Steam ha adoptado una nueva política de devoluciones gracias a la cual los usuarios podrán solicitar el reembolso del dinero pagado por cualquier juego, siempre y cuando lo hagan antes de catorce días después de la compra y sin haber jugado más de dos horas al mismo.

Según la compañía americana "quizás tu PC no cumpla los requisitos de hardware, quizás hayas comprado el juego accidentalmente o quizás hayas jugado durante una hora y no te ha gustado". Este matiz es importante, porque ahora es una devolución similar a la que permiten muchos grandes comercios, en los que no es necesaria una justificación concreta para que el proceso sea válido.

1

Según la regulación de la Unión Europea, los consumidores tienen un periodo de catorce días para devolver productos digitales, pero se estipula que los usuarios pierden este derecho una vez comienza la descarga. Para ello, según la ley, "el vendedor debe obtener primero tu consentimiento explícito para la descarga o emisión inmediata y tú debes aceptar expresamente que pierdes tu derecho de retractación una vez iniciado el procedimiento".

Es por ello que para comprar juegos en Steam debías hacer clic en una opción en la que rechazabas la opción de realizar una devolución, algo muy criticado por los usuarios. Otras plataformas tienen políticas diferentes: GOG te permite devolver el juego hasta treinta días después de su compra, pero con la condición de que no lo hayas descargado antes (lógico, al no tener DRM), mientras que en Origin, la plataforma digital de Electronic Arts, "las solicitudes de reembolso se pueden hacer en un plazo de 24 horas desde la primera vez que accedas al juego, siete días desde la fecha de compra o siete días desde la fecha de lanzamiento del juego si lo has reservado (lo que ocurra primero). Y si has comprado un nuevo juego de EA en un plazo de 30 días desde su fecha de publicación y no puedes jugar por problemas técnicos relacionados con EA, puedes solicitar un reembolso en un plazo de 72 horas desde la primera vez que accedas al juego, en vez de 24".

La solución de Valve con su nuevo sistema es introducir el límite de dos horas de juego. Esto permite a los usuarios comprobar que el juego funcione bien en su sistema y que les gusta, y en caso contrario proceder a la devolución. Así se evita el abuso del sistema y que la gente lo utilice básicamente para jugar gratis.

En Steam también se pueden devolver los DLCs, aunque en este caso hay letra pequeña y algunos detalles a tener en consideración. El primero es que no debes haber jugado más de dos horas al juego principal para el que se ha desarrollado ese DLC. El segundo es que se quedan fuera aquellos DLCs que modifican de forma irreversible el juego principal, como por ejemplo aquellos RPGs en los que el DLC aumenta el nivel máximo de experiencia. En estos casos en la página del juego se indicará de forma clara que estos DLCs son compras no reembolsables.

Pese a las mejoras en el sistema de devoluciones, sigue habiendo casos en los que no serán aplicables. El principal son los regalos, ya que según Valve "no podemos ofrecer devoluciones para regalos después de que el receptor los haya canjeado". Tampoco se podrán devolver las películas, por razones obvias, y la compañía americana no permitirá hacer devoluciones a los usuarios que hayan sido baneados por el sistema anti-tramposos.

Y si ya estáis maquinando formas de aprovechar el sistema de devoluciones a vuestro favor, pensadlo dos veces. Valve ha dejado claro que no permitirá el abuso de esta nueva política, y que se reserva el derecho de rechazar una devolución si encuentra indicios de que el usuario se está aprovechando de ella. "Las devoluciones están diseñadas para eliminar el riesgo a la hora de comprar juegos en Steam, no como una forma de conseguir juegos gratis", explican. "Si nos parece que estás abusando de las devoluciones, dejaremos de ofrecértelas".

Un detalle importante es que si compramos un juego y poco después se pone en oferta, Valve no pondrá problemas para que lo devolvamos y lo volvamos a comprar por el precio rebajado. "No consideramos un abuso solicitar una devolución por un juego que se compra antes de una promoción para luego comprarlo inmediatamente por el precio en oferta", explican.

Las devoluciones en Steam se hacen efectivas hasta una semana después de ser aprobadas, y el reembolso se realiza o bien en la Cartera de Steam o en el mismo método de pago realizado para la compra original, como puede ser la tarjeta de crédito. Esto depende del país en el que vivas, como explica aquí Valve, pero en el caso de España las devoluciones se pueden hacer en PayPal o tarjetas Visa, MasterCard, American Express, Discover y JCB. Se quedan fuera, en cambio, sistemas como WebMoney, PaySafeCard o MoneyBookers.

Esperemos que con todo esto os quede claro cómo funcionan las devoluciones, que se pueden realizar ya en help.steampowered.com.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.