cars (Modo Base) 104 84
InFamous First Light 155 (4K) 80 (1080p)

¿Es PlayStation 4 Pro realmente una consola 4K?

Hemos probado varios juegos para Pro, y aunque seguirán apareciendo nuevos parches y tenemos la sensación de que solo estamos rascando la superficie, ya distinguimos un par de tendencias. Prácticamente todos los juegos ofrecen la posibilidad de jugar a más resolución, lo cual produce un efecto de super-sampling en pantallas 1080p (hablaremos de esto más adelante) y la posibilidad de mostrar más detalle en un televisor 4K.

La salida 4K de PS4 Pro puede ser sorprendentemente buena. Hay algunos juegos que funcionan a resolución nativa, como Mantis Burn Racing o Skyrim Special Edition (el cual tiene todas las características del juego de PS4 e incluso alguna más), pero la clave para que los títulos más modernos funciones a 4K en la Pro está en técnicas de reescalado de nueva generación como checkerboarding. Es el proceso por el cual un bloque de 2x2 pixeles se convierte en un área de 4x4, multiplicando por dos la resolución 1080p. Rise of the Tomb Raider es uno de los mejores ejemplos de 4K que hemos visto en Pro - con checkerboarding, pero es dificilísimo distinguirlo de un juego 4K nativo. Verlo en acción es una maravilla.

La técnica de checkerboarding puede tener varias formas y aplicarse a múltiples resoluciones. Los inFamous, por ejemplo, reescalan a 1800p (lo cual se ve muy bien en una pantalla 4K), mientras que Deus Ex: Mankind Divided usa un reescalador dinámico y checkerboarding al mismo tiempo. Sin embargo, muchos desarrolladores no usan esta técnica y por eso los resultados son variables.

tlou
PS4 Pro puede mover juegos a 4K nativo. Skyrim y Mantis Burn Racing son dos ejemplos. Otros, como The Last of Us o The Witness, tienen un selector 30FPS/60FPS que permiten cambiar rendimiento por 4K nativo.

La mayor sorpresa es Uncharted 4, cuyo parche para Pro parece utilizar reescalado convencional pese a que evita la mayoría de defectos habituales gracias a su excelente técnica de anti-aliasing por super-sampling temporal. La resolución base en este caso es de 1440p, y aunque el juego se sigue viendo bien sí tiene un look algo borroso en una pantalla 4K.

Ocurre algo parecido con Titanfall 2, donde se mantiene el escalado dinámico de PlayStation 4 pero la resolución sube hasta 1440p (y, la verdad, rara vez baja de esa cifra). Una vez más el uso de TSAA ayuda a evitar los defectos propios del reescalado, pero resulta obvio que los resultados son más borrosos que al usar la técnica de checkerboarding.

¿Y Call of Duty: Modern Warfare Remastered? Aquí hemos apreciado que la resolución es de 2880x1620, pero una vez más se beneficia de una presentación con mucho post-proceso. Es un poco más borroso de lo que esperarías de un juego a 4K, pero aún así es una mejoría evidente respecto a 1080p.

También esperamos ver a desarrolladores probando sus propias soluciones de reescalado 4K. Insomniac, por ejemplo, ha implementado una técnica de inyección temporal en Ratchet and Clank bastante curiosa, que hace que un juego que ya era muy bonito a 1080p en la PS4 estándar se vea muy limpio y nítido con el hardware de PS4 Pro.

¿En entonces PlayStation 4 Pro una consola 4K de verdad? Los resultados variarán durante el periodo de lanzamiento, pero basándonos en lo que hemos visto los resultados son los esperados. En el mejor de los casos puede ser espectacular, y títulos como Rise of the Tomb Raider o Call of Duty: Infinite Warfare usan checkerboard hasta 2160p para ofrecer resultados francamente destacables para una máquina que posee una GPU muy limitada en comparación con la de un PC de gama alta.

En otros casos los resultados son un poco más borrosos, pero la presentación de, por ejemplo, Uncharted 4, sigue siendo mejor que la vista a 1080p en la PlayStation 4 estándar. Para ser una consola de cuatrocientos euros nos vale, y vale la pena tener en cuenta que en el futuro los desarrolladores aprovecharán mucho mejor el hardware de la Pro, como demuestran las recientes demos de Horizon: Zero Dawn o Days Gone.

Un factor clave de la experiencia 4K es HDR, o alto rango dinámico. En los títulos probados proporciona más detalle en la escena, en algunos casos más sutiles y en otros mucho más destacables. PS4 Pro tiene un modo HDR en su menú (con la opción de activarlo o desactivarlo), pero no hay forma de saber si un juego en concreto aprovecha o no esta característica. En realidad, ahora mismo la mayoría no lo hacen.

