Análisis de la AMD Radeon RX 480

¿La nueva reina de la gama media?

La Radeon RX 480 es una propuesta realmente impresionante. No es la tarjeta gráfica más rápida del mercado, pero tampoco está diseñada para serlo; AMD apunta con el estreno de su tecnología Polaris al jugador mainstream, con la idea de proporcionar un excepcional rendimiento a 1080p y con dispositivos de realidad virtual a un precio imposible de ignorar. Poniéndolo en perspectiva, la GeForce GTX 970 de Nvidia es la tarjeta gráfica para jugar más popular del mercado a día de hoy, pero la RX 480 es tan rápida como ella -o más- y cuesta solo 199 dólares.

La tarjeta que analizamos hoy proviene directamente de AMD y es la versión de referencia, basada en un diseño estándar tipo blower. Se esperan dos versiones por parte de los fabricantes: una con 4GB de memoria GDDR5 y otra un poco más cara con 8GB de VRAM. Hay una sutil diferencia entre ambas, porque si escoges la versión con 8GB tendrás 8gbps de ancho de banda, frente a los 7gbps de la tarjeta inferior. La velocidad de reloj es idéntica, en cualquier caso, así como el resto de elementos del diseño.

La tarjeta de referencia está muy bien construida. Un aspecto en el que AMD ha dedicado especial atención es en el rendimiento acústico de la RX 480, tratándose de un producto muy silencioso pese a que puede calentarse bastante. Tenemos la sensación de que AMD, al equilibrar la temperatura y el ruido, se ha decantado por lo segundo, un hecho que confirma la gran actividad del blower al hacer overclocking. La RX 480 tiene un TDP de 150W y se alimenta utilizando un único conector PCI Express de seis pins.

En lo que respecta al formato físico de la tarjeta, todo es similar a lo que encontramos en la mayoría de GPUs mainstream con la excepción de la selección de puertos de vídeo. La buena noticia es que con la RX 480 AMD por fin ofrece un puerto HDMI 2.0, compatible con HDCP 2.2 y con decodificación h.264/VP9/HEVC. Jugar a 4K quedará fuera de la ecuación con los juegos más exigentes, pero para un sistema pensado para reproducir medios la 480 es muy completa. Además, los puertos DisplayPort son compatibles 1.3/1.4 HDR.

Lo que ya no es tan buena noticia es que tenga tres puertos DisplayPort cuando lo ideal sería, siendo un producto enfocado al mercado mainstream, al menos un puerto DVI dual-link. Esto es algo que, imaginamos, solucionarán los diseños de los fabricantes third party.

Pero el éxito o fracaso del debut de Polaris se reduce al nivel de rendimiento ofrecido por la tarjeta. AMD promete un producto capaz de cumplir con los requisitos mínimos para VR fijados por Oculus, lo cual nos lleva al territorio de la R9 290. Eso supone un reto considerable, puesto que Polaris se basa en la misma arquitectura GCN pero ofrece solo 36 unidades de computación (2304 shaders) frente a las 40 (2560) de la R9 290. Además, la antigua tarjeta tenía un bus de memoria de 512 bits, el cual se reduce a una eficiente interfaz de 256 bits en la RX 480.

Por si todo esto fuese poco, en una situación ideal nos gustaría ver a la RX 480 proporcionando un rendimiento similar al de la R9 390, la cual usaba el diseño overclockeado de la R9 290 con memoria más rápida. La R9 390 fue la respuesta inicial de AMD a la GTX 970, una tarjeta rápida pero que consumía una barbaridad y que gracias a muy buenas actualizaciones de drivers y un increíble rendimiento con DX12 se situó por delante de su más directa competidora.

La RX 480 acaba superando a la R9 390 en títulos como Assassin's Creed Unity, The Witcher 3: Wild Hunt o Tom Clancy's The Division, pero en otros juegos ofrece frame-rates inferiores. En términos generales, sin embargo, tenemos buenas noticias: el nivel de rendimiento es muy similar al de la GTX 970, con todas las ventajas de rendimiento que ofrece DX12 en juegos como Ashes of the Singularity o Hitman.

Para analizar la RX 480 hemos vuelto a retocar un poquito nuestros benchmarks. Project Cars, que sigue teniendo problemas con el hardware AMD, se queda fuera, mientras que se introduce el nuevo benchmark de Hitman, en su variante DX12. Hemos puesto a la nueva tarjeta frente a antiguas propuestas de AMD, la actual reina del mercado (la GTX 970) y la tarjeta que Nvidia lanzó con el mismo precio de 199$ en enero de 2015 (la GTX 960). Todos los juegos se han probado en un sistema Intel Core i7 6700K overclockeado a 4.6GHz y memoria DDR4 a 3000MHz, funcionando en un disco SSD.

1920x1080 (1080p) RX 480 R9 380 R9 380X R9 390 GTX 960 GTX 970
Assassin's Creed Unity, Ultra High, FXAA 50.8 35.2 38.3 48.6 29.8 51.3
Ashes of the Singularity, Extreme, 0x MSAA, DX12 47.4 33.3 35.6 52.1 27.2 40.5
Crysis 3, Very High, SMAA T2x 70.1 50.2 54.9 75.4 46.4 72.5
The Division, Ultra, SMAA 54.8 37.0 39.3 49.8 33.8 50.2
Far Cry Primal, Ultra, SMAA 58.7 41.3 43.2 65.1 37.8 56.2
Hitman, Ultra, SMAA, DX12 73.2 53.0 55.8 75.6 31.7 59.0
Rise of the Tomb Raider, Ultra, SMAA, DX12 61.2 42.8 44.8 63.3 45.0 69.7
The Witcher 3, Ultra, Post AA, No HairWorks 61.2 42.6 45.5 55.6 38.9 60.7

Comparada con la R9 380 vemos desde un 38% (Hitman) a un 44% (Assassin's Creed Unity) de mejora, lo cual es impresionante. La 380X con velocidad de referencia solo añade un par de frames al rendimiento de la 380, lo cual explica por qué tarjetas como la Sapphire R9 380X venían de fábrica con un overclock considerable.

Si nos centramos en el mercado por debajo de los 200$ vemos una diferencia de rendimiento brutal con la GTX 960. Aquí vale la pena apuntar a que la tarjeta de referencia tiene 2GB, lo cual explica la gran mejora vista con Assassin's Creed Unity y Hitman. Pero incluso obviando esos resultados vemos una mejora del 56% en favor de la RX 480 - y lo importante es que tras la GTX 970 la GTX 960 es la tarjeta más popular en la encuesta de hardware de Steam.

Pero es la batalla entre la RX 480 y la R9 390/GTX 970 la más fascinante. Comparada con la R9 390 vemos una lucha entre eficiencia y potencia bruta, así como un diferencial en el ancho de banda (256GB/s frente 384GB/s). En juegos como Assassin's Creed Unity, The Division y The Witcher 3 la nueva tarjeta adelanta a la R9 390, pero la segunda es entre un 10% y un 11% más rápida moviendo Far Cry Primal o Ashes of the Singularity.

Frente a la GTX 970, la RX 480 vuelve a demostrar un rendimiento impresionante con DX12 en Ashes y Hitman, pero se queda atrás en Rise of the Tomb Raider. Con DX11 la RX 480 está un pelín por delante en la mayoría de juegos, aunque The Division es un 9% más rápido. Es importante tener en cuenta que, excepto con esos dos juegos con DX12, la experiencia real al usar estas tarjetas es muy, muy similar, algo bueno teniendo en cuenta que la GTX 970 sigue siendo un producto muy sólido.

2560x1440 (1440p) RX 480 R9 380 R9 380X R9 390 GTX 960 GTX 970
Assassin's Creed Unity, Ultra High, FXAA 33.5 23.1 24.3 33.7 20.2 32.7
Ashes of the Singularity, Extreme, 0x MSAA, DX12 41.2 29.3 31.2 46.2 21.0 35.9
Crysis 3, Very High, SMAA T2x 42.4 31.1 34.0 48.7 28.0 43.8
The Division, Ultra, SMAA 39.3 29.9 29.2 37.8 24.3 36.1
Far Cry Primal, Ultra, SMAA 42.0 30.1 31.5 46.7 26.0 39.6
Hitman, Ultra, SMAA, DX12 54.2 38.2 41.1 56.8 23.9 41.5
Rise of the Tomb Raider, Ultra, SMAA, DX12 42.2 30.1 31.6 44.1 30.0 46.1
The Witcher 3, Ultra, Post AA, No HairWorks 44.9 31.0 33.1 42.9 26.9 43.0

A 1440p la RX 480 sigue siendo totalmente viable, al igual que la R9 390 y la GTX 970. Sin embargo, en este caso es necesario empezar a administrar de forma agresiva el detalle si queremos mantener frame-rates consistentes y fluidos a esta resolución. Teniendo en cuenta que este tipo de tarjeta mueve prácticamente cualquier juego a 1080p60 con detalle alto o ultra creemos que sacrificar calidad por más pixeles no es la mejor forma de usar estas GPUs.

En cualquier caso, a nivel de rendimiento la 480X sigue superando a sus predecesoras: es un 40% de media más rápida que la R9 380 y un 33% más rápida que la R9 380X. Seguramente debido al enorme ancho de banda que posee, la R9 390 demuestra su potencia a esta resolución, siendo un 12% más rápida en Ashes of the Singularity, un 15% más rápida en Crysis 3 y un 11% más rápida en Far Cry Primal. Sin embargo, la RX 480 mantiene una ligera ventaja del 4% con The Division, la cual sube a un 5% con The Witcher 3.

Dejando de lado Rise of the Tomb Raider con DX12, la RX 480 mantiene el tipo frente a la GTX 970 a 1440p, seguramente debido a que las dos tienen una interfaz de memoria de 256 bits. La RX 480 sigue dominando con las versiones DX12 de Ashes of the Singularity y Hitman y, de hecho, la nueva tarjeta de AMD es solo 5FPS más lenta al momento Hitman a 1440p, comparada con la GTX 970 a full HD en esta misma prueba.

La conclusión es que, juegues a 1080p o a 1440p, la RX 480 te ofrece el rendimiento de una tarjeta de trescientos o cuatrocientos dólares por cien dólares menos. Siendo así es imposible ignorar lo atractivo de la propuesta de AMD.

1920x1080 (1080p) RX 480 RX 480 OC R9 390 R9 380X R9 280X R9 270X
Assassin's Creed Unity, Ultra High, FXAA 50.8 56.1 48.6 38.3 40.4 25.6
Crysis 3, Very High, SMAA T2x 70.1 78.1 75.4 54.9 52.2 38.8
The Division, Ultra, SMAA 54.8 60.7 49.8 39.3 37.8 30.2
Far Cry Primal, Ultra, SMAA 58.7 63.1 65.1 43.2 48.9 36.7
The Witcher 3, Ultra, Post AA, No HairWorks 61.2 67.1 55.6 45.5 34.1 29.0

Nuestra última ronda de pruebas tiene dos propósitos, comparar Polaris 10 con las versiones completas de las antiguas arquitecturas Tonga (380X), Tahiti (280X) y Pitcairn (270X) de AMD y al mismo tiempo overclockear la 480X para ver si se puede igualar o superar el rendimiento de la R9 390. Las pruebas aquí se limitan a DX11 debido a la imposibilidad de desactivar la sincronización vertical en DX12 con el driver de AMD en los chips antiguos.

Usando la nueva herramienta de overclocking de AMD aumentamos la energía en un 150%, pero solo logramos estabilidad con un incremento del 4% en el núcleo, subiendo hasta 1315MHz. Sin embargo, los módulos GDDR5 de 8gbps se overclockearon sin problemas hasta 8.8gbps. Con Far Cry Primal solo vimos un incremento del rendimiento de 7.5%, pero otros juegos alcanzaron una mejora del 10.5%. No recomendamos forzar al máximo la tecnología Polaris 10 con la tarjeta de referencia, porque en este caso la velocidad de los ventiladores compromete el excelente rendimiento acústico de la RX 480. Para hacer overclocking en serio habrá que esperar a las tarjetas de los partners, con sus soluciones personalizadas de refrigeración.

