Battlefield: Bad Company 2 - Vietnam

A la parrilla sabe mejor.

La guerra de Vietnam es, junto a la segunda guerra mundial, uno de los terrenos más fértiles para los grandes cineastas de Hollywood, regalándonos desde grandes obras como “La chaqueta metálica” o “Apocalipsis Now”, hasta documentales como “Un domingo cualquiera en la vida de Chuck Norris”.

Al haber sido un conflicto bélico de extrema repercusión política y moral para los EE.UU. y la opinión pública, pocas veces vemos incursiones en este escenario dentro del ocio digital. El estudio DICE, sin embargo no es un novato en ello: hace unos años nos deleitaron con el excelentísimo Battlefield: Vietnam, que tan solo pudimos ver en PC.

Lo que tenemos hoy entre manos no es un producto tan completo como aquel, pero si uno que viene a completar el Bad Company 2 original lanzado a principios de año. Aquí encontramos una nueva temática, perfecta para reenganchar a los usuarios que reclamaban algo más de variedad, y de esta manera conseguimos un cambio radical, no solamente en las vestimentas y el poderío armamentistico de la época, si no que pasamos de una paleta de colores grisácea, a una con colores mucho más vivos, haciendo especial hincapié en los tonos verdes y rojizos... o la naturaleza y el fuego, para entendernos mejor.

Hay cuatro mapas presentes en Vietnam, los cuales recrean perfectamente esa belleza que en ocasiones reside en la destrucción, y creedme si os digo que es todo un deleite visual para los ojos. Como decía, tenemos cuatro grandes y diferentes escenarios, recreados a la perfección con mucho mimo, para adaptarse a todas las clases de jugadores que se dan cita en el fragor de la batalla.

No importa si eres un aguerrido soldado con una UZI o por el contrario eres un cauto francotirador; todos tenemos nuestro sitio. Y por si fuera poco, tenemos una nueva arma que ha sido muy bien recibida por los miles de jugadores: el lanzallamas. Es un arma que pocas veces ha sido bien llevada a los videojuegos, pero que por suerte para nosotros se implementa perfectamente aquí, sin desestabilizar las partidas ni causar frustración en los jugadores. Y por si fuera poco aporta el punto exacto de “pandilocura” que necesitaba el juego: como bien dice el rey de las hamburguesas, “a la parrilla sabe mejor”.

Contenido relacionado

También en Eurogamer...

Comentarios (10)

Ya no se pueden publicar más comentarios. ¡Gracias por tu aportación!

Ocultar los comentarios con baja puntuación
Orden
Hilos