Cuando HDR es una opción sueles encontrar un selector en el menú del juego, como puede ser el caso de inFamous First Light, Deus Ex: Mankind Divided o Uncharted 4. Evidentemente, por limitaciones del medio, no os podemos mostrar la diferencia que supone tener HDR, pero también debe tenerse en cuenta que los resultados varían mucho según el juego y también según el televisor que tengamos.

En el evento que celebró Sony la semana pasada en Londres se enseñaba la consola con el televisor ZD9, uno de los mejores (y más caros) que puedes comprar a día de hoy. Con nuestra Panasonic DX750 los resultados en Uncharted 4 son bastante más sutiles, por ejemplo. Comprar una tele HDR para jugar es, a día de hoy, una tarea muy compleja, y realmente hay que gastar mucho dinero si quieres un televisor en el que realmente se note bastante la diferencia.

hdr
La funcionalidad HDR suele poder activarse o desactivarse en el menú del juego, pero depende de cada título. Uncharted 4, además, te lo pregunta cuando cargas el juego por primera vez.

¿Y qué pasa si juegas a 1080p?

Con PlayStation 4 Pro haciendo énfasis en los modos de mayor resolución, la mayor duda con la nueva consola estaba en el posible atractivo para los usuarios que juegan a 1080p y no planean cambiar aún su televisor. Aunque hay muy buenos televisores 4K con precios razonables, como el Samsung KU6400, la tecnología HDR está todavía en pañales, con lo cual es bastante razonable seguir con una tele Full HD por ahora. ¿Qué ofrece la Pro en este caso?

Básicamente, depende de cada juego. En muchos se obtendrá como base super-sampling, un proceso por el cual la imagen de más resolución se reescala a 1080p. No suena muy emocionante, pero la mejora en la calidad de la imagen depende de lo bueno que era el anti-aliasing en el juego original de PS4. Títulos como Uncharted 4 ya presentaban una imagen muy limpia, pero en otros la diferencia puede ser sustancial.

Rise of the Tomb Raider, por ejemplo, presenta problemas con el detalle sub-pixel, con parpadeo y popping que afean un poco un juego que de por si es bastante bonito. En PS4 Pro, al usar super-sampling, se eliminan prácticamente todos estos defectos y el aspecto es sensacional. Otros juegos, en los cuales se usan resoluciones dinámicas, también se benefician del hardware de PS4 Pro, como puede ser el caso de Titanfall 2.

tomb
Rise of the Tomb Raider tiene modos para mejorar la imagen a 1080p, mejorar el frame-rate u ofrecer super-sampling 4K, haciendo que sea el título con mejores resultados a 1080p para los usuarios de PS4 Pro.

Los requisitos técnicos de Sony dictaminan que los juegos de PlayStation 4 Pro deben operar con el mismo frame-rate -o mejor- que el juego antiguo de PS4. Esto abre un gran abanico de posibilidades y ya hemos visto un juego (Mantis Burn Racing) en el cual se aprecian caídas en el modo 4K, mientras que el modo base 1080p se mantiene estable como una roca (VooFoo Studios asegura, en cualquier caso, que están solventando esto). Uncharted 4 parece sufrir caídas de forma similar al juego actual de PS4, con lo cual no hay mejora pero tampoco es peor de lo visto hasta ahora.

Pero también hay títulos en los que el rendimiento mejora. Call of Duty: Modern Warfare Remastered se mantiene con mayor frecuencia en los 60FPS en PS4 Pro, ampliando además la resolución interna de renderizado a 1620p - con lo cual obtienes mejor rendimiento y mejor calidad de imagen. En otros juegos vemos como los desarrolladores optan por mantener la resolución 1080p, aunque aprovechando la potencia de la GPU de PS4 Pro para extraer unos frames más.

Los ports de inFamous desarrollados por Sucker Punch ofrecen esta funcionalidad, y las pruebas iniciales con First Light muestran el juego funcionando de forma más fluida, oscilando entre los 50FPS y los 60FPS en la primera pantalla. También se ha hablado mucho de la versión Pro de Rise of the Tomb Raider con su modo con frame-rate desbloqueado. Solo hemos podido probarlo un rato, pero la mejora en el rendimiento es evidente y vale la pena.

cod
Call of Duty Modern Warfare Remastered no solo mejora la resolución con PS4 Pro, sino que también ofrece un rendimiento más estable.