A 1080p la comparación de Polaris 10 con la anterior generación de procesadores arroja un 34% de mejora respecto a la R9 380X, subiendo a un 44% frente a la 280X basada en Tahiti. Finalmente, la mejora frente a la R9 270X es de un 86%. Esta última cifra es impresionante, porque la cantidad de silicio que usa Polaris 10 a 14nm es muy similar a la del núcleo Pitcairn de 28nm de la 270X. Polaris funciona entre 150MHz y 200MHz más rápido según el juego, pero aún así un incremento del 86% en el rendimiento es un muy buen resultado.

crysis
RX 480 RX 480 OC R9 390 GTX 970 GTX 1070
Consumo máximo del sistema 271W 315W 437W 295W 263W

Para comprobar el consumo máximo de nuestro sistema desactivamos el overclock del Core i7 y cargamos el final de la fase Welcome to the Jungle de Crysis 3, con el juego funcionando a resolución 2560x1440 y el detalle al máximo. Esta escena pone al límite el núcleo gráfico, lo cual produce un pico sostenido en el consumo energético. Nos gusta usar esta escena no solo por la cantidad de energía que requiere, sino también para probar la estabilidad del overclocking con la GPU. Nótese, por supuesto, que el consumo típico siempre será inferior a el obtenido aquí.

La RX 480 ofrece un poquito más de eficiencia energética que la GTX 970 (lo cual se compensa con un rendimiento un pelín inferior), y reduce en 166W el consumo respecto a la R9 390. Es un logro considerable por parte de AMD, el cual queda un poco eclipsado por los excepcionales resultados de la GTX 1070, una tarjeta que juega en otra liga pero que consume lo mismo que la RX 480. Esto último no sorprende si tienes en cuenta que ambas tarjetas se basan en un TDP de 150W.

En cuanto a overclocking, cuando fuerzas la arquitectura Polaris 10 el consumo se dispara de forma notable, y basándonos en los resultados obtenidos parece que AMD ha optado por un buen equilibrio entre rendimiento y consumo energético con las velocidades de referencia. Será interesante ver qué ofrecen los partners en este sentido. En términos generales tenemos dudas sobre las ventajas que AMD ha conseguido extraer de la tecnología 14nm FinFET: las velocidades son inferiores a las alcanzadas por Nvidia, y el rendimiento por vatio está más cerca del de la tecnología Maxwell de 28nm que del de la Pascal de 16nmFF. Nos pica la curiosidad por ver si otros productos basados en Polaris o la futura Vega podrán sacar más jugo del proceso de fabricación del chip.

El veredicto de Digital Foundry

Los resultados hablan por si mismos, pero de lo que no hemos hablado hasta ahora es de la experiencia real al usar la RX 480. Lo que ofrece es exactamente lo que nos enamoró de la R9 390 y la GTX 970: la posibilidad de jugar a los juegos que teníamos en consola con un rendimiento muy superior en PC.

Grand Theft Auto V, por ejemplo, está bloqueado a 30FPS en PS4 y Xbox One, como muchos otros títulos. La RX 480, junto con un modesto Core i5 6500 y RAM a 2133MHz, ofrece 1080p60 con una calidad de imagen superior. ¿Star Wars Battlefront? Sube el detalle a Ultra y tienes 1080p60 estables, una mejora respecto a los 900p de la versión PS4. ¿The Witcher 3? Pon el detalle en alto y desactiva HairWorks y una vez más obtienes 1080p60. En un mundo en el que las consolas marcan el estándar, el PC lleva estos juegos a un nuevo nivel, y lo mejor es que la RX 480 ofrece esta fantástica experiencia por cien o ciento treinta dólares menos que antes.

Por extensión tienes también un buen rendimiento a 1440p y la GPU con mejor relación calidad-precio para experiencias VR premium. Ese es un factor clave para el fabricante, pero en un mundo en el que los cascos de realidad virtual son tan caros no estamos seguros de que sea algo tan importante. En definitiva, el estreno de Polaris demuestra ser un éxito, y es por ello que no nos extraña que esta tecnología sea, con casi total seguridad, la elegida por Sony para su futura PlayStation 4 Neo...

Leer nuestra política para análisis

Ir a los comentarios (32)

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

The Turing Test saldrá en Switch

Estará disponible en dos semanas.

El episodio 4 de Song of Horror saldrá la próxima semana

En esta ocasión Amnesia será el principal referente.

Comentarios (32)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos