Parece que el hecho de que la versión para PC de Modern Warfare 2 obligue al usuario a instalar SteamWorks, el sistema online de Valve, ha provocado la ira de diversos vendedores de juegos de PC por Internet, los cuales han adoptado una posición de boicot contra el juego y se niegan a venderlo.

La posición más beligerante es la de Direct2Drive, la cual ha afirmado a través de un representante que "no creemos que los juegos deban forzar al usuario a instalar un troyano". La empresa, propiedad del gigante IGN, también ha advertido que se negará a distribuir otros juegos que usen este sistema hasta que Valve "separe sus otros servicios de su sistema de distribución y venta online".

Otros vendedores, como Impulse o Gamersgate, también han anunciado su intención de no distribuir el juego de Infinity Ward y Activision, el lanzamiento más importante de 2009.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.