Algunos juegos se centran en ofrecer únicamente mejoras visuales a 1080p; Paragon, de Epic Games, sube la resolución de 900p a 1080p y añade algunas características gráfica nuevas. Con Mass Effect Andromeda sabemos que habrá un modo 1800p checkerboard y un modo 1080p mejorado, una situación que esperamos se repita con otros títulos que usan el motor Frostbite (de momento los parches para FIFA 17 y Battlefield 1 aún no están disponibles).

Desde nuestro punto de vista, usar una PlayStation 4 Pro con un televisor 4K y un juego optimizado para ella es una experiencia fantástica, pero es obvio que estamos en un punto de transición en lo que respecta a la tecnología de los paneles, y está claro que a corto plazo se usarán más PS4 con televisores Full HD que con televisores 4K.

Deseamos que más desarrolladores opten por el camino de Rise of the Tomb Raider ofreciendo diferentes opciones, pero con una pequeña mejora de la CPU (comparada con la mejora en la GPU) no esperamos que los parches para PS4 Pro ofrezcan 60FPS en todos los juegos de PS4 que actualmente funcionan con la mitad de frame-rate.

Conclusiones

¿Es capaz PlayStation 4 Pro de aguantar el hype que ha rodeado su lanzamiento? Por lo general, sí. En el mejor de los casos es capaz de ofrecer buenos resultados a 2K; compara Rise of the Tomb Raider en la Pro con un PC de gama alta y verás que buena parte de la nitidez de las 4K está ahí, el detalle también y que el frame-rate es el único factor diferencial claro. El hecho de que una consola de 399€ logre competir con ese tipo de equipo es un logro considerable.

PlayStation 4 Pro posee la tecnología necesaria para funcionar con garantías en el mundo de las 4K, pero el software de lanzamiento demuestra que la transición no será tan suave como nos hubiese gustado. Muchos juegos operan con resoluciones que se acercan más a 1440p, que es lo que en su momento establecimos como razonable basándonos en las especificaciones del hardware y las tecnologías de renderizado actuales. El hecho de que Uncharted 4 no funcione a 4K -ni siquiera a 1800p- no es un buen dato si consideras cómo se vende la Pro y como el juego de Naughty Dog se considera la máxima demostración técnica de PlayStation 4. La cuestión es que el juego sigue viéndose bien y que las técnicas modernas de renderizado están haciendo que la relación entre la cantidad de pixeles y la calidad de imagen se convierta en un área un poco gris.

Esperamos que las implementaciones para Pro mejoren con el paso del tiempo, y los primeros títulos first party que hemos visto (Horizon: Zero Dawn, Days Gone, Gran Turismo Sport) se ven estupendamente. Aún pasará un tiempo hasta que los desarrolladores aprovechen el nuevo hardware, pero ahora mismo, incluso con solo un puñado de títulos que ofrezcan variaciones respecto a lo visto hasta la fecha, la conclusión es clara: gastando un poco más obtienes muchísima más potencia.

Si no tienes todavía una PlayStation 4 y piensas comprarla, ir a por la Pro es la decisión obvia. Obtienes cerca del doble de potencia en la GPU, una CPU más rápida, estarás preparado para los televisores que se venderán en los próximos años y tendrás compatibilidad con los últimos sistemas de streaming, así como el doble de espacio en el disco duro. El precio, además, es muy atractivo, con lo cual sería necesario un bundle muy agresivo del modelo antiguo para recomendar su compra antes que el modelo Pro.

Pero si ya tienes una PlayStation 4 la decisión es un poco más complicada. No hay exclusivas, el catálogo de juegos es el mismo y los títulos actuales solo mejorarán si los desarrolladores deciden parchearlos. Si tienes un televisor 4K o estás planteándote su compra la actualización merece la pena, pero lo que está claro es que de momento hay pocas razones de peso para considerar obsoleta tu consola actual. Con una base de usuarios que se acerca a los cincuenta millones, eso es seguramente algo bueno. Pero dicho esto, y teniendo en cuenta que estás leyendo Digital Foundry, seguramente aprecies la calidad de imagen y el rendimiento tanto como nosotros, y te resultará difícil obviar que el nuevo sistema es mejor que el actual. Si más títulos siguen el camino marcado por Rise of the Tomb Raider entonces PlayStation 4 Pro se convertirá en una compra imprescindible, pero por ahora puedes aguantar con la consola que ya tienes.

Leer nuestra política para análisis

Ir a los comentarios (52)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (52)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos