A pesar de que tras la compra de id Software por parte de Zenimax (la empresa madre de Bethesda) Electronic Arts afirmó que continuaría distribuyendo el juego, parece que han la situación ha dado un giro de 180 grados.

Zenimax ha emitido un comunicado en el que anuncia que las labores de distribución del juego serán efectuadas Bethesda, y que Electronic Arts está totalmente desligada del proyecto. También tranquilizan a los fans afirmando que "el desarrollo del juego no se verá afectado por este cambio de planes".

Falta por saber si Electronic Arts se va a pronunciar al respecto, porque todavía no están claras las razones de este repentino cambio, y dudamos que EA deje escapar sin poner ninguna traba un caramelo tan apetitoso como es el nuevo juego de John Carmack y compañía.

Acerca del autor

Josep Maria Sempere

Josep Maria Sempere

Subdirector

Josep Maria es subdirector y fundador de Eurogamer España y el máximo responsable del día a día de su línea editorial y de contenidos. Ama el punk-rock, el cine palomitero de Hollywood, los simuladores de submarinos, la sci-fi, los cacharros de Apple y la década de los 80. Puedes leerlo también en BFG9000, en su Twitter (@kr3at0r) o escucharlo en el podcast Ocho sobre Diez.

Más artículos de Josep Maria Sempere