El último parche de Call of Duty: Ghosts para Xbox One reduce el rendimiento del juego

Tiene un frame-rate menor que antes.

La semana pasada Infinity Ward publicó una actualización para Call of Duty: Ghosts diseñada para preparar el juego para el reciente DLC Onslaught, así como para implementar soluciones a varios bugs, añadir nuevas características y equilibrar el modo multijugador. El objetivo era crear una experiencia online más justa y estable para los torneos, pero poco después de su lanzamiento los jugadores empezaron a notar problemas de rendimiento significativos en la versión para Xbox One, hasta el punto que algunos usuarios hablaban de frame-rates por debajo de 20FPS.

Las últimas informaciones apuntan a que los problemas de frame-rate aparecen sobre todo en el nivel de Stonehaven, siendo las explosiones y efectos alpha los causantes de estas fluctuaciones. Esto es preocupante, especialmente si se tiene en cuenta que hasta ahora la versión para Xbox One no tenía problemas de frame-rate evidentes fuera del modo campaña, con un multijugador que funcionaba a 60FPS sin caídas de rendimiento. Aunque la resolución sea 720p, Ghosts ofrecía en Xbox One la jugabilidad a 60FPS característica de esta franquicia.

Sabiendo que este tipo de quejas sobre los parches muchas veces se basan puramente en la percepción de los usuarios, decidimos hacer nuevas capturas con nuestras herramientas de análisis para determinar si realmente están justificadas las protestas. Cargamos el modo Team Deathmatch estándar y capturamos algunos de los mapas teóricamente afectados por el parche, probando también Stormfront - al ser una pantalla con efectos alpha en forma de lluvia.

Los efectos alpha, las mirillas y los efectos del visor del rifle de francotirador parecen tener ahora un impacto en el rendimiento de Call of Duty: Ghosts, algo que no ocurría antes.

Análisis adicional:

"El mapa de Stonehaven es claramente el que se ve más perjudicado, pero en todos los mapas se aprecian menores frame-rates en comparación con el código original de lanzamiento."

Empezando en Stonehaven ya queda claro que algo falla. Aunque el juego sí alcanza los 60FPS en esta fase, los frame-rates reciben un impacto brutal cuando se ve todo el nivel, con métricas que oscilan entre los 46FPS y los 60FPS a lo largo del mapeado. Cuando el frame-rate cae por debajo de 60FPS también aparece algo de tearing, lo cual añade tirones y afecta a la suavidad del control.

Mientras, al apuntar a un barril con la mirilla del rifle el frame-rate puede llegar a caer hasta los 35FPS, algo que no había ocurrido nunca antes en cualquiera de las versiones de nueva generación de Ghosts. Por culpa de esta fluctuación de frame-rate se nota una clara reducción en la respuesta del control, y a nivel visual la introducción de tirones afecta a la suavidad que normalmente asocias a la acción multijugador de los Call of Duty.

En los otros mapas que hemos probado - tanto de los estándar como del DLC Onslaught - las caídas de rendimiento no son tan grandes, con pequeñas caídas en momentos muy movidos o cuando se renderizan en pantalla efectos alpha o explosiones. La respuesta del control es mucho más sólida, y no tenemos la sensación de que el compromiso en la jugabilidad sea tan grande como en Stonehaven - la experiencia es por lo general suave, incluso cuando notas que las cosas no van bien ni son tan estables como antes de instalar el último parche.

Hay problemas de rendimiento similares en el DLC Onslaught, que podéis ver en este vídeo. Aquí, eso sí, el impacto no es tan pronunciado como en el nivel de Stonehaven.

En general queda claro que la experiencia multijugador no está rota del todo, pese a que la actualización tiene un impacto evidente en la estabilidad del juego. Dicho esto, el hecho de que un parche en teoría diseñado para mejorar el juego al final acabe degradando el rendimiento es muy decepcionante, y esperamos que no se tarde mucho en solucionarlo. A modo comparativo hemos probado también la versión parcheada de Call of Duty: Ghosts para PlayStation 4 y no hemos notado ningún cambio en el rendimiento respecto a la original - la cual no era tan suave como la de Xbox One, pero sí tenía una resolución mucho mayor.

Desconocemos la razón por la cual la versión para Xbox One ya no funciona tan bien como antes. Contactamos con Activision e Infinity Ward para que nos expliquen su punto de vista al respecto, pero en el momento de publicar este artículo no han querido hacer declaraciones.

Traducción por Josep Maria Sempere.

Contenido relacionado

Teaser de Disintegration

Lo nuevo de Marcus Lehto, co-creador de la saga Halo, se presentará en la Gamescom.

Artículo destacadoJulio de 2019: Los lanzamientos más interesantes del mes

Escogemos los juegos que deberías seguir más de cerca.

También en Eurogamer...

Apex Legends: Fin de semana de Doble XP - todos los detalles, fecha y hora de comienzo y final

Toda la información clave sobre el Fin de semana de Doble XP de Apex Legends

Apex Legends: 55 consejos, trucos y funciones poco conocidas

Conviértete en el líder de las partidas con nuestra ayuda.

Apex Legends: dónde está Nessy - cómo activar el easter egg que hace aparecer al Monstruo del Lago Ness

El easter egg mono (pero difícil de conseguir) de Apex Legends explicado al detalle.

Apex Legends: estadísticas de daño de armas y las mejores armas

Cuáles son las mejores armas de Apex Legends y por qué.

Comentarios (21)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos